Los Dolphins eligen a Hill como su MVP. El foco ahora es el camino cuesta arriba contra los Bills

David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

Mientras Tyreek Hill era elegido por los Dolphins como el Jugador Más Valioso de la temporada, el equipo de Miami enfoca su preparación con miras al choque contra los Buffalo Bills en la primera ronda de los playoffs de la NFL.

Por otro lado, Raheem Mostert, uno de los hombres más valiosos de la ofensiva del equipo de Miami, quedó en duda para el encuentro del próximo domingo debido a que sufrió fractura en el pulgar en el triunfo 11-6 sobre los Jets, el domingo en el Hard Rock Stadium. Se programó para el mismo lunes la operación.

Mostert fue el mayor acarreador de los Dolphins en la pasada temporada regular con 891 yardas y tres touchdowns, además atrapó 31 pases para 202 yardas y dos touchdowns.

Si Mostert no juega contra los Bills será una baja muy sensible. Con su presencia el equipo de Miami es muy fuerte en el ataque terrestre y permite la alternativa de la ofensiva aérea, en la que Hill y Jaylen Waddle vienen de recibir entre los dos para 3,000 yardas.

También el estratega de los Dolphins Mike McDaniel deberá decidir sobre el quarterback abridor para enfrentar a los Bills. McDaniel dijo el lunes que aún no tiene nada claro al respecto y confía que el miércoles se despeje el panorama.

Skylar Thompson llevó al equipo hacia la clasificación a los playoffs, el domingo pasado, luego que Teddy Bridgewater aún no estuviese recuperado plenamente de la dislocadura que sufrió en el dedo meñique dos semanas atrás, en la derrota contra los Patriots de Nueva Inglaterra.

Tua Tagovailoa no ha sido liberado aún del protocolo de conmoción cerebral.

Todo esto hace que los Buffalo Bills sean amplios favoritos contra los Dolphins.

Las casas de apuestas otorgan 89 por ciento de posibilidades para que el club de Nueva York salga airoso y solo 11 por ciento favorecen al escuadrón de Miami.

Además, con el caso del safety de los Bills, Damar Hamlin, quien sufrió un paro cardiaco hace una semana en el choque contra los Bengals en Cincinnati, todas las simpatías en Estados Unidos se inclinan para el conjunto del quarterback Josh Allen.

En lo que respecta a Hill, quien fue firmado por los Dolphins por $120 millones y cuatro años, el lunes recibió el premio Dan Marino luego de haber establecido el récord histórico de yardas recibidas en la NFL para un jugador que debuta en un club con 1,710.

Por su parte, Tua Tagovailoa ganó el premio Don Shula al liderazgo; Alec Ingold fue designado como ganador del premio Ed Block al coraje; y Emmanuel Ogbah, el premio Nat Moore por servicios a la comunidad.

Pasadas las emociones por la clasificación y los premios, ahora McDaniel y su tropa tendrán que poner todo el enfoque en la cita de la próxima fecha. La realidad es que los pronósticos dan corta vida a los Dolphins en los playoffs y el desafío de los surfloridanos es contradecir esos augurios.

Desde el 2016, los Dolphins no avanzaban a la postemporada y el único sobreviviente de ese grupo es el cornerback Xavien Howard.

“Se siente bien volver a los playoffs y la última vez que estuvimos ahí fue contra los Steelers en Pittsburgh”, recordó Howard. “Ahora nos toca los Bills. Debemos mantener la humildad y empezar a trabajar. Es bonito estar con tantos jóvenes en el equipo y compartir con ellos esa sensación de que seguimos en carrera”.

La temporada regular del 2022 ha sido llena de escollos y quizás por eso haber alcanzado los playoffs significa como un alivio para el plantel.

“Todos estamos entusiasmados de una manera increíble”, sentenció el linenacker Jaelan Phillips. “Ahora es otro campeonato y empezamos 0-0. Ganar o irse a casa. Esto es muy atractivo”.