Dime cuánta carne comes y te diré qué tan rico (o pobre) eres

(FILES) In this file photo taken on July 29, 2014, a vendor places meat and sausages at the food zone of Oaxaca's market, in Oaxaca, Mexico.  Traditional and modern chefs of Oaxaca go to markets to find the best ingredients to prepare plates of the iconic traditional Mexican cuisine.  / AFP PHOTO / Omar TORRES / TO GO WITH AFP STORY by Jean Luis ARCE / More pictures in AFP FORUM        (Photo credit should read OMAR TORRES/AFP/Getty Images)
Foto: OMAR TORRES/AFP/Getty Images

Por I. Martínez

Los hogares mexicanos más ricos consumen en promedio 5 kilos de carne de res al mes, los de clase media 3 kilos, mientras que los más pobres sólo 2, de acuerdo con datos de la más reciente Encuesta Nacional Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) del Inegi.

En el decil 10, es decir, en el que más ingresos se tienen, se destinan en promedio 795 pesos al mes para comprar este tipo de alimento. Tomando en cuenta que el precio del kilo de la milanesa de res cuesta 158 pesos, de acuerdo con Profeco con datos de principios de agosto, da un consumo de 5 kilos mensuales.

Estos hogares tienen ingresos promedio mensuales de 55 mil 583 pesos, según la información del Inegi. En contraste, los más pobres ingresan 3 mil 38, y la clase media reporta 10,773 pesos.

Es en esas casas correspondientes al decil 1 donde al mes se destinan unos 363 pesos para el consumo de carne de res, lo que alcanza para 2.3 kilos de este alimento.

Mientras que en la clase media (decil 5) se ocupan 468 pesos en la compra de carne de res, lo que se traduce en 3 kilos de promedio mensual.

México es el sexto mercado del mundo que más carne de res consume, con 14 kilos por persona al año, según datos del Consejo Mexicano de la Carne.

Por delante se encuentran Argentina (55 kilos per cápita), Estados Unidos (37), Brasil (37), Turquía (18) y Unión Europea (15). El ‘top 8’ lo completan Rusia (13) y Pakistán (9).

.
.

¿En Estados Unidos es igual?

Sí, en una de las economías más grandes del mundo también quienes menos ganan son los que menos carne consumen en sus casas, y viceversa.

Los consumidores de los hogares más pobres en Estados Unidos destinan en promedio 12.4 dólares al mes en carne de res, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales de ese país.

Una libra (unos 450 gramos) de filete de res cuesta 5.88 dólares, según datos de junio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Es decir, en dichas casas el consumidor compra poco menos de un kilo de este alimento.

En contraste, en los hogares más ricos se gasta en promedio 29 dólares al mes en carne de res, es decir, 2.2 kilos.

Es importante destacar que estos datos se refieren a consumo de las personas en casa, y no toma en cuenta le carne se come fuera de ella, ni su gasto.

.
.

Precios en el mundo

En cuanto a los precios, México es la sexta nación del planeta donde es más barata la carne, de acuerdo con el Meat Price Index que realiza Caterwings.

Según este índice, un kilo de filete de pierna de res cuesta 6.69 dólares, sólo superado por Ucrania (3.70), India (4.73), Colombia (5.28), Malasia (5.76) y Sudáfrica (6.54).

.
.
.
.

Trabajar para comer carne

México es el octavo país a nivel global donde más hay que trabajar para comprar un kilo de carne, con 18.6 horas, según el índice de Caterwings.

Para elaborar este indicador, la firma toma en cuenta distintos tipos de carne y sus precios, y el salario mínimo de las naciones.

El país donde hay que trabajar más es Indonesia con 23.6 horas, seguido de la India (22.80) y Emiratos Árabes Unidos (22.1).

.
.

En contraste, apoyados por el nivel salarial, Dinamarca y Suecia son los países donde menos se tiene que trabajar para poder comprar un kilo de carne de res, con solo 1 hora.

En estas naciones europeas no hay salario mínimo, pero un danés gana en promedio unos 4,700 euros, y un sueco 3,680.

.
.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.