Anuncios

Uruguay también se vuelve a ilusionar

Montevideo, 22 nov (EFE).- Dos nuevas victorias, seis puntos más en la clasificación, cinco goles a favor y ninguno en propia portería pusieron a Uruguay más cerca del próximo Mundial en la doble fecha de eliminatorias sudamericanas que se cerró este martes.

La Celeste le puso broche de oro al 2023 y Marcelo Bielsa remarcó tras vencer a Bolivia en el histórico Centenario que tenía "sensaciones positivas" luego de consolidar un grupo de jugadores.

Y seguramente estas son similares a las que siente la gente, que le regaló a la plantilla 90 minutos repletos de aplausos tras un partido que el local dominó de principio a fin.

Antes, en la tierra donde la canción "Muchachos / Ahora nos volvimo' a ilusionar" se convirtió en un himno del fútbol, Uruguay hizo historia e ilusionó a todos.

Por primera vez desde que se juegan las eliminatorias sudamericanas, la Celeste venció a Argentina jugando como visitante y lo hizo siendo superior a un equipo que no perdía desde el primer partido del Mundial en el que levantó la copa.

De esta forma, sumó los primeros tres puntos de una doble fecha que lo dejó segundo con 13 enteros luego de ganar cuatro de los seis partidos que disputó.

En este momento, Uruguay se encuentra a dos unidades de Argentina y le sacó seis a Brasil.

Por otra parte, el hecho de haber jugado en Barranquilla, en Quito y en Buenos Aires hace que se haya sacado de arriba tres partidos que habitualmente le cuestan y en los que en esta oportunidad consiguió cuatro puntos de nueve.

En el camino hacia Rusia 2018 solo había conseguido allí un punto, al tiempo que en las eliminatorias del Mundial de Qatar 2022 había ganado tres.

Por otra parte, en la anterior doble jornada Uruguay logró una contundente y justa victoria por 2-0 frente a Brasil tras más de 22 años sin poder derrotarlo.

Pero más allá de los resultados y los números, lo más destacado de la Celeste es que ganó cada partido jugando de gran manera y sin sufrir.

Esta vez como lateral por derecha, Ronald Araujo reafirmó que es uno de los mejores defensores del mundo y en esta oportunidad a su gran trabajo defensivo lo coronó con un gol.

José María Giménez se destacó en su vuelta y Sebastián Cáceres demostró -una vez más- por qué Bielsa apostó por él.

En el centro del campo, Federico Valverde, Manuel Ugarte y Nicolás de la Cruz volvieron a brillar, mientras que cuando el jugador del PSG no pudo estar por una suspensión Rodrigo Bentancur lo reemplazó de gran manera.

Arriba, Darwin Núñez sumó dos actuaciones consagratorias, hizo tres goles más y se posicionó como el máximo anotador del certamen con cinco tantos.

Por su parte, Sergio Rochet, Matías Viña, Mathías Olivera, Cristina Olivera, Facundo Pellistri y Maximiliano Araujo también se destacaron cuando fueron titulares.

Y por si esto fuera poco, la vuelta a la selección de Luis Suárez hizo vibrar a los fanáticos, quienes lo esperaron ansiosos y este martes lo recibieron de la mejor manera.

Desde que el "Olé, olé, olé / Lucho, Lucho" bajó de las cuatro tribunas hasta el aplauso final, los más de 55.000 hinchas que llenaron el Centenario dejaron claro su amor por el goleador histórico.

Uruguay ganó sus dos partidos y los fanáticos de la Celeste también se volvieron a ilusionar. Ahora esperan que el próximo año, en el que habrá Preolímpico, Copa América y nuevamente eliminatorias, llegue repleto de alegrías.

"De aquí a que se reanuden las eliminatorias hay momentos importantes. Tratar de que Uruguay llegue a los Juegos Olímpicos, que son diferentes, son en París y son referenciales para el fútbol uruguayo. La Copa América que va a ser una fiesta y competir con los equipos europeos en partidos amistosos siempre es un desafío para los sudamericanos", subrayó este martes Bielsa.

Santiago Carbone

(c) Agencia EFE