Anuncios

TEPJF "batea" queja de diputada del PRI contra "Alito" Moreno

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó desechar la queja interpuesta ante el INE por la diputada del PRI, Monserrat Arcos, contra el dirigente del partido, Alejandro Moreno, por presunta violencia política de género, al señalar que se trata de un asunto intrapartidista que debe resolverse de forma interna.

La diputada priista interpuso una queja ante la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE, por violencia política de género por parte de "Alito" Moreno y el secretario de Finanzas del PRI, Hugo Eduardo Gutiérrez. Sin embargo, la unidad desechó la queja al señalar que no es competente.

La legisladora impugnó la decisión ante el Tribunal Electoral que, por mayoría de tres votos a favor y dos en contra, confirmó el desechamiento de la queja para que sea atendida por la Comisión de Justicia del Partido.

En enero pasado, la diputada señaló que mientras fue presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) se le habría pedido realizar "moches", a lo que ella se negó, por lo que comenzaron las agresiones de la dirigencia.

Al respecto, la magistrada Janine Otálora estimó que la queja sí podía ser atendida por el INE, al considerar que amerita una investigación al estar implicado no sólo el ejercicio de su cargo partidista, sino el ejercicio de recursos relacionados con el fortalecimiento de la participación político-electoral de las mujeres.

Expuso que existen tres vías para actuar que no son excluyentes, pues todas tienen fines distintos: un juicio de la ciudadanía, un procedimiento especial sancionador (INE) y por la vía intrapartidaria.

"Como al tratarse, justamente, de un asunto en el que se denuncia violencia política en razón de género, el trámite y la resolución de las quejas presentadas por la presunta víctima deben ser resueltas con una mayor celeridad y particularmente deben ser atendidas su petición de medidas de protección, las cuales sólo pueden ser emitidas por la Unidad Técnica", apuntó.

Por su parte, la magistrada presidenta Mónica Soto se pronunció a favor de desechar la queja, pero aclaró que la diputada también interpuso un juicio de la ciudadanía, el cual será resuelto por la Sala Superior.

"Aquí la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral no tiene competencia para investigar violencia política en razón de género al interior de un partido político. La competencia en primera instancia es al interior del partido y, posteriormente, será el Tribunal Electoral quien pueda conocer del caso", dijo.

"Aquí lo importante es que no se priva a la posible víctima del acceso a la justicia porque se reitera que será el órgano de justicia partidista quien en una primera instancia atienda por razón de competencia para resolver la queja en la que se alegan los hechos que de manera detallada ha narrado la Magistrada Janine Otálora Malassis y, posteriormente, en una segunda instancia el Tribunal lo hará si se impugna, por supuesto", sostuvo.