Anuncios

“Lleva tres semanas”: por qué hay una suba estacional de casos de Covid y qué aconsejan los especialistas

Los especialistas recomiendan la vacunación y reforzar las dosis de manera anual
Los especialistas recomiendan la vacunación y reforzar las dosis de manera anual

La percepción en la población, de acuerdo con las medidas de cuidado que se están viendo en colectivos o subtes, consultorios, supermercados o espacios públicos cerrados, parecería confirmar que repuntó la circulación del virus de Covid. Reapareció el uso del barbijo y empleados de farmacias refieren que, como con el repelente para mosquitos en esta temporada de dengue, también subió en estas semanas la demanda de alcohol en gel o spray.

Por los datos que difunde el área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación –corresponden a la primera semana del año–, una de cada cuatro personas que consultaban en una guardia con síntomas respiratorios tenía la infección. Entre los que necesitaban internación, esa proporción era algo menor, del 17%, a nivel nacional.

Secretos del conurbano: la iglesia de zona norte que, por su particular estilo, es un hito de la arquitectura argentina

Ante la consulta para contar con un panorama más actualizado, desde la cartera que dirige Mario Russo respondieron este jueves que el aumento de los casos de Covid-19 que están registrando “lleva tres semanas” y lo atribuyeron a “una combinación de factores”, entre los que enumeraron “la propagación de variantes más contagiosas, la relajación de las medidas de prevención y la falta de vacunación en ciertas poblaciones”.

Indicaron, a la vez, que esa suba es “más pronunciada” que en el último brote de agosto/septiembre del año pasado. “No obstante, en las últimas tres semanas, que es donde se registra el ascenso, el promedio semanal de notificaciones es de 1750, mientras que en las mismas semanas del año previo era de 37.000″, señalaron.

Las cifras surgen del monitoreo de las infecciones respiratorias bajo vigilancia, a las que se sumó el Covid desde hace dos años. Ese seguimiento se hace a través de unidades de monitoreo ambulatorio (UMA) en hospitales que designa cada provincia y las áreas de internación. Recordaron desde la cartera sanitaria que desde 2022 no se testean todos los casos, sino que se monitorea una “tendencia” epidemiológica a partir de pacientes ambulatorios atendidos en las UMA, las internaciones y los decesos por Covid, como con las demás infecciones respiratorias agudas bajo vigilancia.

“Situación habitual y esperable”

Pero basta con preguntarle a quien mencione que en las últimas semanas estuvo con Covid o que diga que está cursando la infección para conocer que el diagnóstico fue “porque anda el virus”, entre otras frases que replican. Esto parecería ser más común en los más jóvenes que en los adultos mayores, más propensos a seguir las recomendaciones de reforzar la vacunación antiCovid y consultar en caso de síntomas, según coincidieron funcionarios de Salud de distintos distritos consultados de manera informal esta semana. Compararon, también, la magnitud de los casos al aumento de agosto/septiembre del año pasado: en el pico de esa curva de contagios hubo poco menos de 2000 casos registrados en la semana del 3 al 9 de septiembre.

Durante 2023, según se informó oficialmente la semana pasada, se confirmaron 100.034 casos y 500 personas fallecieron por Covid (el 74,4% tenía 65 años o más). A modo de comparación, el año pasado hubo 106 decesos por gripe.

“Si bien los casos detectados se encuentran en niveles bajos, todas las semanas se registran casos nuevos de Covid-19 en las UMA, lo que da cuenta de la persistencia de la circulación viral”, informó la cartera sanitaria nacional en su boletín epidemiológico con datos a la primera semana de este mes.

En el Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires, evalúan que el escenario se encuentra en “una situación habitual y esperable”. Ante la consulta, indicaron: “Hemos aprendido que el Covid tiene un ciclo de aumento de casos en el otoño y el invierno y, frecuentemente, hace al menos algún ciclo más de aumento que se suele relacionar con los encuentros sociales. Y todos los años, desde 2020 a esta parte, en Navidad, Año Nuevo y las primeras semanas de enero siempre hubo un aumento de casos. Es un período de encuentro social y eso, naturalmente, facilita el contagio”.

La recomendación de las autoridades sanitarias sigue siendo mantener los cuidados aprendidos para prevenir las infecciones respiratorias (lavado de manos, ventilación de ambientes y uso de barbijo si así se indica, como, por ejemplo, en los centros de salud). “Para continuar con escenarios de bajo riesgo, es fundamental sostener la prevención”, reafirmaron desde la cartera porteña que dirige Fernan Quirós.

Vacunación

También, desde la Ciudad, recordaron, como con la gripe, la vacunación con una dosis de refuerzo por año. Se puede solicitar acá un turno online en más de 45 vacunatorios porteños y cada jurisdicción informa cómo acceder a ese servicio.

Desde el Ministerio de Salud nacional coinciden con la recomendación de actualizar la protección para reducir el riesgo de internación o muerte en el caso de contraer la enfermedad. En especial, los grupos de alto riesgo: adultos mayores, embarazadas, personas con comorbilidades o inmunocomprometidas y el personal de la salud. En las últimas semanas, los distritos registraron un “marcado aumento” de las aplicaciones, según se informó. La semana pasada, de acuerdo con datos del registro nacional de vacunación Nomivac a este lunes, se aplicaron 31.074 dosis en todo el país, entre las que se cuentan todavía primeras o segundas dosis o refuerzo, que fue la mayor proporción notificada (29.712 dosis).

Las vacunas que se están aplicando son las bivalentes de los laboratorios Pfizer/BioNTech y Moderna. Combinan la variante original del virus SARS-CoV-2 (Wuhan) y subvariantes de ómicron (como BA4 y BA5) que causaron brotes hace dos años.

El 1° de septiembre pasado, ingresó a la Anmat la solicitud de aprobación de la vacuna monovalente de Moderna actualizada con la variante XBB 1.5 y que es la versión que ya se está aplicando en Europa y Estados Unidos. La agencia regulatoria local aún no se expidió, según se pudo confirmar ayer. Hay un contrato abierto con el Ministerio de Salud para la provisión de la formulación actualizada; de acuerdo con ese acuerdo, la entrega sería de 1,2 millones de dosis. Siete de cada 10 casos de Covid en el país a finales del año pasado era por la variante XBB.

Pero aún hay un stock de bivalentes para distribuir que sería de unos 3,6 millones de unidades, entre las dosis solo de esos dos productores. Las de Moderna vencen en marzo y las de Pfizer, en mayo.

A través de un pedido de acceso a la información pública, LNData estimó que arribaron al país 10.052.020 dosis de vacunas bivalentes (incluidas las de uso pediátrico) entre noviembre de 2022 y septiembre de 2023.

Los registros oficiales de esos arribos estos años terminan por desmentir al Ministerio de Salud que conducía Carla Vizzotti cuando, en diciembre de 2022, respondieron a este medio que habían postergado la llegada de las vacunas bivalentes “para algún momento del año que viene [por 2023]”. La fuerte caída de la vacunación en el año combinado con la llegada de más dosis terminó por generar un exceso de stock y había que aplicar la mayor cantidad que fuera posible antes de que cumplieran su vida útil, como dio cuenta LA NACIÓN. Eran unos 12,3 millones de dosis para chicos y adultos, según se estimó en ese momento, mientras que crecía la demanda en la población de contar con una formulación que protegiera ya contra la variante ómicron circulante.

Donaciones a otros países a través de la Cancillería y extensión de la fecha de vencimiento de los lotes –solo un laboratorio rechazó ese cambio–, no fueron suficiente para evitar que se vencieran “millones de dosis” de esas compras durante la gestión de Vizzotti, según definió una fuente calificada. A noviembre del año pasado, se había distribuido a las jurisdicciones, incluida la administración central, 5,2 millones del total de bivalentes arribadas hasta septiembre del año pasado.