Anuncios

Lo que sabemos sobre los comandantes iraníes muertos en el ataque de Israel en Siria

Un grupo de personas en Irán se manifestó el martes contra el ataque israelí que mató a comandantes iraníes en Damasco, Siria. (Arash Khamooshi/The New York Times)
Un grupo de personas en Irán se manifestó el martes contra el ataque israelí que mató a comandantes iraníes en Damasco, Siria. (Arash Khamooshi/The New York Times)

Entre los líderes se encontraba el general Mohammad Reza Zahedi, el máximo dirigente de las fuerzas armadas iraníes asesinado luego de que Qasem Soleimani falleciera en un ataque ejecutado en 2020.

El líder supremo de Irán prometió el martes vengar la muerte de tres comandantes y cuatro oficiales de las fuerzas armadas iraníes, un día después de que murieran en un ataque aéreo israelí desplegado con precisión contra el complejo de la embajada iraní en Damasco.

Los dirigentes, según funcionarios iraníes, eran algunos de los funcionarios de más alto rango de la Fuerza Quds, que supervisa las operaciones militares y de inteligencia encubiertas de Irán en Siria y Líbano. El ataque fue el más mortífero contra oficiales iraníes de los últimos tiempos y ha sacudido a los grupos de poder de las fuerzas armadas del país.

El bombardeo, el más reciente en el enfrentamiento de años de duración entre Irán e Israel y una aparente escalada en ese conflicto, ha vuelto a llamar la atención a las ambiciones de Israel e Irán en la región y la red de representantes que Irán usa para librar sus batallas.

“Haremos que se arrepientan de este crimen y de crímenes similares, con la ayuda de Dios”, dijo el ayatolá Ali Jamenei, líder supremo, refiriéndose a los israelíes.

Esto es lo que sabemos sobre los comandantes que murieron.

¿Qué importancia tenían los comandantes de la Fuerza Quds que murieron?

Entre los oficiales que fallecieron el lunes se encontraba el general Mohammad Reza Zahedi, veterano de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica y de su rama exterior, la Fuerza Quds. Según tres oficiales iraníes y un miembro de la Guardia, Zahedi era el máximo comandante de esa institución en la región, y se encargaba de la red de milicias de Irán, en particular las de Líbano y Siria.

El general, el comandante de más alto rango que ha sido asesinado desde el fallecimiento de Qasem Soleimani por un ataque de Estados Unidos en 2020, coordinaba los grupos armados respaldados por Irán y seleccionaba objetivos en sus ataques contra intereses estadounidenses e israelíes en la región.

Su muerte, según los analistas, fue un duro golpe para las operaciones militares de Irán en el Medio Oriente.

Un miembro de la Guardia que conocía al general Zahedi, pero que pidió el anonimato por no estar autorizado para hablar públicamente, declaró que los dirigentes iraníes estaban “conmocionados” por su muerte y consideraban que vengar su muerte era su deber moral. Los medios de comunicación estatales iraníes publicaron múltiples fotos del general Zahedi a través de los años con altos funcionarios militares y políticos iraníes.

Entre esos destacados personajes se encuentra el propio Jamenei, con quien el general sirvió como joven revolucionario en la década de 1970 y como camarada en la guerra Irán-Irak de la década de 1980. Debido a sus múltiples estancias en Líbano, el general también mantuvo una relación estrecha con Hassan Nasrallah, el líder de Hizbulá, la milicia chiita respaldada por Irán en ese país.

Como comandante de la Fuerza Quds en Líbano y Siria de 2008 a 2014, controló las fuerzas iraníes desplegadas para ayudar al presidente sirio Bashar al Asad a mantenerse en el poder en el momento álgido de la guerra civil de ese país, según la biografía oficial del general.

Zahedi murió junto con otros dos altos funcionarios de la Fuerza Quds: los generales Hossein Aminollahi y Mohammad Hadi Haj Rahimi, adjunto de Zahedi. Ambos eran veteranos de guerras en el Medio Oriente, según informan los medios de comunicación iraníes. También murieron otros cuatro oficiales de la Fuerza Quds.

¿La pérdida de estos comandantes afectará a la Fuerza Quds?

En el pasado, Irán se las ha arreglado para sortear los asesinatos de sus altos mandos a manos de Israel y Estados Unidos sin que eso afectara demasiado a sus operaciones.

Pero el alcance y el momento del bombardeo del lunes suponen un nuevo reto para la República Islámica.

El ataque se produce en un momento de guerra en Gaza, que Irán ha intentado extender e intensificar en varios frentes mediante la participación de sus milicias interpuestas, conocidas como el eje de la resistencia. Estas milicias han abierto frentes en Líbano, Irak, Siria y el mar Rojo desde donde atacan a Israel y sus intereses. Irán también proporciona apoyo financiero, táctico y militar a Hamás y a la Yihad Islámica Palestina, los dos principales grupos armados palestinos que luchan contra Israel en Gaza.

Según los analistas, la pérdida del general Zahedi, máximo comandante de campo de Irán, y de su adjunto, aniquila instantáneamente años de experiencia militar y conexiones personales que suelen ser clave para el éxito de las operaciones en Medio Oriente.

Como mínimo, Irán sufrirá un golpe táctico a corto plazo hasta que pueda reagruparse. Según los analistas, dependiendo de la rapidez con que Irán pueda desplegar un sustituto comparable al general Zahedi, sus fuerzas y colaboradores podrían ser vulnerables.

“Esta es la versión israelí del ataque estadounidense contra Qasem Soleimani”, dijo Dana Stroul, quien trabajó como alta funcionaria del Pentágono para la política de Medio Oriente y que ahora se desempeña en el Instituto de Washington para la Política de Medio Oriente. “El ataque no solo impuso costos directos a la cúpula de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, sino que, al acabar con individuos responsables de operaciones encubiertas en el extranjero, asestará un golpe significativo a la red de agentes de Irán”.

Pero, a largo plazo, es probable que el efecto de perder a estos comandantes sea más manejable.

“Desde un punto de vista táctico y a corto plazo, su ausencia se sentirá”, afirmó Sina Azodi, experto en el ejército iraní y profesor de la Universidad George Washington. “Pero desde un punto de vista estratégico, no afectará a las operaciones de Irán en la región ni reducirá significativamente su influencia”.

¿Irán podría tomar represalias?

Los analistas afirman que Irán desea responder de una forma que disuada a Israel de futuros ataques. Tiene varias opciones para tomar represalias, pero en cada caso hay muchos factores en juego.

Irán podría lanzar misiles balísticos de largo alcance contra Israel directamente desde su propio suelo, como hizo contra una base militar estadounidense en Irak en represalia por la muerte del general Soleimani en 2020. Sin embargo, este planteamiento entraña el riesgo de desencadenar una guerra total con Israel y de arrastrar potencialmente a Estados Unidos, un escenario que Irán ha evitado en gran medida desde los ataques efectuados por Hamás el 7 de octubre.

Irán también podría responder a través de sus aliados, en particular Hizbulá, que podría intensificar los ataques a lo largo de la frontera de Israel con Líbano. Irán también podría ordenar ataques desde sus colaboradores en Siria e Irak contra bases militares estadounidenses como una manera de presionar al gobierno de Joe Biden para que frene a Israel.

¿Cuáles son los cálculos políticos dentro de Irán?

Hay divisiones dentro de los círculos de toma de decisiones de Irán, incluido el Consejo Supremo de Seguridad Nacional y dentro de la Guardia, sobre cómo debe responder Irán, según tres iraníes familiarizados con las deliberaciones.

El Consejo dijo que había convocado una reunión de emergencia el lunes por la noche a la que asistió el presidente de Irán para discutir el ataque y que había llegado a “una decisión apropiada”, sin entrar en detalles.

En la reunión, algunos miembros de la línea dura argumentaron que Irán debería atacar objetivos dentro de Israel con misiles. Todo lo que no fuera una respuesta directa demostraría debilidad. Pero otros miembros más moderados se opusieron, diciendo que Israel estaba llevando a Irán a la guerra y el país debía continuar con su política de “paciencia estratégica” y de represalias a través de sus milicias aliadas, según los tres iraníes, dos de ellos miembros de la Guardia.

Sin embargo, Jamenei tiene la última palabra sobre cómo responder y, según ellos, su posición será más clara en los próximos días y semanas.

Eric Schmitt colaboró con reportería desde Washington.

Farnaz Fassihi es reportera de The New York Times en Nueva York. Antes fue redactora sénior y corresponsal de guerra para el Wall Street Journal durante 17 años, con sede en el Medio Oriente. Más de Farnaz Fassihi.

Eric Schmitt colaboró con reportería desde Washington.

c. 2024 The New York Times Company