Anuncios

El rey jordano pide a Scholz más esfuerzos de comunidad internacional para tregua en Gaza

Amán, 17 mar (EFE).- El rey de Jordania, Abdalá II, pidió este domingo al canciller alemán, Olaf Scholz, que la comunidad internacional redoble sus esfuerzos para implementar un alto el fuego en la Franja de Gaza, en un momento en el que Israel prepara una ofensiva militar contra Rafah, en el extremo sur del enclave.

En una reunión con el alemán en la localidad de Aqaba, en el sur de Jordania, Abdalá urgió "intensificar los esfuerzos para proteger a los civiles, proporcionar suficiente ayuda humanitaria en la Franja, además de hacerla llegar con todas las vías posibles", de acuerdo con la televisión jordana Al Mamlaka.

Asimismo, recordó la "necesidad de que la comunidad internacional se mueva para alcanzar un alto el fuego inmediato y permanente" en Gaza, donde la situación humanitaria es "miserable" y requiere "esfuerzos duplicados" para evitar que empeore todavía más.

En este sentido, advirtió del "peligro" que supone suspender la financiación de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), después de que Alemania hiciera lo propio tras las acusaciones de Israel contra una decena de trabajadores de la organización de haber participado en los ataques del 7 de octubre.

El monarca jordano, uno de los líderes que más ha apelado a la comunidad internacional a detener la guerra en Gaza, también manifestó su rechazo a "cualquier intento de desplazar a los palestinos" del enclave o de Cisjordania ocupada, al tiempo que urgió trabajar "eficazmente" para encontrar una solución política en base a la solución de los dos Estados.

Scholz afirmó hoy que un gran número de víctimas que podría provocar una ofensiva militar terrestre por parte del Ejército israelí en Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza, dificultaría enormemente una solución pacífica en la región de Oriente Medio.

En Rafah, en el extremo meridional de la Franja fronterizo con Egipto, se encuentran unos 1,5 millones de desplazados que no tienen ya adonde huir.

(c) Agencia EFE