Anuncios

La revancha de Pinamar: segunda quincena con “buenos números” y el factor que marcó la diferencia

Turistas disfrutando del último domingo de enero en las playas de Pinamar
Turistas disfrutando del último domingo de enero en las playas de Pinamar - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

PINAMAR (Enviado especial).- “Hubo revancha”, celebra Fabián Salvucci, titular de las filiales en Pinamar y Cariló de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), en diálogo con LA NACION. A la luz de una primera quincena en Pinamar que exhibió las cifras más bajas –en ocupación, reservas y consumo– de los últimos años, la segunda mitad del mes logró sobreponerse a la incertidumbre y remontar una temporada de verano que, tanto desde los rubros hoteleros como gastronómicos e inmobiliarios, ya daban ciertamente por perdida.

“Contra todo pronóstico, la segunda quincena terminó siendo muy buena. En diciembre y enero nos dimos un golpazo. Había reservas a niveles históricamente bajos. Sin embargo, todo cambió del 15 de enero en adelante. Hubo hoteles que lograron incluso obtener un punto porcentual más que el año pasado en ciertas estadísticas”, remarca Salvucci, quien es además dueño del Hotel Savoia en Ostende.

Consultado por los niveles de ocupación en las diversas localidades que componen el partido de Pinamar, detalla: “Nosotros trabajamos específicamente con hoteles de tres estrellas para arriba. Todos tuvieron una ocupación del 95% durante los días de semana. Y respecto de los últimos tres fines de semana, fue del 100%. La realidad es que terminamos con muy buenos números. Hubo revancha para nosotros. Llegamos a estas cifras de una manera atípica, ya que todo se dio sobre la marcha. Pero llegamos al fin”.

El buen tiempo fue un aliado para el repunte del turismo en Pinamar
El buen tiempo fue un aliado para el repunte del turismo en Pinamar - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

Asegura que el factor climatológico fue “clave” para la concurrencia de personas a la costa atlántica esta segunda quincena, variable que fue también acentuada por fuentes del sector inmobiliario y gastronómico. “El sol y las altas temperaturas influyeron casi de manera determinante en la decisión de las familias de viajar o no a Pinamar y otras ciudades balnearias. En nuestro caso, ayudó un montón. Teníamos personas que venían por dos días y, tras dar un vistazo al pronóstico, resolvían quedarse una semana”, completa.

Desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Pinamar (AEHG), que agrupa a más de 150 hoteles distribuidos por todo el partido, coinciden parcialmente con los datos provistos por AHT. Hacen especial hincapié en que “los parámetros de la segunda quincena fueron lo que cualquiera podría esperar de una temporada normal”. “Tuvimos una ocupación de entre el 80 y 85% los días de semana y de 90 a 95% los fines de semana. Cariló terminó en la nota más alta, con un 93%, seguido de Pinamar con el 92%. Valeria del Mar y Ostende brillaron sin duda alguna por el gran número de reservas que acumularon”, señala Pedro Marinovic, secretario de AEHG.

Y hace una salvedad: “En materia de gastronomía, las cifras se mantuvieron bajas. Hubo un 20 o 25% menos de consumo. Eso se nota con facilidad. Los sueldos no acompañaron y la gente prefiere ahorrar lo que tiene o gastarlo de manera más eficiente”.

La segunda quincena superó las expectativas, aunque dentro del contexto general de crisis
La segunda quincena superó las expectativas, aunque dentro del contexto general de crisis - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

En lo que al alquiler de departamentos y casas de verano refiere, la segunda quincena de enero fue evaluada en dicho rubro como “muy buena”. “Tuvimos números bastante óptimos para lo que se esperaba. Llegamos incluso a tener consultas de personas que querían venir a Cariló o Pinamar, consultaron durante dicho período y no teníamos disponibilidad”, precisa Stella Vignau, titular de la inmobiliaria que lleva su nombre y opera en Pinamar y Cariló. “Para lo que se esperaba, fue sin dudas muy positiva”, recalca en diálogo con LA NACION.

Al hablar de números, manifesta que “la ocupación total rondaba en un promedio del 90% los días de semana” mientras que “los fines de semana prácticamente estuvieron al 100%”. “Esta temporada tuvieron mucho protagonismo los dueños. Muchos resolvieron no alquilar o, en vez de irse a otro lado, se quedaron directamente en la costa. La ocupación fue un mix de inquilinos y propietarios”, acota.

Del mismo modo que Salvucci, vincula la gran afluencia de familias y jóvenes a la ciudad que preside Juan Ibarguren con “el factor climático”: “Es un detalle que no es menor. Se había anunciado desde el principio de enero una temporada que climatológicamente era mala. Sin embargo, estuvo muy parejo. El que no vino a la costa atlántica porque el clima presuntamente no iba a acompañar, no tomó una gran decisión. No exagero cuando digo que habían anunciado que iba a ser el peor enero de la historia. Pero no fue así”.

En cuanto a febrero, todos apuestan al fin de semana extralargo de Carnaval
En cuanto a febrero, todos apuestan al fin de semana extralargo de Carnaval - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

Walter Zenobi, socio de Rada Beach, uno de los paradores de moda en la ciudad, termina con el balance al señalar que “los números estuvieron un poco por debajo de años anteriores”. Aun así, insiste en que es una segunda quincena “muy positiva teniendo en cuenta el contexto”. “El parador estuvo al 100%, con lo cual cerramos un mes de enero con un promedio mensual total del 92%. El restaurante mantuvo una tasa de ocupación sostenida durante todo el mes, con números similares en cantidad de cubiertos a los del año pasado”, cierra.

Expectativas para el mes de febrero

Con la mira puesta en el Carnaval, celebración que trae un fin de semana extralargo y se extenderá entre el sábado 10 de febrero y el martes 14, desde las filiales en Pinamar y Cariló de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) anticipan una “muy buena ocupación” para la primera semana del segundo mes del año. “Después de los festejos, veremos”, dice Salvucci, entre risas.

A mi modo de ver, la primera semana de febrero va ser similar a la primera de enero. Vendrá bastante gente, pero los mejores números volverán a quedárselos los fines de semana”, analiza Marinovic. Y reitera: “Si el clima nos acompaña, turistas y movimiento va a haber. Eso es lo más importante.

Stella Vignau coincide: “Tenemos buenas expectativas, pero tampoco son grandiosas. Históricamente enero es de los jóvenes. Febrero es más familiar, más del comerciante, en quienes mayor impacto tuvo la crisis económica. Lo pensarán dos veces. Tendremos una gran quincena de febrero por el Carnaval y después caerá abruptamente”.

“Para febrero, existe mucho optimismo de cara a los primeros 15 días por el carnaval. Un dato alentador es que al día de hoy, la ocupación es mayor comparada al mismo día del año pasado, lo que nos indica que será un mes activo”, cierra Zenobi.