Anuncios

Quiénes pueden ser los Consejeros que podrían sustituir a Carlos III

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 5 (EL UNIVERSAL).- El Palacio de Buckingham anunció este día que el rey Carlos III sufre un "tipo de cáncer", el cual no fue especificado; sin embargo, la cadena británica BBC informó que no es cáncer de próstata.

El rey, de 75 años, comenzó hoy mismo un "calendario de tratamientos regulares", durante los cuales suspenderá sus actividades públicas, según Buckingham. No obstante, pese a cancelar sus próximas actividades públicas, Carlos III seguirá desarrollando su trabajo de despacho con normalidad.

Carlos III se siente "muy positivo" sobre su tratamiento oncológico y pretende "regresar a la plena actividad pública tan pronto como sea posible".

El rey expresó además su agradecimiento al equipo médico que le ha atendido por su "rápida intervención", que hizo posible su reciente proceso quirúrgico.

La BBC indicó que "existe un mecanismo constitucional para cuando el jefe de Estado no puede llevar a cabo deberes oficiales; en esa circunstancia se pueden nombrar "consejeros de Estado" para sustituir al monarca".

En ausencia de Carlos III, Reina Camila podría tomar las riendas del trono británico

Los miembros de la realeza que pueden sustituir al rey son la reina Camila y los cuatro adultos de mayor edad en la línea de sucesión: el Príncipe William, Harry, Andrés y la Princesa Beatriz.

Se cree que a ninguno de ellos se le pedirá que sustituya al Rey de forma formal, porque la realeza ha anunciado que seguirá trabajando entre bastidores en asuntos estatales y documentos oficiales.

Es probable que esto incluya su reunión semanal con el primer ministro Rishi Sunak, que normalmente se celebra los miércoles, y las reuniones periódicas del Consejo Privado.

De acuerdo con The Mirror, sólo los "miembros trabajadores" de la familia real serán llamados a actuar como Consejeros de Estado, descartando al Príncipe Andrés y al Príncipe Harry de la lista. En cambio, se puede pedir a la princesa Ana y a Eduardo que ocupen sus lugares. Ambos fueron consejeros de Estado antes de ser superados en el orden de sucesión.

El príncipe Andrés, duque de York, se retiró de sus deberes reales después de que se hiciera pública su asociación con el delincuente sexual estadounidense Jeffrey Epstein. El príncipe Harry, duque de Sussex, vive con su familia en Estados Unidos y ha dejado de ser un "realeza trabajadora". Por ley, los consejeros de Estado deben tener un domicilio en el Reino Unido, pero Harry no tiene dirección aquí después de retirarse de sus deberes oficiales.

"El Rey está agradecido a su equipo médico por su rápida intervención, que fue posible gracias a su reciente procedimiento hospitalario. Sigue siendo totalmente positivo acerca de su tratamiento y espera volver a desempeñar plenamente sus funciones públicas lo antes posible", dijo el Palacio de Buckingham.

"Su Majestad ha decidido compartir su diagnóstico para evitar especulaciones y con la esperanza de que pueda ayudar a la comprensión pública de todos aquellos en todo el mundo afectados por el cáncer".