Anuncios

Quiénes son los opositores que se refugian en la embajada argentina en Caracas y cómo se vive el asedio desde adentro

Cinco de los seis opositores refugiados en la embajada en Venezuela
Cinco de los seis opositores refugiados en la embajada en Venezuela - Créditos: @twitter

BOGOTÁ.- La revolución bolivariana mantiene bajo asedio a la Embajada de Argentina en Caracas desde que el pasado lunes ingresaron en sus instalaciones seis dirigentes opositores al gobierno de Nicolás Maduro. Funcionarios de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpolec) cortaron ese día el suministro eléctrico, incluso se llevaron los fusibles. También se han producido cortes intermitentes en el servicio de agua.

En el interior de la legación permanecen parte del equipo político más cercano a María Corina Machado, encabezado por Magalli Meda, jefa de campaña y mujer de total confianza de la líder opositora, y Pedro Urruchurtu, coordinador internacional de Vente Venezuela (VV), el partido liderado por la dirigente liberal-conservadora. Los acompañan el exdiputado Omar González, que en la actualidad funge como uno de los coordinares regionales del comando electoral; el experto electoral Humberto Villalobos, uno de los más prestigiosos del país, y Claudia Macero, al frente de la comunicación del partido. Una sexta persona prefiere mantener su identidad en el anonimato por seguridad.

Con la persecución de su equipo, el chavismo intenta aislar y desactivar a Machado, que desde el año pasado protagoniza un fenómeno político que se compara con el obtenido por Hugo Chávez en 1998, su primera victoria electoral. En esta oleada de apoyo, Magalli Meda jugó un papel fundamental, siempre al frente de los distintos dispositivos de Vente Venezuela sobre el terreno. La cercanía tan estrecha entre ambas mujeres provocó que Diosdado Cabello, número dos del chavismo, sostuviera durante semanas que Meda se convertiría en la candidata suplente de Machado en caso de mantenerse la inhabilitación, como así fue.

Finalmente Machado optó por Corina Yoris, una filósofa de 80 años apartada del juego político.

Urruchurtu, un joven politólogo de 33 años, es pieza fundamental en la estrategia de Machado de cara a la comunidad internacional. También forma parte de la mesa directiva de la Red Liberal de América Latina. Tras la acusación por traición a la patria cursada por la Fiscalía en diciembre, Urruchurtu permaneció varias semanas refugiado en una embajada europea. Una vez recuperada la “libertad” gracias a gestiones internacionales, intentó viajar al extranjero, pero se le negó la salida del país.

Fuentes de Vente Venezuela (VV), partido de María Corina Machado, denunciaron a LA NACION que el asedio puesto en marcha es una violación del artículo 22 de la Convención de Viena para las relaciones diplomáticas.

“La valentía mostrada por los funcionarios de la cancillería argentina en Venezuela son gestos que los enaltecen. La posición del presidente Javier Milei es absolutamente valiente, nos sentimos seguros acá”, explicó Omar González en una entrevsita con Radio Rivadavia, y dijo que hasta el momento no iniciaron trámites para pedir asilo político a la Argentina.

“Nuestra gratitud con el gobierno de Argentina y sus instituciones por su protección y solidaridad democrática en estas horas de persecución y arremetida en Venezuela”, escribió, por su parte, Urruchurtu en X (ex Twitter).

En el seno de VV se valora “la protección y el refugio que está brindando el Estado argentino en estas horas de arremetida por parte del régimen”. “Es una manera de mantener a salvo a nuestros compañeros. Son horas difíciles, pero la Embajada se ha ocupado de brindarles todas las atenciones necesarias. Sabemos que están bien. Trabajando y luchando”, dicen en el partido opositor.

En tanto, la Plataforma Unitaria Democrática, la coalición opositora de Venezuela, repudió a través de las redes sociales “las acciones tomadas desde el poder en contra de la Embajada de Argentina, cortando el suministro eléctrico luego de que el gobierno de ese país se pronunciara a favor de los ciudadanos que queremos elecciones libres y justas en Venezuela”.

“Estas acciones también pueden representar represalias en contra del gobierno argentino por acoger a compañeros de las fuerzas democráticas que son arbitrariamente perseguidos por oponerse al régimen de Nicolás Maduro”, agregó.

Embestida

La temida “Furia Bolivariana”, como Maduro bautizó a esta embestida contra VV, ya le ha costado la cárcel a siete dirigentes, incluido el número 2 en el partido de Machado y coordinador nacional, Henry Alviarez, y la exdiputada y jefa política, Dignora Hernández. Tanto Alviarez como Urruchurtu y Macero permanecieron a finales del año pasado durante varias semanas refugiados en una embajada europea.

Desde finales del año pasado, el gobierno ha implicado a los dirigentes de VV en conspiraciones de lo más variadas, todas ellas sin pruebas ni credibilidad, que van desde saltos fronterizos a toma de cuarteles y a varios intentos de magnicidio contra Maduro.

La líder de la oposición María Corina Machado, que enfrenta una prohibición gubernamental para postularse para un cargo, ofrece una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el martes 26 de marzo de 2024.  (AP Foto/Ariana Cubillos)
La líder de la oposición María Corina Machado, que enfrenta una prohibición gubernamental para postularse para un cargo, ofrece una conferencia de prensa en Caracas, Venezuela, el martes 26 de marzo de 2024. (AP Foto/Ariana Cubillos) - Créditos: @Ariana Cubillos

La última “conspiración” denunciada por el chavismo para atentar contra Maduro habría fracasado el pasado lunes gracias, según el propio mandatario, a la acción del pueblo presente en la marcha de apoyo al candidato oficialista junto al Consejo Nacional Electoral (CNE) el día en que inscribió su candidatura para las elecciones presidenciales. Vente Venezuela no logró inscribirse, en una maniobra denunciada por los gobiernos de la región. El fiscal asegura que dos personas detenidas el lunes con armas de fuego son militantes de VV, partido al que definió como una “microsecta”.

“Me persiguen para tratar de atentar contra mi vida, como se demostró ayer con la captura de los individuos del movimiento terrorista llamado Vente Venezuela... Será Vente Terrorista”, dijo Maduro este martes en una transmisión en la televisión estatal.

Este no se trata del primer asedio revolucionario en contra de una embajada. Durante la pandemia, tres dirigentes cercanos al por aquel entonces presidente encargado, Juan Guaidó, se refugiaron en la Embajada de Francia en Caracas. El gobierno también ordenó el corte del suministro eléctrico y del agua, también el gas, además de militarizar la zona.

En la residencia del embajador español en la capital venezolana también permaneció refugiado el exprisionero político Leopoldo López durante 18 meses. Entonces, España también mantuvo a agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) afuera de la embajada durante toda la estadía del líder opositor, como ahora planea hacer la Argentina. Otros dirigentes permanecieron muchos meses en las embajadas de Chile, Italia y México.