Anuncios

Más problemas para Boeing: un avión se despistó al aterrizar y otro perdió una rueda al despegar

Rescatistas asisten a los pasajeros tras el despiste del Boeing de United Airlines en el aeropuerto de Houston
Rescatistas asisten a los pasajeros tras el despiste del Boeing de United Airlines en el aeropuerto de Houston - Créditos: @AP

HOUSTON.- Un avión Boeing de United Airlines se salió de la pista este viernes en el Aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston, lo que obligó a evacuar a los pasajeros, en un incidente que se suma a una cadena de alarmantes percances de aeronaves de esa compañía en lo que va del año y que motivó llamados de atención de las autoridades aeronáuticas.

El despiste del vuelo de United Airlines no registró heridos entre los 160 pasajeros y seis miembros de la tripulación, que utilizaron escaleras para salir del avión. Las operaciones del aeropuerto no se vieron afectadas.

Un video del aeropuerto muestra cómo el Boeing 737 Max 8 de United Airlines se inclina hacia un lado y el ala izquierda toca el suelo fuera de la pista, tras lo cual se ve a un grupo de pasajeros subiendo a un ómnibus para sacarlos de la pista.

“Al salir de la pista hacia la puerta de embarque, el avión abandonó el pavimento y entró en el pasto a lo largo de la pista 9-27″, dijo United en un comunicado.

Uno de los pasajeros dijo que el aterrizaje fue suave, pero que sintió golpes mientras carreteaba el avión. “Se sintió como cuando se pincha una rueda del coche”, dijo el pasajero a un medio local de Houston.

Los bomberos de Houston y el departamento de operaciones del aeropuerto acudieron al lugar y evacuaron a los pasajeros. “Todos los pasajeros han sido trasladados a la terminal y están siendo asistidos por nuestro equipo con sus conexiones posteriores y otras necesidades. Estamos retirando el equipaje del avión y trabajaremos para reunir a los clientes con sus pertenencias lo antes posible”, dijo United, que se comprometió a determinar la causa del incidente.

Aterrizaje de emergencia

El de Houston fue más reciente de una preocupante serie de percances con un Boeing en Estados Unidos. El jueves, un vuelo con destino a Japón tuvo que desviarse al aeropuerto internacional de Los Ángeles cuando el avión perdió una rueda tras despegar en San Francisco rumbo a Osaka, Japón.

La caída del tren de aterrizaje dañó varios autos en el estacionamiento del aeropuerto de San Francisco después de que el Boeing 777-20 despegara cerca de las 11H30 locales, según informaron las autoridades.

El avión, que transportaba 235 pasajeros y 14 miembros de la tripulación, realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Los Ángeles. No hubo heridos, pero la pista se cerró temporalmente para limpiar los restos antes de seguir su rumbo.

El Boeing 777 tiene seis ruedas en cada uno de sus principales puntales de aterrizaje y está diseñado para aterrizar con seguridad si algunos faltan o están dañados, dijo United.

“Una bomba”

También esta semana, otro avión de United que viajaba de Houston a Fort Myers, Texas, se vio obligado a dar la vuelta el lunes luego de un incendio en uno de sus motores.

Varios de los 167 pasajeros a bordo del Boeing 737 grabaron videos en los que se veían llamas en uno de los motores del aparato.

“Recuerdo que había una luz brillante y parpadeante que entraba por la ventanilla y sonaba como si hubiese explotado una bomba” y luego se vio el fuego, contó David Gruninger, que volaba de regreso a su casa en Florida con 15 amigos tras haber asistido a una boda en México.

FlightAware mostró que el vuelo 1118 despegó desde el Aeropuerto Intercontinental George Bush a las 18.40 y dio la vuelta a las 18.52.

“Fue nuestro motor izquierdo, nuestro motor número uno, que se aceleró cuando subíamos a unos 10.000 (pies), y los auxiliares de vuelo vieron llamas momentáneamente ahí detrás”, dijo uno de los pilotos, según las transmisiones de radio.

El avión aterrizó nuevamente en el aeropuerto Bush a las 19.13, apenas 33 minutos después del despegue.

“Fue un regreso muy turbulento y un aterrizaje bastante duro”, explicó Gruninger a KTRK. “Esto es algo que recordaré cada vez que tome un vuelo”.

United llevó a los pasajeros a Fort Myers unas horas más tarde en un avión diferente.

“El vuelo 1118 de United regresó a Houston poco después del despegue debido a un problema en el motor. El avión aterrizó sin problemas y los pasajeros desembarcaron con normalidad. Preparamos un nuevo avión para llevar a nuestros clientes a su destino, que salió hacia Fort Myers más tarde ese día”, explicó la aerolínea en un comunicado.

Boeing, en problemas

Boeing se ha enfrentado a una serie de problemas de control de calidad, el más preocupante de ellos un incidente ocurrido el 5 de enero, cuando uno de sus aviones Boeing 737 Max 9 perdió una puerta de emergencia tras el despegue del avión en Portland, Oregon. El avión de Alaska Airlines se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia cuando un tapón de la puerta se cayó del fuselaje en pleno vuelo.

“Este incidente nunca debería haber ocurrido y no puede volver a suceder”, dijo la Administración Federal de Aviación (FAA) en un comunicado, y añadió que la empresa fue notificada de su investigación.

La puerta caída del vuelo 1282 de Alaska Airlines en Portland, Oregon (Archivo)
La puerta caída del vuelo 1282 de Alaska Airlines en Portland, Oregon (Archivo)

Además, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) está investigando un vuelo de United Airlines Boeing 737 MAX 8 del mes pasado en el que se “atascaron” los pedales del timón durante el aterrizaje, según informó la agencia este jueves.

En un informe preliminar sobre el vuelo del 6 de febrero, la NTSB indicó que el avión llegó a la puerta de embarque del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, sin incidentes y que los 161 pasajeros y la tripulación no sufrieron lesiones.

Según el informe, el capitán dijo que durante el aterrizaje, los pedales del timón no se movieron en respuesta a la aplicación “normal” de la presión del pie al intentar mantener la línea central de la pista.

Boeing, la FAAy United no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

El mes pasado, la FAA ordenó formalmente inspecciones de los aviones Boeing 737 MAX en busca de pernos sueltos en los sistemas de control del timón después de que el fabricante de aviones lo recomendara en diciembre.

El informe de la NTSB señala que el capitán dijo que en el vuelo del MAX 8 del mes pasado los pedales se quedaron “atascados” en su posición neutra y el capitán utilizó la caña de timón de dirección de la rueda del morro para mantener el avión cerca de la línea central de la pista mientras reducía la velocidad antes de salir de la pista hacia un desvío.

La NTSB dijo que el capitán pidió al primer oficial que comprobara los pedales del timón y el primer oficial informó del mismo problema. El capitán dijo que poco después los pedales del timón empezaron a funcionar con normalidad.

Tres días después del incidente, United realizó un vuelo de prueba y pudo replicar en el mismo avión el fallo del sistema del timón que se había detectado durante el incidente. La NTSB fue notificada del problema tras la prueba de vuelo y abrió una investigación del incidente.

Agencias AP, AFP y Reuters