Anuncios

Premier League: Manchester City se floreó, pero Julián Álvarez no pudo contra el arquero que reemplazó a Dibu Martínez

La temporada europea ingresa en la recta final, pone a prueba las reservas físicas y futbolísticas de los equipos con mayores aspiraciones. En medio de ese desafío se encuentra Manchester City, que atiende tres frentes: Premier League, Champions League y FA Cup. Los entrenadores tienen en el exigente calendario a un adversario extra. Hace unos días, Pep Guardiola hizo una queja pública contra la programación de la Premier, porque su equipo habrá jugado dos partidos en el período de nueve días que Real Madrid, rival la próxima semana por los cuartos de final de la Champions, tendrá para descansar.

Manchester City se mantiene como uno de los tres candidatos al título en la liga más disputada y cerrada entre las cinco principales de Europa. Tras no poder quebrar el domingo el cerrado planteo de Arsenal, este miércoles superó con un 4-1 un obstáculo complejo, Aston Villa, el rival que le había infligido la última derrota, por 1-0, a principios de diciembre. Desde entonces, el conjunto de Guardiola, por todas la competencias oficiales, suma 20 triunfos y cuatro empates. Y otro dato no menor: fue la primera victoria del City sobre uno de los cuatro adversarios ubicados en los cinco primeros puestos de las posiciones. Todo un síntoma de la ardua lucha en lo más alto.

Phil Foden, autor de un hat-trick, cubre la pelota ante Douglas Luiz
Phil Foden, autor de un hat-trick, cubre la pelota ante Douglas Luiz

Arsenal, tras el 2-0 sobre Luton, alcanzó el primer puesto, es seguido a una unidad por Manchester City. Pero este jueves, Liverpool podrá recuperar el liderazgo si vence a Sheffield, el último de la tabla. Luego quedarán ocho fechas que se intuyen tan o más apasionantes que el trayecto recorrido.

Fue la gran noche de Phil Foden, autor de un hat-trick, con el magistral Rodri como bastonero desde la línea media. Cuando Guardiola asumió en 2016, tras las primeras prácticas le comentó a su cuerpo técnico sobre un juvenil que por entonces tenía 16 años: “Recuerden el nombre de Foden, será bestial. Jugará conmigo, lo hará muy pronto”.

Unos minutos antes del partido sorprendió la baja de Emiliano Martínez, que llegó a figurar en la formación titular que entregó Aston Villa. Un cuadro viral, con vómitos, marginó a “Dibu”, que viajó con la delegación. Las ausencias del arquero campeón del mundo son toda una rareza. Desde que en 2020 se incorporó al club de Birmingham -una decisión fundamental en su carrera para salir de la falta de continuidad en Arsenal y ser considerado para el seleccionado-, el marplatense solo se perdió cinco de los 145 encuentros de Premier League en cuatro temporadas.

Julián Álvarez, titular tras haber sido suplente sin minutos contra Arsenal, no pudo cortar la sequía que arrastra en la Premier. Ya son 590 minutos (distribuidos en ocho cotejos) sin marcar, desde el doblete que le señaló a Burnley, a fines de enero. Ocupó el puesto de centro-delantero, mientras que Erling Haaland descansó en el banco.

El cabezazo de Álvarez es desviado al córner por Olsen
El cabezazo de Álvarez es desviado al córner por Olsen

El argentino estuvo más activo en el primer tiempo que en el segundo. En las ocasiones de gol que dispuso, se encontró con un arquero, el sueco Robin Olsen (34 años, 1,98 metros), que respondió como si fuera “Dibu” Martínez. Olsen le tapó con el pie derecho, con la pierna estirada, una definición cruzada. Estupenda tapada. Antes del cierre del primer tiempo, la Araña saltó todo lo que pudo para cabecear un centro que Olsen desvió con un manotazo por encima del travesaño.

Alvarez también dejó un tiro libre por arriba del travesaño, un remate que bloqueó el zaguero Lenglet antes de que interviniera el arquero y un último duelo con Olsen, que en el final del cotejo, con la goleada ya consumada, lo acorraló contra la línea de fondo para cerrarle el ángulo de definición. No estuvo Dibu, pero el cordobés se encontró con otro muro. Solidario y con el espíritu colectivo habitual, a Julián le faltó la contundencia que agrande sus posibilidades de ser titular el martes próximo, ante Real Madrid.

La felicidad de Foden en el festejo de uno de sus goles
La felicidad de Foden en el festejo de uno de sus goles

En el Etihad Stadium se escuchó un abucheo cada vez que Jack Grealish entraba en contacto con la pelota. Provenía del sector que ocupaban los hinchas de Aston Villa, quienes todavía no le perdonan que en 2021 dejara el club para incorporarse a Manchester City. Ni el tiempo ni los 115 millones de euros que ingresaron por su transferencia aplacan el resentimiento de los hinchas.

El aspecto de Grealish, con facciones de actor cinematográfico, ostentoso en varias de sus salidas nocturnas cuando está de vacaciones, a lo que se suma su gambeta desafiante ante los rivales, lo convierten en blanco de repudio de los hinchas locales en cada cotejo de visitante del City. Hace un par de días, Grealish se refirió al tema: “Siempre me pregunto, ¿por qué me abuchean los aficionados contrarios? Mi mamá también me lo pregunta. Y en realidad no lo sé, nunca entiendo los motivos”.

Manchester City, casi siempre dominador del juego, consiguió una victoria que fue holgada en el segundo tiempo. Aston Villa solo respondía de contraataque, vía por la que se puso 1-1 a los 20 minutos del primer tiempo, con una definición del colombiano Jhon Durán (20 años). Antes del cierre de la primera etapa, un tiro libre de Foden, que pasó entre una barrera que se abrió, minó la resistencia de Aston Villa y desató la inspiración de aquel “zurdo, blanquito, delgado como una caña, con las piernas arqueadas, pero que protege la pelota de lujo y tiene una gran visión de juego”. La descripción de Guardiola que va camino a cumplir ocho años.

Lo más destacado de Manchester City 4 vs. Aston Villa 1