Anuncios

Qué es la "polinización cruzada" que hace que los extremistas mezclen argumentos de la derecha y la izquierda

Lula da Silva con la bandera de Brasil
Lula fue declarado "persona non grata" por Israel. [Getty Images]

Una imagen del presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva con iconografía nazi comenzó a circular en redes sociales como X (ex Twitter) después de que el líder izquierdista comparara la guerra de Gaza con el Holocausto judío.

Las declaraciones de Lula desataron una tormenta diplomática e Israel declaró a Lula "persona non grata".

Sin embargo, los montajes de Lula con el bigote de Hitler y rodeado de esvásticas no se referían a críticas o ironías al discurso del presidente brasileño, ni a usuarios falsos que intentaban dañar su imagen, sino más bien a expresiones de apoyo.

Fueron publicados por extremistas que abrazan ideas políticas desde diferentes ángulos según se ajusten a sus puntos de vista personales.

"Los usuarios de la red han creado incluso el término 'lulismo esotérico' [en relación directa con el 'hitlerismo esotérico', interpretaciones místicas dadas al nazismo en el contexto de la posguerra] y están produciendo propaganda", afirma el investigador Michele Prado, investigador del Instituto Monitor de Debate Político Digital en la Universidad de São Paulo.

Aunque las ideas son aparentemente antagónicas, según el investigador, el episodio es un claro ejemplo del concepto de "polinización cruzada".

En la naturaleza, este término se refiere a un proceso en el que el polen se transfiere entre flores de diferentes plantas para promover la fertilización y la diversidad genética.

En el contexto del discurso político, se utiliza para ilustrar el intercambio o mezcla de ideas extremistas entre grupos de espectros políticos aparentemente antagónicos.

Y asociar a un presidente de izquierdas con el nazismo no es el único ejemplo.

Palestinos con carteles de agradecimiento a Lula
Palestinos en Gaza agradecieron a Lula sus palabras. [Getty Images]

En 2020, Christopher Way, director del FBI, utilizó el término “ideología del buffet libre” (algo así como “ideología de autoservicio”) para describir esta mezcla de ideas que culminan en el extremismo violento.

Según Way, para quien trabaja en la lucha contra el terrorismo, tratar de encajar los discursos en categorías bien definidas es un desafío.

"Una de las cosas que vemos cada vez más es que la gente hace mezclas confusas, tiene una variedad de ideologías diferentes".

Según David Magalhães, coordinador del Observatorio de Extrema Derecha, uno de los objetivos de estos grupos extremistas es oponerse a las ideologías dominantes.

"Tenemos un conjunto de ideas apoyadas por una mayoría y sustentadas en pilares liberales, como la política parlamentaria, el reparto del poder, el respeto de los derechos de las minorías y la definición del papel del Estado en la economía. Los grupos extremistas, ya sean de derecha o de izquierda, buscarán desafiar esas bases en todo el espectro ideológico”.

Estos grupos, según los investigadores entrevistados, eligen partes de diferentes ideologías para crear un conjunto que responda a creencias y quejas personales, que pueden ser legítimas o no.

Mezcla de ideologías

"Las comunidades de extrema derecha, por ejemplo, generalmente odian la idea del Islam, pero al mismo tiempo, algunas abrazan partes del Islam radical. Tenemos comunidades antisemitas de extrema derecha que apoyan a Hamás en los ataques del 7 de octubre porque lo ven como un medio para fomentar la 'limpieza étnica'", ejemplifica.

El investigador también menciona la existencia de un grupo cultista [satanista] neonazi que utiliza elementos islámicos para describirse a sí mismo y apoya los ataques terroristas que han ocurrido en Occidente.

A pesar de la mezcla de ideas aparentemente opuestas, también hay puntos de convergencia entre extremistas de diferentes "líneas". Entre ellos, los investigadores citan: la creencia en teorías de conspiración, posiciones anti LGBTQIA+ y el antisemitismo.

Moustafa Ayad, director ejecutivo del Instituto para el Diálogo Estratégico, explica las imágenes de Lula asociadas al nazismo como una oportunidad aprovechada por los extremistas para llegar a personas de diferentes grupos.

"En ciertos casos, al expresar su oposición a Israel, acentúan esta postura como una declaración contra la fe judía en su totalidad".

"Hitler es considerado un reflejo de este pensamiento. Si una figura pública como Lula adopta una posición que podría provocar esta respuesta, los extremistas ven esto como una oportunidad estratégica para cruzar y difundir estas ideas más ampliamente. Es una oportunidad para unirlas de una audiencia específica a la que antes no podían llegar".

Un nazi en las protestas de Barcelona
Es difícil frenar a los grupos con discursos criminales. [Getty Images]

Michele Prado menciona al grupo Nova Resistência como otro ejemplo de polinización cruzada en la escena brasileña.

"Es un grupo neofascista que incorpora una variedad de conceptos de diferentes ideologías extremistas, formando un enfoque único. Esta estrategia apunta a la necesidad de ampliar su base de apoyo y reclutar más seguidores".

En opinión de Prado, Nova Resistência mezcla conceptos de extrema izquierda, como el nacionalrevolucionario (transformación radical de la sociedad), el tercermundismo (cooperación entre países en desarrollo), el nacionalbolchevismo (síntesis entre ideas bolcheviques y nacionalismo), e incluso de la extrema derecha violenta, incorporando conceptos neofascistas (resurgimiento de ideas asociadas al fascismo).

"Nova Resistência practica este extremismo híbrido, y esto se refleja incluso en las cifras, ya que lograron aumentar considerablemente el número de seguidores en su canal en YouTube. Y sus discursos son ampliamente difundidos, incluso en los medios de comunicación alternativos de izquierda. El grupo es un buen ejemplo de extremismo híbrido, donde esta polinización cruzada ocurre de manera estructural”, dice.

Prado señala que el grupo también expresa discursos antisemitas, antiliberalismo político y se opone a cuestiones LGBTQIA+.

BBC News Brasil buscó al grupo, pero no recibió respuesta.

¿Cómo surgió la polinización cruzada?

Michele Prado señala que hay signos de la llamada "polinización cruzada" desde los años 90, cuando internet empezó a democratizarse.

"En aquel momento, los ideales extremistas se compartían en foros online de una manera más unilateral. Había un productor de contenidos y un receptor pasivo. Y uno de los primeros grupos en utilizar internet fueron los neonazis, que comprendieron lo valioso que era para amplificar tus ideas más allá de las fronteras físicas."

El fenómeno tomó una nueva forma, según el investigador, entre los años 2000 y 2010, cuando las personas comenzaron a convertirse en productores individuales, pero aún a un ritmo más lento.

"A partir de ahí, Estado Islámico, por ejemplo, logró radicalizar a personas online, incluso en países en paz".

Para Prado, el escenario actual es más complejo, ya que en las redes sociales los individuos no son sólo consumidores pasivos de contenidos extremistas, sino también productores activos.

"Hoy nos enfrentamos a un escenario llamado extremismo posorganizacional, donde ya no existen estructuras jerárquicas como las que existían en los años 2000. Para ser un extremista afiliado a un grupo ya no es necesario pasar por procesos de iniciación ni tener contacto con un radicalizador".

Es allí, señala el investigador, donde surgen interacciones antes improbables entre extremistas que tienen ideologías que pueden parecer opuestas, pero que tienen puntos convergentes.

La falta de un líder claro, analiza Moustafa Ayad, significa que cada influencer puede actuar en línea de forma aislada, sin necesidad de un grupo detrás.

Un cristal roto de un disparo en Brasilia
A principios de 2023 se produjeron ataques a edificios gubernamentales por parte de partidarios del ex presidente brasileño Jair Bolsonaro en Brasilia. [Getty Images]

"Algunos de ellos están vinculados a grupos formales, pero eligen entre los grupos a los que están afiliados, o afirman no tener ninguna afiliación y sólo están promoviendo una ideología".

Las redes sociales han facilitado el acceso a discursos extremistas.

Si antes una persona necesitaba mucha investigación para llegar a las comunidades extremistas -y podía pasar su vida sin saber de su existencia- ahora puede verse fácilmente impactada por diferentes ideales violentos sin dificultad.

La confusión agranda el peligro

Los espacios no supervisados, como Telegram, son cámaras de resonancia y muy propicios para la proliferación de ideas extremistas, señala David Magalhães.

El investigador cuenta un ejemplo de polinización cruzada que detectó al seguir grupos dentro de esta red social durante la pandemia.

"La derecha critica a las grandes farmacéuticas, pero con una visión populista, que cree que el poder está controlado por una elite (corrupta) y que es necesario devolver el poder al pueblo. Hasta cierto punto, estas ideas encontraron correspondencia con el discurso de una parte de la izquierda que tiene un discurso anticapitalista, contra los grandes conglomerados económicos”.

Moustafa Ayad añade que resulta difícil frenar a los grupos con discursos criminales.

"Recuerdo una represión contra grupos brasileños en Telegram debido a la promoción de ideologías neonazis. Pero estas comunidades persisten, ya que es viable eliminar canales, pero rápidamente se reconstituyen. Cambiando sus nombres o desvinculándose de una red formalizada estructura, pueden recrearse constantemente."

Protestas contra Israel
Internet aceleró la radicalización. [Getty Images]

La falta de claridad también dificulta el seguimiento de los investigadores y agentes de seguridad pública que trabajan para combatir el terrorismo y los ataques violentos.

"¿Cómo definirían las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley, por ejemplo, una posible amenaza que mezcla neonazismo, muestra un fuerte apoyo al Tercer Reich, pero se identifica como gente de izquierda y también propaga ideas del nacionalsocialismo? Es complejo y, a menudo, la confusión impide que se los clasifique como peligrosos", afirma Ayad.

Línea gris
[BBC]

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.