Anuncios

Parecía una influencer de viajes, pero fue acusada de enviar material a Rusia por millones de dólares para fabricar misiles

Kristina Puzyreva, la influencer acusada de enviar materiales para construir armamento bélico a Rusia
Kristina Puzyreva, la influencer acusada de enviar materiales para construir armamento bélico a Rusia - Créditos: @Instagram/Kristina Puzyreva

RÍO DE JANEIRO.- Kristina Puzyreva, una joven influencer ruso-canadiense que comparte fotos de viajes, moda y su rutina en Instagram, fue acusada por la Justicia norteamericana de participar en un plan en el que envió millones de dólares en materiales electrónicos desde Estados Unidos a Rusia para su uso en misiles y drones en la guerra de Ucrania.

“Kristina Puzyreva y sus coacusados supuestamente compraron y enviaron millones de dólares en productos electrónicos de origen estadounidense para apoyar al Kremlin en sus continuos ataques contra Ucrania. Su conspiración de lavado de dinero estaba directamente relacionada con 298 envíos de tecnología restringida al campo de batalla ruso, valorados en 7 millones de dólares”, dijo Erin Keegan, agente especial a cargo de la investigación, en un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

Puzyreva, que vive en Montreal, se enfrenta ahora a 20 años de prisión. Fue acusada junto con su marido, Nikolay Goltsev, de 37 años, y Salimdzhon Nasriddinov, de 52, con doble ciudadanía ruso-tayiko.

La pareja fue arrestada a finales del año pasado en un hotel de Manhattan durante un viaje para visitar a Nasriddinov. Se les incautó alrededor de 20.000 dólares.

Según los fiscales del caso, Nasriddinov, un ciudadano ruso-tayiko, fue arrestado en Brooklyn (Nueva York) con miles de semiconductores y otros aparatos electrónicos en su casa.

Frente a un tribunal federal de Brooklyn, Puzyreva se declaró culpable el 12 de febrero pasado de “conspiración para lavar dinero por su papel en un plan multimillonario para enviar componentes utilizados en vehículos aéreos (UAV) sin nombre y sistemas de misiles guiados y otras armas a entidades sancionadas en Rusia”, detalla el informe del Departamento de Justicia.

“Los componentes enviados en violación de las leyes de sanciones y control de exportaciones fueron encontrados posteriormente en plataformas de armas rusas y equipos de inteligencia de señales en el campo de batalla en Ucrania”, agrega.

De acuerdo al informe del Departamento de Justicia, Puzyreva y su marido viajaron en múltiples ocasiones desde Canadá para reunirse con su coacusado Nasriddinov en Brooklyn. Durante esos viajes utilizaban “numerosas cuentas bancarias para transacciones financieras relacionadas al plan”.

“Ahora se enfrenta a una condena en una prisión de Estados Unidos por sus acciones. A medida que nos acercamos al segundo aniversario de la invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia [...] el Departamento de Justicia continuará usando todas las herramientas y autoridades legales disponibles para responsabilizar a quienes suministran a la maquinaria de guerra rusa tecnología crítica de Estados Unidos”, dijo la fiscal general adjunta Lisa Mónaco.

“El Departamento de Justicia está comprometido a negar a Moscú los recursos que necesita para procesar su injusta invasión de Ucrania, y responsabilizaremos a los facilitadores y especuladores encubiertos que violan la ley estadounidense para promover la agresión rusa”, dijo el Fiscal General Adjunto Matthew G. Olsen de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

El caso es uno de muchos coordinados a través del Grupo de Trabajo KleptoCapture del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que fue creado para hacer cumplir sanciones, restricciones a las exportaciones y otras medidas en respuesta a la invasión rusa de Ucrania que comenzó en febrero de 2022.

Agencia Reuters y diario O Globo/GDA