Anuncios

Opinión: Los demócratas no coinciden con la opinión pública en el tema de la inmigración

Miembros de la Guardia Nacional del ejército de Texas cerca de la valla fronteriza en El Paso, el 9 de mayo de 2023. (Todd Heisler/The New York Times)
Miembros de la Guardia Nacional del ejército de Texas cerca de la valla fronteriza en El Paso, el 9 de mayo de 2023. (Todd Heisler/The New York Times)

Mantengo una lista actualizada de cuestiones en las que el Partido Republicano o el Partido Demócrata no coinciden con lo que dice la opinión pública.

En el caso de los republicanos, el aborto encabeza ahora mi lista, seguido por las actitudes de Donald Trump hacia la democracia. Para los demócratas, creo que la política de inmigración ha pasado a ocupar el primer lugar de la lista.

Hace poco describí el cambio en la política de inmigración del Partido Demócrata en el transcurso de la última década. Antes de que Trump se postulara para presidente, las propuestas de los demócratas tendían a combinar un apoyo apasionado a muchos tipos de inmigración con la creencia en una fuerte seguridad fronteriza. Pero la dura postura antiinmigración de Trump empujó al partido hacia el extremo opuesto del espectro.

Hoy en día, muchos políticos demócratas están dispuestos a aceptar altos niveles de inmigración indocumentada mientras se oponen a las medidas coercitivas que el partido alguna vez apoyó. Unos cuantos demócratas, especialmente los de izquierda, argumentan que el gobierno ni siquiera tiene el poder de reducir mucho la migración.

Este cambio de postura ha creado vulnerabilidades políticas para los demócratas porque la mayoría de los estadounidenses están más alineados con la antigua posición del partido que con la nueva. Hoy analizaré la opinión pública sobre ese tema.

Un problema grave”

Lo primero que hay que saber es que las opiniones sobre la inmigración no son estáticas. Durante la presidencia de Trump, los estadounidenses tuvieron una opinión más favorable respecto a la inmigración, una evidente respuesta ante la oposición de Trump. Hay que, considerar que al final de su presidencia, por primera vez en seis décadas el número de estadounidenses que estaban a favor de aumentar la inmigración superó al número de los que estaban a favor de reducirla, según lo indican las encuestas de Gallup.

Desde entonces, esa tendencia se ha revertido. La principal razón parece ser un aumento de la inmigración ilegal durante el mandato del presidente Joe Biden. Una causa de ese aumento ha sido el método de su gobierno al respecto. Muchos posibles inmigrantes creen ahora (y correctamente) que si al menos llegan a suelo estadounidense, podrán quedarse durante años.

En respuesta, según YouGov, ha aumentado el número de estadounidenses que dicen que la inmigración ilegal es un problema grave.

Para reducir estos flujos migratorios, los republicanos del Congreso están presionando para que se adopten nuevas políticas fronterizas. Los demócratas suelen criticar las propuestas por considerarlas extremas, pero muchas de estas son bastante populares. Es habitual que las encuestas encuentren que hay un apoyo mayoritario para un muro fronterizo, por ejemplo, especialmente cuando la pregunta sobre el tema no menciona el nombre de Trump. En una encuesta reciente del New York Times/Siena College realizada en seis estados conflictivos, el 53 por ciento de los encuestados estaba a favor de un muro, en comparación con el 44 restante que se oponía al mismo.

No quiero decir que el cambio del Partido Demócrata en materia de inmigración se deba simplemente a Trump. Es parte de una historia más amplia, a saber, la inversión de clases de la política estadounidense, en la que el Partido Demócrata refleja cada vez más las opiniones de los profesionales socialmente liberales. En cuanto a la inmigración, estos votantes adinerados y altamente educados tienden a favorecer políticas más abiertas, mientras que los votantes de la clase trabajadora prefieren que haya menos inmigración.

La raza influye de cierta manera en estas opiniones. Los votantes blancos tienden a ser más escépticos ante la inmigración que los votantes asiáticos, negros e hispanos. Pero una gran parte de los votantes de color, en particular los votantes de la clase trabajadora, también están a favor de una seguridad fronteriza más estricta que muchos demócratas destacados. La inmigración parece ser una de las razones, entre muchas, por las que el apoyo a Biden entre los votantes de color se ha deteriorado.

Durante los últimos años, a medida que los demócratas cambiaron su postura respecto a la inmigración, los republicanos han logrado avances entre los votantes asiáticos, negros e hispanos. Algunos de los mayores avances se han producido en las zonas fronterizas de Texas. Entre los votantes hispanos, la inmigración ilegal es uno de los temas más débiles del Partido Demócrata, junto con el crimen y la economía, según una encuesta del Times realizada en 2022; los temas más fuertes del partido incluyen el aborto, el clima, la cancelación de la deuda estudiantil y los cargos penales de Trump.

Los demócratas supusieron que una política de inmigración más abierta ayudaría a aumentar su apoyo entre los votantes de color. Pero ocurrió lo contrario.

El Estado de derecho

Incluso con todas sus preocupaciones actuales, los estadounidenses no se oponen a la inmigración. La mayoría dice que los inmigrantes legales fortalecen el país y muchos creen que Estados Unidos debería seguir siendo un refugio para las personas que huyen de la represión. Pero la mayoría de los estadounidenses también piensa que las leyes de inmigración del país deberían valer y que los ciudadanos de otros países no deberían poder ingresar al país simplemente porque así lo desean.

El Partido Demócrata actual a menudo se siente incómodo cuando debe adoptar una posición firme sobre la inmigración. Como resultado, el tema se ha convertido en un problema para la campaña de reelección de Biden y en una ventaja para Trump.

c.2024 The New York Times Company