Anuncios

Mundial Sub 17: El dolor de los pibes argentinos y los elogios del DT Diego Placente tras la derrota con Alemania por penales

Placente valoró la entrega del equipo en la derrota ante Alemania
Placente valoró la entrega del equipo en la derrota ante Alemania - Créditos: @Eurasia Sport Images

Fue un desenlace emocionante, con un empate 3 a 3 agónico de Ruberto a los 97, el anteúltimo minuto extra. Ese envión anímico que significa igualar un encuentro casi en la última bola generaba entusiasmo para que la Argentina se lo ganara por penales a Alemania.

Pero no pudo ser. El arquero Heide contuvo dos remates (a Mastantuono, abajo a su izquierda, y a Echeverri, al medio a su derecha) y la contención de Franco Villalba ante el disparo de Jeltsch no fue suficiente para lograr el pasaje a la final. Los germanos vencieron 4 a 2 y jugarán el sábado por la Copa del Mundo Sub 17. Una vez más, el conjunto albiceleste se quedó a las puertas del partido decisivo.

Apenas empatamos le dije a Diego que me pusiera porque me tenía fe para los penales, pero lamentablemente no pudimos ganar. Esto va a doler mucho porque teníamos una ilusión muy grande”, lamentó Villalba, el arquero de Vélez, que ingresó antes del pitazo final. Más allá de la frustración, valoró el factor humano: “Estoy contento por el grupo que se armó, pero esto va a doler mucho porque un Mundial sub 17 no se juega todos los días y estoy triste”.

En relación a los ejecutantes alemanes reconoció: “De los pateadores conocíamos poco porque los que habíamos estudiado ya habían salido. Igual estuve cerca en tres”. Y volvió a resaltar el impacto emocional que significó la derrota: “Competir en la elite tiene estas cosas y por más que se gane o se pierda hay que seguir jugando. Nos enfocaremos para el partido del viernes, pero la ilusión máxima era el campeonato”.

En tanto, el entrenador Diego Placente analizó: “Fue un partido muy físico, nunca lo pudimos encontrar. Pero estoy orgulloso de cómo lo jugaron y cómo se entregaron, con un final en donde nos ilusionamos con ganarlo”.

Es cierto lo que valora el entrenador. La Argentina jugó un muy buen partido, a la altura de lo que estaba en juego. Aunque lamentablemente recibió tres goles por errores propios y, al mismo tiempo, malogró demasiadas chances.

Al respecto, Placente reconoció: “Cuando vos errás muchos goles, más en un partido en tan alto nivel, se hace difícil. Y cuando nos llegaron al empate se nos complicó: perdimos la pelota y nos costó”.

”Sabíamos que ellos estaban cansados y lo buscamos todo el partido. Estoy muy orgulloso por la entrega de este equipo, desde lo futbolístico hasta lo anímico. Se recuperaron de varias situaciones adversas en varios pasajes del Mundial y eso es muy valioso”, elogió.

Las lágrimas de los pibes conmovieron, en Indonesia y en suelo argentino, en donde el gran nivel de este equipo había generado entusiasmo y las ganas de madrugar para acompañarlos a la distancia.

Luego de la desazón, los chicos se darán cuenta de que lo dieron todo y el aprendizaje será muy importante para sus carreras, que recién comienzan. Esta generación demostró en suelo indonesio que tiene un gran futuro.

“Ahora hay que pensar en el próximo partido, pero estoy muy orgulloso de estos chicos”, valoró Placente. Ocurre que el viernes, a las 9, buscará treparse al podio del Mundial Sub 17. Será frente a Francia o Mali, que jugaban a continuación. En caso de ganar igualarán la mejor actuación histórica de esta categoría, como ocurrió en las ediciones de 1991, 1995 y 2003.