Anuncios

Lionel Messi y su partido histórico contra Rayados de Monterrey: la locura que llegará a México

Lionel Messi en un partido contra el Nashville el pasado 7 de marzo. (Johnnie Izquierdo/Getty Images)
Lionel Messi en un partido contra el Nashville el pasado 7 de marzo. (Johnnie Izquierdo/Getty Images)

Lionel Messi jugará un partido oficial en México. Lo hará con el Inter Miami contra Rayados de Monterrey el próximo 10 de abril. Estará en juego el pase a las Semifinales de la Concachampions. La ida se habrá disputado una semana antes en Miami, el 3 de abril, pero ese partido, el de regreso, ya tiene todas las miradas garantizadas por un motivo muy simple: ver a Messi en suelo azteca. Ya los buscadores de Internet lo saben: la gente quiere vuelos a Monterrey y, claro, boletos para entrar al Estadio BBVA y vivir una experiencia que nadie habría imaginado hace unos meses.

El astro argentino tendrá otros dos partidos contra clubes mexicanos en los próximos meses: ante Puebla y Tigres, en la Leagues Cup. Ambos serán en Estados Unidos. En ese sentido, el cotejo ante Rayados tiene dos puntos de interés extra: ser jugado en México, además de tratarse de un encuentro a eliminación directa. Y ahí también pesan los antecedentes de Monterrey en este torneo: lo han ganado en cinco ocasiones (la última en 2021 contra el América).

Pero el proyecto del Inter Miami tiene en la Concachampions un objetivo prioritario porque, en caso de ganarla, obtendrían el boleto para el Mundial de Clubes más grande de todos los tiempos: Estados Unidos 2025, en el que habrá, por primera vez, un total de 32 equipos. Sólo queda un cupo para la región de Concacaf y se definirá con este certamen (los confirmados son León, Seattle Sounders y el propio Monterrey por el título conseguido hace casi tres años).

Será la primera vez que Lionel Messi juegue un partido oficial en México. En 2011, disputó un amistoso en el Estadio Azul, denominado como Messi And Friends vs. Estrellas del Mundo. Su equipo, sus amigos, ganó por 5-4, aunque aquel partido fue más recordado por Jorge Campos, que se robó el espectáculo y le hizo varias atajadas al que entonces ya era el mejor jugador del mundo. Ha pasado toda una vida desde entonces y Messi construyó su leyenda en Barcelona y Argentina. Hoy es una leyenda viva y activa.

Como podía anticiparse desde que llegó a Miami, el año pasado, su impacto también tendría beneficios para el futbol mexicano. Su debut oficial con Las Garzas fue contra Cruz Azul, partido en el que anotó un gol antológico, a su estilo, de tiro libre, para dar un triunfo sobre la hora. Dejó claro a qué había ido a Estados Unidos. Ahora volverá a enfrentar a un club mexicano y no hay excusas de ningún lado. Al Inter se le ha reforzado y se ha armado un equipo alrededor de Messi para sacarle máximo provecho. Y Rayados, además de ser multicampeón en este certamen, vive un presente sólido: invictos en once partidos de Liga MX y también en los cuatro de Liga de Campeones.

Messi enfrentando al Atlante de México en el Mundial de Clubes de 2009. (MARWAN NAAMANI/AFP via Getty Images)
Messi enfrentando al Atlante de México en el Mundial de Clubes de 2009. (MARWAN NAAMANI/AFP via Getty Images)

Tampoco existirá el argumento de que alguno de los dos está fuera de forma. La Liga MX está en su punto medio, y la MLS, si bien comenzó hace un mes, para el momento de los enfrentamientos estará más que entrada en su fase competitiva. No hay pretextos. Los ingredientes están puestos para tener una llave que genere no sólo expectación, sino buen futbol en ambos encuentros.

Además, para el lado mexicano, está el revanchismo de enfrentar a Gerardo Tata Martino, que no dejó buenos recuerdos tras su paso por la Selección Mexicana. Messi sólo ha jugado dos veces, en partidos oficiales, contra clubes mexicanos: Atlante en el Mundial de Clubes 2009 (él con Barcelona) y el de julio pasado ante Cruz Azul en Leagues Cup. Ambos, fuera de México: Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos, respectivamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El detalle arquitectónico entre Bellas Artes y la Torre Latinoamericana que le vuela la cabeza a todos