Anuncios

Javier Altamirano, el futbolista de Estudiantes que angustió a todos al convulsionar dentro del campo de juego ante Boca, fue dado de alta

Javier Altamirano forcejeando con Lema, minutos antes de su descompensación durante el partido Estudiantes-Boca
Javier Altamirano forcejeando con Lema, minutos antes de su descompensación durante el partido Estudiantes-Boca - Créditos: @@EDELPOFICIAL

Diez días después del drama, un poco de alivio. Javier Altamirano, el futbolista de Estudiantes que el domingo 17 de este mes, mientras jugaban el equipo platense y Boca, angustió a todos al quedar tendido en el campo de juego tras sufrir una convulsión, fue dado de alta este miércoles. “En el día de hoy el futbolista recibió el alta sanatorial, retirándose a su domicilio particular para continuar con un reposo relativo” , fue el escueto comunicado de Estudiantes. En aquella noche dramática, el futbolista chileno, de 24 años fue trasladado al Instituto Médico Platense, ubicado a 500 metros del estadio. A los pocos días siguió su recuperación en el Instituto Fleni, en Belgrano. Se espera que en los próximos días se conozcan más detalles sobre los pasos a seguir y su futuro en el deporte de alto rendimiento.

El anuncio de Estudiantes

Aquel domingo que generó escalofríos, se disputaban 27 minutos del primer tiempo por la undécima fecha de la Copa de la Liga, con el partido 0 a 0. Tras una acción ofensiva de Estudiantes, se observó a Altamirano tendido en el piso; inmediatamente, fue socorrido desesperadamente por Enzo Pérez y Santiago Ascacíbar. En las primeras imágenes que brindó la TV se notó que el futbolista se movía como si estuviera convulsionando, ante la angustia de todos los que estaban dentro del campo de juego.

Rápidamente, se pidió por el ingreso de la ambulancia. Tras algunos minutos de atención pudieron trasladarlo. Fernando Echenique, árbitro del partido, detuvo el partido y envió a ambos equipos a los vestuarios. En medio de algunas discusiones y de los insultos de los hinchas de Estudiantes, que entendían que Boca hacía algún reclamo, se esperó durante un corto período para saber qué iba a suceder. Los jugadores locales no estaban emocionalmente aptos para continuar con el partido y llegó la determinación de suspender lo que faltaba.

Un momento angustiante

“En principio no teníamos idea de la situación real, aunque contábamos con un pequeño parte que traía tranquilidad. La vida va más allá de cualquier deporte. Hay cosas mucho más importantes que el deporte y cuando pasan estas cosas tenemos que dar el ejemplo. Los chicos en el vestuario estaban llorando, Javi (por Altamirano) es muy querido, su señora está embarazada y estaba en la platea, y por suerte ahora ya está con él. A veces es todo tan frívolo y no miramos la angustia que conllevan estas situaciones”, aportó Eduardo Domínguez. El DT de Estudiantes también agradeció a los jugadores, médicos y cuerpo técnico de Boca por haberse puesto a disposición de los de Estudiantes.

La desesperación del DT Domínguez para que se acerque la ambulancia hasta la posición de Javier Altamirano
La desesperación del DT Domínguez para que se acerque la ambulancia hasta la posición de Javier Altamirano - Créditos: @Fotobaires

El 18 de marzo, Estudiantes precisó cuál fue la causa del episodio convulsivo del mediocampista. “Luego de los estudios realizados en el día de hoy, se determinó que la causa de la convulsión sufrida por el jugador fue una trombosis del seno longitudinal superior (cerebro)”, detallaron desde el club.

El chileno Javier Altamirano, de Estudiantes, siendo retirado del campo de juego en una ambulancia durante el partido ante Boca
El chileno Javier Altamirano, de Estudiantes, siendo retirado del campo de juego en una ambulancia durante el partido ante Boca - Créditos: @Ignacio Amiconi

En diálogo con LA NACION, el neurocirujano Dr. Matías Baldoncini (MN 135.985), que desempeña tareas en el Sanatorio Mater Dei, explicó que la trombosis del seno longitudinal superior es una “trastorno extremadamente raro” y “potencialmente grave” que implica la formación de un coágulo de sangre en el seno venoso cerebral. “Específicamente, el seno longitudinal superior es responsable de drenar la sangre de gran parte del cerebro hacia el sistema venoso”, señaló.