Anuncios

IMSS tiene 28 patentes de medicamentos

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 17 (EL UNIVERSAL).- El Centro de Investigación Biomédica del Sur (CIBIS) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), generó 38 solicitudes de patentes que ingresaron al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), de las cuales otorgaron 28 patentes que protegen los usos de los medicamentos desarrollados por investigadores del Seguro Social.

El director del CIBIS, doctor Alejandro Zamilpa Álvarez, señaló que el Seguro Social en 20 años ha impulsado diversas estrategias para establecer los mecanismos que permitan la transferencia tecnológica de la propiedad industrial institucional para obtener el mayor beneficio de ella.

Explicó que actualmente las patentes relacionados al desarrollo de nuevos medicamentos se encuentran en ensayos clínicos, por ello no están en el compendio nacional de insumos para la salud ; sin embargo, se ha establecido colaboración con médicos familiares para que los pacientes del Seguro Social, que cumplen con los estrictos criterios científicos de los estudios clínicos, participen en diferentes pruebas.

"Hasta el momento, en los diferentes ensayos clínicos que hemos hecho, hemos incluido un promedio de un poco más de 2 mil pacientes, estamos hablando de varios ensayos clínicos sobre todo con enfermedades infecciosas, algunos tipos de tiña, pie diabético, diabetes, hipertensión, ansiedad y artritis", dijo.

Zamilpa Álvarez reconoció el esfuerzo realizado por el personal del Centro de Investigación Biomédica del Sur, el cual está compuesto por una plantilla de 23 trabajadores.

"El Centro de Investigación Biomédica del Sur es un detonante en la generación de nuevos recursos humanos de alta especialidad, es un difusor de la ciencia y es un generador de tecnología para la generación de medicamentos útiles para la sociedad mexicana", afirmó.

Por su parte, el investigador Jesús Enrique Jiménez Ferrer, indicó que el CIBIS del Seguro Social está atento a las necesidades de salud de la población derechohabiente, a partir de las políticas de salud institucionales y a favor de generar alternativas terapéuticas con base en los recursos naturales, como son las plantas medicinales o patrimonios herbolarios.

Jiménez Ferrer precisó que la investigación que realizan va dirigida a padecimientos crónico-degenerativos asociados a alteraciones fisiológicas y metabólicas como: diabetes, hipertensión y obesidad. Además de enfermedades psiquiátricas, algunas de ellas: ansiedad, depresión, esquizofrenia; cuadros psicóticos, neurodegenerativas, entre ellas, Alzheimer y Parkinson.

"Ahora, en cuanto a las enfermedades asociadas a alteraciones vasculares, tendríamos la enfermedad vascular-cerebral, insuficiencia renal, infarto de miocardio. Y en el contexto de la inflamación crónica estamos abordando problemas de artritis reumatoide, encefalopatías de tipo inmunológica", agregó.

El investigador Jiménez Ferrer recalcó que trabajan en la construcción del conocimiento en farmacología a partir de plantas medicinales "estamos considerando que tenemos un quehacer científico: desarrollamos lo que sería la generación de conocimiento alrededor de los principios activos de las plantas medicinales para uso terapéutico".

Añadió que el principal reconocimiento del Centro de Investigación Biomédica del Sur es tener un promedio de 100 publicaciones en revistas internacionales de arbitraje en los últimos 5 años, trasladar el estudio científico del reporte en artículos hacia las patentes y estar en el momento de la traslación del conocimiento hacia la atención de los problemas de salud que se vivirán en los próximos años.