Anuncios

Humza Yousaf cumple un año como líder de Escocia sin lograr cautivar al electorado

Glasgow (R.Unido), 29 mar (EFE).- Sucesor de la carismática Nicola Sturgeon, Humza Yousaf cumple este viernes un año como ministro principal de Escocia sin lograr cautivar al electorado, que, según las encuestas, está perdiendo confianza en el gobernante Partido Nacional Escocés (SNP).

Según dijo a EFE el experto en sondeos electorales John Curtice, su mayor problema es que "le falta presencia".

"En política, tener presencia es impagable, particularmente en líderes", afirmó, para añadir contundente: "El público simplemente no le presta atención".

"Los niveles de satisfacción neta tienden a mostrar que más personas están descontentas o insatisfechas con él que felices", opinó uno de los principales gurúes electorales del Reino Unido.

Al menos, apuntó el académico, sus índices de aprobación no han empeorado: "básicamente, no ha cambiado mucho desde el verano pasado, lo que significa que no parece estar logrando mejorar su calificación de manera notable".

Un año lleno de escándalos

El año del debut del primer líder de origen paquistaní del Gobierno escocés y del SNP no ha sido fácil, al estar envuelto en un escándalo de presunta corrupción interna y con el proyecto de la independencia en un rumbo incierto por la pérdida de apoyo público y la oposición del Gobierno central británico.

Apenas una semana después de que fuera investido como ministro principal, su mandato se vio dificultado por la investigación policial sobre el gasto aparentemente no justificado de 600.000 libras (702.835 euros) de las finanzas de la formación.

En la investigación, que sigue en curso, se interrogó a la propia Sturgeon; su marido, Peter Murrell -que dimitió como director ejecutivo del SNP por el escándalo de las cifras infladas de afiliados- y el extesorero del partido, Colin Beattie.

A este suceso se sumaron varios reveses políticos, como el bloqueo por parte del Ejecutivo de Londres de una ley aprobada por el Parlamento escocés para facilitar la autocertificación de las personas trans.

También la pérdida en octubre de 2023 del escaño por la circunscripción de Rutherglen y Hamilton West, que ganaron los laboristas; y la controversia por una factura de 11.000 libras (12.881 euros) en itinerancia del ministro escocés Michael Matheson, que usó el iPad profesional durante unas vacaciones familiares en Marruecos.

Aunque también ha habido algunos triunfos, especialmente su congelación del impuesto municipal a los hogares en toda Escocia en un contexto de dificultades económicas por el incremento del coste de la vida, para lo que tuvo que enfrentarse a los ayuntamientos locales.

Su liderazgo durante el conflicto entre Israel y Hamás también ha recibido elogios, tanto por su defensa de los derechos de la población en Gaza -de donde es parte de la familia de su esposa- como por su solidaridad con la comunidad judía.

El SNP considera reemplazos

La exsecretaria de Finanzas del Gobierno escocés Kate Forbes -que perdió por poco en la contienda por reemplazar a Sturgeon hace un año-, reconoció al podcast 'Holyrood Sources' que el partido "atraviesa un momento difícil" e indicó que probablemente volvería a postularse para liderarlo.

Las personas "necesitan sentirse inspiradas por la idea de que las cosas van a mejorar", manifestó.

"Este será un año desafiante en todos los aspectos y, aunque apoyo al partido y al actual ministro principal, solo podemos ganar elecciones si tenemos una gran visión que respaldar", agregó.

Según Curtice, los críticos, en especial Forbes, "no están siendo abiertamente desleales, pero a veces sugieren que no están necesariamente siempre en sintonía con lo que se está haciendo".

De acuerdo con este experto, hay dos grandes candidatos para reemplazar a Yousaf: por un lado, la propia Forbes, del ala más a la derecha del partido, y por otro, Neil Gray, el nuevo ministro de Sanidad.

No obstante, "no hay nadie con el carisma de Sturgeon o Alex Salmond", declaró a EFE, en alusión a quien fuera líder del SNP y ministro principal escocés entre 2007 y 2014, cuando convocó un histórico referéndum de independencia.

"La otra persona que estaría en el cuadro, pero no es elegible para convertirse en ministro principal en este momento, es Stephen Flynn", portavoz del grupo parlamentario del SNP en la Cámara de los Comunes británica, apuntó.

A nivel personal, Yousaf, de 38 años, hizo historia al convertirse el 29 de marzo de 2023 en el primer gobernante de origen paquistaní en el Reino Unido. Actualmente, su esposa, Nadia El-Nakla, espera su tercer hijo: tienen en común a Amal, de 4 años, y a Maya, de la que él es padrastro, de 14 años.

Susana Blaya

(c) Agencia EFE