Anuncios

Gobierno griego afronta una moción de censura por accidente con 57 muertos de hace un año

Atenas, 27 mar (EFE).- El accidente de tren con 57 muertos de hace un año vuelve a poner este jueves contra las cuerdas al Gobierno conservador griego, que enfrenta una moción de censura de la oposición, que lo acusa de manipular una grabación para hacer creer que la causa fue un fallo humano y no la falta de medidas de seguridad.

El semanario To Vima reveló el pasado domingo que la conversación entre el jefe de estación y el maquinista del tren siniestrado, hecha pública por un medio cercano al Gobierno horas después de la tragedia, fue manipulada para fortalecer la narrativa gubernamental del "error humano".

El 28 de febrero de 2023, poco antes de la medianoche, un tren de pasajeros chocó frontalmente con otro de mercancías cerca de Larisa, causando la muerte de 57 personas, la mayoría jóvenes.

"En cada escándalo, en cada fracaso del Gobierno, se toma la decisión política de ocultar la verdad, en lugar de tomar el difícil camino de la responsabilidad", señaló Nikos Andrulakis, líder del socialista Pasok, que ha presentado una moción, que comenzó a debatirse ayer y se votará mañana, y que apenas tiene opciones se salir adelante.

La propuesta está respaldada también por el izquierdista Syriza, líder de la oposición, que pide la dimisión del primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Otras dos fuerzas de izquierda, así como uno de los tres partidos ultraderechistas han anunciado que votarán contra el Gobierno.

En total, se espera que apoyen la moción al menos 120 de los 300 diputados del Parlamento, donde la mayoría absoluta de Nueva Democracia, el partido de Mitsotakis, hace improbable que salga adelante.

Tesis del error humano

Según revela este miércoles la emisora MEGA, la manipulación consistió en presentar como una sola las dos conversaciones que tuvo, minutos antes del accidente, el jefe de estación con el maquinista del tren de pasajeros que chocó y con el de otro convoy que no se vio implicado en el siniestro.

El audio manipulado hace creer que el maquinista del tren de pasajeros recibe dos veces, -en vez de una- la confirmación de vía libre, lo que fortalece la tesis del error humano frente a la de la falta de sistemas de seguridad, que habrían advertido de que un convoy de mercancías venía de frente.

El portavoz del Gobierno, Pavlos Marinakis, ha negado que se manipularan los audios y asegura que se trata de una campaña antigubernamental para "sabotear el camino de progreso del país".

Marinakis llegó acusar al grupo AlterEgoMedia -al que pertenece el semanario- de querer dañar al Gobierno por intereses económicos, algo que han negado, contestando que reacciones como esta han llevado a Grecia al puesto 107 del mundo en libertad de prensa.

Aunque el propio jefe de estación ha reconocido que se equivocó al poner a los dos trenes en la misma vía, en el tramo donde se produjo el accidente no había sistemas de seguridad que hubieran alertado de ese error.

El jefe de estación y varios exdirectivos de OSE, la empresa estatal de ferrocarriles, ha sido imputados por homicidio negligente.

Tras el siniestro, se sucedieron protestas multitudinarias y huelgas contra Mitsotakis para exigir responsabilidades políticas.

Aunque el líder conservador fue reelegido con mayoría absoluta el pasado junio, el precipitado cierre este mes por parte del Gobierno de una comisión de investigación parlamentaria sobre el accidente, y las peticiones los familiares de las víctimas de que se haga justicia, han reavivado el malestar contra el Ejecutivo.

(c) Agencia EFE