Anuncios

Estudiantes: el nuevo parte médico de Javier Altamirano y su traslado, y un caso de dengue en el plantel

Javier Altamirano debió ser asistido por el cuerpo médico de Estudiantes y fue retirado en ambulancia en el partido ante Boca, que se suspendió.
Javier Altamirano debió ser asistido por el cuerpo médico de Estudiantes y fue retirado en ambulancia en el partido ante Boca, que se suspendió. - Créditos: @Ignacio Amiconi

“Javier Altamirano mostró una evolución favorable y con buena respuesta inicial al tratamiento”, anunció Estudiantes de La Plata a través de sus redes sociales, en una publicación que acompañó con una foto del jugador chileno de hace unas semanas, cuando el mediocampista se entrenaba con el plantel y nadie imaginaba el desenlace del domingo pasado, cuando convulsionó en el primer tiempo y alarmó a todos en el partido contra Boca por la Copa de la Liga Profesional.

Por la gravedad de la situación, que incluyó el rápido ingreso de una ambulancia al campo de juego para atender al jugador y el traslado a un hospital a menos de 500 metros del estadio, el partido fue suspendido. Desde entonces, el fútbol argentino quedó pendiente de su evolución y de los partes médicos, que en esta oportunidad incluyó una determinación de los médicos.

“Se decide la derivación al Instituto Fleni, centro especializado reconocido y de alta complejidad, para continuar con el tratamiento”, amplía la publicación de la entidad platense. Altamirano permanece en terapia intensiva, una condición de cuidados, no porque se haya agravado su salud, sino que los especialistas quieren saber si precisa una intervención quirúrgica o puede continuar con el tratamiento para disolver la trombosis que afectó su función cerebral y que derivó en las convulsiones.

La situación de Altamirano es todavía compleja, lo que implica que aún no haya plazos certeros sobre el tiempo de recuperación y sus alcances. Mientras tanto, le seguirán realizado estudios para establecer un panorama con mayor claridad. Es por eso que tampoco se descarta que se quede en el Fleni después de estos análisis, ya que el Instituto Médico Platense no resulta un lugar especializado en este tipo de patologías.

En la tarde del miércoles, el futbolista fue retirado en ambulancia del hospital en el que estaba y llevado al sanatorio del barrio de Belgrano. Horas antes, un neurólogo del Fleni había llegado hasta La Plata, lo vio y, según indicó el diario El Día, comunicó que estaba ”todo perfecto”. Un panorama saludable para todos, principalmente para su señora, que está embarazada y estaba en la cancha siguiendo todo lo que sucedió esa noche, y para su madre, que viajó el miércoles desde Chile.

Javier Altamirano supera a Cristian Lema, minutos antes de su descompensación, en una de sus últimas intervenciones en Estudiantes - Boca, por la Copa de la Liga
Javier Altamirano supera a Cristian Lema, minutos antes de su descompensación, en una de sus últimas intervenciones en Estudiantes - Boca, por la Copa de la Liga - Créditos: @@EDELPOFICIAL

Además, se conoció que Altamirano está lúcido, despierto y de buen ánimo, y que el tratamiento está siendo “supervisado por los mejores médicos y neurólogos del país”. Las expectativas son de que la recuperación siga en ese mismo camino positivo, desde ya. El diagnóstico de sus trombosis cerebral que causó las convulsiones es “muy poco frecuente entre los jóvenes”. Él tiene 24 años.

En ese contexto, Estudiantes recibió la noticia de otra baja en su plantel, porque uno de sus jugadores presentó un estado febril y al ser diagnosticado por el cuerpo médico se comunicó que se trata de un caso de dengue. Por eso, Gastón Benedetti se encuentra internado para el control y su tratamiento.

Para el futbolista no fue el mejor regalo anticipado de cumpleaños: este jueves cumple los 23 años. El defensor le aportó otra cuota de preocupación, en menor escala, al club Pincha, que vive horas difíciles tras lo vivido con Altamirano.