Anuncios

El 'Tuca' Ferretti y su hipócrita reclamo al futbol mexicano: no hay delanteros

Tuca Ferretti en un partido entre Cruz Azul y Charlotte en agosto pasado. (Omar Vega/Getty Images)
Tuca Ferretti en un partido entre Cruz Azul y Charlotte en agosto pasado. (Omar Vega/Getty Images)

Ricardo Tuca Ferretti construyó una carrera exitosa y perdurable en el futbol mexicano. Fueron 32 los años que dirigió en la Primera División Nacional, desde 1991 hasta 2023. En ese tiempo, Ferretti lo vio todo: buenos, regulares y malos jugadores. Él, casi siempre, gozó de planteles competitivos, que peleaban por ganar el campeonato. Y ganó muchos títulos: siete de Liga en total, récord histórico que comparte con Javier de la Torre. Pero hubo un aspecto que siempre se le cuestionó: la falta de oportunidades para jugadores jóvenes.

Ahora, como comentarista de ESPN, el Tuca ha analizado el déficit de delanteros mexicanos jóvenes en los equipos de la Liga MX. Esa crisis, desde luego, no es nueva, pero en los últimos años se ha agudizado a pesar del surgimiento de algún talento como Santiago Giménez (que más bien resulta esporádico). La Selección Mexicana lo sufre a lo grande, pero la problemática es general: ningún equipo es capaz de generar talentos de manera recurrente en ofensiva.

El torneo pasado, únicamente tres jugadores formados en México figuraron en la tabla de goleadores: Guillermo Martínez, Ángel Sepúlveda y César Huerta. En los dos primeros casos, se trata de jugadores con amplio recorrido (28 y 32 años de edad, respectivamente). Ambos han pasado por varios clubes con altas y bajas. No son delanteros sólidos ni tampoco pueden ofrecer garantías a futuro. Huerta, de 23 años, sí tiene un techo mayor, pero no es un centrodelantero, sino un extremo o bien un mediapunta con llegada al área.

En ese contexto, Ferretti criticó, durante el programa Futbol Picante de ESPN, que también en la Liga de Expansión haya cabida para jugadores extranjeros (cinco registrados, tres en campo). "Pelean que el número de extranjeros es grande (en la Liga MX). Pero, si peleamos que en Primera el número es grande, ¿en qué mundo directivo cabe que abajo acepten tres extranjeros? Antes cuando había descenso, ningún jugador extranjero podía jugar en Segunda División. ¿Y cuántos goleadores salieron? Ya están como árbol bonsái recortando de abajo", cuestionó.

Y también habló de la preferencia que se le da a los jugadores de otros países: "Llega un extranjero de 17 años. Y todo mundo: 'hay que ponerle atención, hay que enseñarlo'. ¿Y el mexicano de 17 años qué hacemos con él". El presentador Álvaro Morales le cuestionó a Ferretti que, en Tigres, prefirió a Emmanuel Villa, argentino de nacimiento, encima de Alan Pulido. Tuca no se quedó callado y dijo que él fue quien debutó a Pulido (lo cual es falso, pues eso lo hizo Daniel Guzmán).

Héctor Mancilla, delantero titular de Tigres en su campeonato de 2011. (Alfredo López/Jam Media/LatinContent via Getty Images)
Héctor Mancilla, delantero titular de Tigres en su campeonato de 2011. (Alfredo López/Jam Media/LatinContent via Getty Images)

El exentreandor nunca se caracterizó por dar oportunidades a delanteros mexicanos y menos por encima de extranjeros. Sólo en Chivas, adonde estuvo obligado a hacerlo por la tradición del club, fue que barajeó talento nacional en su totalidad (y fue campeón, su primer título en 1997). A diferencia de entrenadores como Ricardo La Volpe, Ferretti miraba muy poco a las fuerzas básicas. Así lo reflejan sus campeonatos. En Pumas, su delantero titular, en el Clausura 2009, fue el paraguayo Dante López. En Tigres, en el Apertura 2011, fue Héctor Mancilla. Y después, en la época dorada de 2015 a 2019, el titular fue Gignac, casi siempre rodeado de socios foráneos. Los mexicanos que tuvo, Damm y Aquino, eran jugadores ya hechos.

Ferretti ganó y bastante. Y entendió que, dadas las circunstancias del futbol mexicano, tenía muchas más probabilidades de hacerlo con delanteros extranjeros ya probados. No le era viable darse el tiempo de formar a un delantero de manera paciente y, luego, convertirlo en figura. Y por esa forma de pensar, compartida con centenas de entrenadores, es que no hay delanteros mexicanos. Surgen pocos, escasos. Ferretti ahora ve el problema de fuera y cuestiona. Pero cuando estuvo en el banquillo no dio su brazo a torcer jamás.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

CDMX: Lo arrestan por robar una llanta y le encuentran algo peor