Anuncios

Mauro Lainez y el absurdo descuido que le impidió al América venderlo a Mazatlán

Mauro Lainez en marzo de 2022 en un América vs. Chivas. (Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)
Mauro Lainez en marzo de 2022 en un América vs. Chivas. (Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

El Torneo Clausura 2024 trajo una sorpresa nada agradable para Mauro Lainez y Mazatlán, el club que pretendía integrarlo en su plantilla para el presente torneo. El mediocampista de 27 años enfrenta una situación que ninguno de los involucrados en el caso puedo prevenir. El jugador se quedó entre la espada y la pared: estar seis meses sin jugar o volver al América o Querétaro, los otros dos equipos que lo habían tenido en sus filas durante el año futbolístico.

Lainez comenzó el año futbolístico jugando para el equipo dueño de su carta, el América, en el Apertura 2023. Sin embargo, André Jardine prescindió de sus servicios y avaló su préstamo a Gallos Blancos de Querétaro. En ese equipo Laínez tampoco logró convencer y finalmente fue vendido a Mazatlán. El América cortó así los tres años de vínculo que tuvieron con el hermano mayor de Diego Laínez (primero lo pidieron a préstamo a Tijuana y lo compraron en enero de 2022).

En retrospectiva, el fichaje de Mauro Lainez no dejó éxitos en Coapa. América lo compró porque cuando estuvo a préstamo rindió, pero fue de más a menos. Tampoco en Querétaro levantó su carrera y ahí acudió al rescate Mazatlán, un club que suele ser muy benevolente con aquellos jugadores que no han tenido un rendimiento constante. Sin embargo, Lainez, por reglamento de la FIFA, no puede jugar activamente en tres clubes diferentes en un mismo ciclo futbolístico (es decir, la temporada 2023-2024).

Así lo establece el organismo en su reglamento, el cual es aplicable para todas las federaciones asociadas, sin excepción: "Los jugadores pueden estar inscritos en un máximo de tres clubes durante una temporada. Durante este periodo, el jugador es elegible para jugar partidos oficiales solamente por dos clubes". Es decir, Lainez sí puede estar inscrito en un club más, formar parte de la nómina, en este caso de Mazatlán, y entrenar con ellos. Pero no puede disputar partidos oficiales con el club sino hasta el arranque del próximo año futbolístico, que será en julio.

De hecho, Mauro Lainez fue formalmente campeón del torneo pasado con el América, pues aunque no estaba en el plantel final, estuvo registrado al comienzo del torneo y disputó minutos del certamen. No podía saberse entonces que aquello le costaría su fichaje con Mazatlán. Ninguno de los dos clubes estuvo al tanto de que Lainez no era elegible para jugar. El volante no sería de utilidad para los porteños durante un torneo y en América no tiene lugar.

La única solución para su caso sería que jugara en uno de los dos equipos con los que ya estuvo registrado: América o Querétaro. Lo más factible sería la primera opción. Las Águilas son el dueño inmediato de su carta, mientras que Gallos sólo lo tuvo por un torneo y, con base en su rendimiento, decidieron no buscar una renovación de su préstamo. La reportera de ESPN Mac Reséndiz consultó con la directiva de Mazatlán y fue informada de que Lainez volverá al América.

Para América, es una movida frustrante, porque Lainez ya era un descarte. Se puede argumentar que el fichaje se hizo legalmente, es decir, hasta ahora no se infringió ninguna regla, porque no jugó minutos activos con Mazatlán (si lo hubiera hecho, el problema habría sido enorme para ambos clubes). Pero queda claro que ambos se equivocaron (y no se le quita responsabilidad al jugador, que debe conocer sus derechos y obligaciones). A ninguno le convenía. Ni al América, que ya lo quería vender, ni a Mazatlán, que requería un refuerzo con efecto inmediato, sin tenerlo congelado por seis meses.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

CDMX: Lo arrestan por robar una llanta y le encuentran algo peor