Anuncios

Egresados chilenos. Por qué eligen viajar en verano a uno de los destinos preferidos por los estudiantes argentinos

Uno de los contingentes de egresados de Chile que viajó a Bariloche
Uno de los contingentes de egresados de Chile que viajó a Bariloche - Créditos: @Gentileza de Vivencias Travel

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Grisú, By Pass, Cerebro, Genux y Roket: las discotecas más famosas de esta ciudad no solo son sinónimo de algunos de los mejores momentos de la adolescencia para varias generaciones de argentinos. Cada vez son más los estudiantes chilenos que eligen este destino para su viaje de egresados.

Entre diciembre pasado y fines de enero, unos 25.000 chicos del país trasandino habrán pasado por Bariloche para disfrutar de múltiples actividades como cabalgatas, zipline, paintball, cuatriciclos, toboganes gigantes y bowling. A diferencia de los estudiantes argentinos, que prefieren venir en invierno, la temporada alta de los jóvenes chilenos es el verano. Solo algunos grupos aislados llegan en septiembre, pero la mayoría viene en diciembre y enero.

“En diciembre de 2023 hubo nueve vuelos semanales con la línea aérea Sky, de los cuales seis fueron charters exclusivos de estudiantes y los otros tres, regulares. También hubo agencias que trasladaron estudiantes chilenos con charters de otras empresas aéreas. En general, el 60% de los chicos entra vía terrestre y el resto en avión”, cuenta Gastón Burlón, presidente de la Cámara Argentina de Turismo Estudiantil (CATE), que agrupa a empresas que representan cerca del 80% del mercado, no solo en Bariloche, sino también en ciudades como Villa Carlos Paz, destino tradicional de viajes de alumnos egresados de la escuela primaria.

Fuerte crecimiento

Burlón agrega que el segmento de estudiantes chilenos que elige Bariloche “aumentó más del 25% de la temporada anterior a esta”; si bien el mercado más importante en turismo estudiantil es, obviamente, el argentino, los jóvenes chilenos ocupan el segundo lugar, seguidos por los brasileños, que también vienen en aumento desde los años de pandemia.

“Son segmentos que vienen creciendo fuertemente, gracias a las capacitaciones que se realizan y el trabajo en equipo con agencias y aerolíneas. También buscaremos que sigan viniendo cada vez más estudiantes uruguayos y paraguayos a disfrutar de Bariloche”, dice el presidente de CATE.

Muchos estudiantes secundarios de Chile eligen Bariloche en verano como destino de viaje de egresados
Muchos estudiantes secundarios de Chile eligen Bariloche en verano como destino de viaje de egresados - Créditos: @Marcelo Martinez

Néstor Denoya, presidente de la Cámara de Turismo de Bariloche, coincide en señalar que las visitas de estudiantes chilenos están en aumento: “Hacen las mismas actividades que los chicos argentinos, pero sin nieve, sin ir al cerro Catedral, porque vienen en verano. Recibimos chicos de todo Chile. Al principio, venían más de ciudades del sur, pero ahora también llegan muchos de Santiago de Chile y alrededores”.

Los estudiantes chilenos que viajan a Bariloche tienen entre 15 y 17 años, y están cursando su tercero o cuarto año del secundario. La educación media en el país trasandino dura actualmente 4 años.

En general, estos chicos no coinciden con los egresados argentinos en los boliches ni en las actividades. De hecho, las agencias prefieren que no se crucen, para no despertar ciertas rivalidades, vinculadas con el mundo del fútbol. Como difieren las edades y las fechas de los viajes, no resulta tarea difícil que no se “mezclen”.

“Los hoteles en los que se hospedan son los mismos que para los estudiantes argentinos, pero las fechas son distintas. Los chilenos suelen venir del 2 al 22 de diciembre, y luego del 8 al 20 de enero. Muchos estudiantes argentinos, especialmente de Córdoba y Mendoza, vienen desde el 22 de diciembre, pasan las Fiestas en Bariloche y se quedan hasta el 8 de enero aproximadamente”, indica Marcelo Rollandi, CEO del operador receptivo Vivencias Travel.

Esa agencia comenzó a traer estudiantes chilenos hace unos 8 años, aunque su dueño destaca que el volumen viene creciendo año tras año y advierte sobre un auge del 30% entre la temporada pasada y esta. Suma que el principal atractivo para los jóvenes es la noche barilochense: visitan el Bar de Hielo, Escape Room y los emblemáticos boliches de la ciudad, en los que se ofrecen experiencias exclusivas para esos visitantes.

Viaje internacional, pero accesible

Para sumar personalización, las agencias que reciben estudiantes chilenos traen DJs y animadores de ese país, al tiempo que durante la estadía no falta la fiesta en la que se escucha el himno chileno y mucho reggaeton, el género musical preferido. “Es un viaje internacional y lo disfrutan mucho. El otro destino que se vende mucho entre los egresados chilenos es Camboriú, pero Bariloche es más accesible y les encanta”, dice Rollandi.

Los jóvenes chilenos también disfrutan en su viaje de egresados de variadas propuestas nocturas en Bariloche
Los jóvenes chilenos también disfrutan en su viaje de egresados de variadas propuestas nocturas en Bariloche - Créditos: @Gentileza BALC

En promedio, las estadías de los jóvenes trasandinos son de 5 noches. Quienes los reciben aseguran que los chicos chilenos son más conservadores y “educados” que los argentinos. Llegan con coordinadores de grupo como acompañantes, además de varios padres, que intentan que sus hijos no consuman alcohol.

Además de la noche y los boliches, durante el día los estudiantes extranjeros visitan algunos de los rincones más tradicionales, como Tambo Viejo (los contingentes hacen paintball y fourtrax), el parque ecoturístico del Cerro Viejo (muy cerca del Centro Cívico, ofrece descensos en aerosilla o en un tobogán gigante), las cabalgatas de Tom Wesley y los circuitos de canopy o zipline en el cerro López, muy cerca de Colonia Suiza. También pasean por las principales chocolaterías y juegan en Escape Room y en el Bowling del lago, en pleno centro de la ciudad.

Frontera caótica. Buscan agilizar los trámites en uno de los cruces más transitados del país

Aunque varía entre las diversas agencias chilenas –entre ellas, Atui tour, TJ, America Travel, Meridiano, Crea y Latitud 90–, el valor del viaje se ubica entre los US$700 y US$1000. “Depende si vienen en avión o en bus, cuántos días se quedan y demás. A su vez, algunos pagan el viaje con un año de anticipación, y muchos lo abonan sobre la fecha”, afirma Denoya.

Aunque en algún momento, muchos colegios argentinos prefirieron optar por destinos en Brasil o México para el viaje de egresados, la situación cambiaria ha vuelto a posicionar a Bariloche entre los preferidos. “Desde hace unos 5 años, pandemia de por medio, hemos logrado recuperar gran cantidad de chicos en la ciudad. A través de diversas campañas volvimos a posicionar el segmento estudiantil, que es un clásico en la ciudad. Fuimos creciendo y durante la última temporada –que va de junio a enero– tuvimos 120.000 estudiantes argentinos en Bariloche”, añade Burlón.

Por ahora, para la temporada 2024, 120.000 chicos que ya empezaron a pagar sus viajes. En el nuevo contexto económico, habrá que ver si se caen algunas de esas reservas. La mayoría de los estudiantes termina de pagar su viaje en cuotas en mayo y junio de este año. A su vez, para 2025 las empresas estudiantiles todavía no salieron a vender sus paquetes: lo harán a partir de marzo y los precios resultan por ahora una incógnita.