Anuncios

La directora académica del Instituto Cervantes dice que "la presencia del español en África está creciendo"

Nairobi, 27 oct (EFE).- "La presencia del español en África está creciendo", declaró en una entrevista con EFE en Nairobi la directora académica del Instituto Cervantes, Carmen Pastor, quien dio gran valor a ese avance en un mundo cada vez más interconectado.

"Los datos sorprenden mucho, porque dentro de los quince países del mundo donde más estudiantes de español hay, seis de ellos están en África subsahariana", dijo Pastor en la capital keniana, donde asistió esta semana a unas jornadas para promover la enseñanza de ese idioma.

África, que registra casi dos millones de estudiantes de español como lengua extranjera, es un continente marcado fuertemente por la influencia colonial de otros idiomas europeos.

Sin embargo, el español, hablado por casi 600 millones de personas en todo el mundo, está en un proceso de expansión no exento de desafíos.

"Cuando España se retiró del norte de África, no quedó el español como lengua oficial, algo que sí pasó en Hispanoamérica. Y lo curioso también es que en África Subsahariana se estudia más español que en el norte del continente", explicó la directora académica.

Para cuantificar el crecimiento del español en el continente, los investigadores se enfrentan a notables retos, ya que faltan datos precisos por la falta de censos en muchos países, además de la dificultad que tienen éstos para que las academias privadas les proporcionen información.

Competencia con el francés y el inglés

El español como lengua extranjera (ELE) compite en África con los idiomas heredados de la colonización, como el francés y el inglés. "El francés es el idioma favorito, porque para ellos es como una segunda lengua", señaló.

Pastor enfatizó que, aunque competir directamente con las lenguas coloniales no es fácil,"cuando un africano quiere estudiar una lengua extranjera, el español está cada vez ganando más terreno".

Además, la ubicación geográfica desempeña un papel relevante porque "también España es la frontera con África, es la entrada para muchísimas cosas".

El Instituto Cervantes está presente en más de cuarenta países del mundo, pero uno de ellos, Marruecos, ha visto un crecimiento significativo en la demanda del español.

"Dentro de todos los centros del Instituto Cervantes en el mundo -subrayó-, el segundo con más inscripciones de este año ha sido el de Marruecos. Hay muchísimas personas pensando en las oportunidades de estudiar en universidades españolas, en las oportunidades laborales y en el turismo".

Aparte de Marruecos, el Cervantes cuenta en el norte de África con centros en Argelia, Túnez y Egipto.

Para la directora, "cuando se conoce otra lengua, fluyen más las relaciones comerciales y diplomáticas", por lo que "difundir el español es importantísimo en África y en cualquier otro continente".

Aprender un idioma, además, implica comprender culturas, costumbres y actitudes sociales, lo que a su vez fomenta una mayor comprensión y empatía entre países.

"En la parte más afectiva también importa mucho. Ponte que un diplomático ha estado en España o Chile, que habla muy bien español y tiene buena relación con la cultura. En el momento en el que tenga que hacer cualquier actividad, es posible que se decante por el español en vez de por otra lengua", indicó Pastor.

Expansión en África subsahariana

La iniciativa que trajo a la directora a Kenia consiste en unas jornadas de tres días que impulsaron la enseñanza de la lengua y cultura españolas en este país africano, donde el español cuenta cada vez con más estudiantes.

"Queremos que tengan una inmersión lingüística, donde todas las interacciones sean en español y que tengan contacto directo con otras culturas", dijo sobre las jornadas, celebradas en la United States International University (USIU) en Nairobi en colaboración con la Embajada de España, entre otras entidades.

Sobre la expansión del Cervantes en África subsahariana, donde el organismo sólo cuenta con un Instituto Cervantes en Senegal y un Aula Cervantes en Costa de Marfil, Pastor admite dificultades económicas para lograr ese objetivo.

"De momento, no podemos abrir nuevas sedes del Instituto Cervantes en África Subsahariana por un motivo puramente económico y de falta de personal", reconoció.

"Pero eso no significa que no estemos haciendo muchísimas actividades con África", apostilló Pastor, al agregar que el Cervantes continuará trabajando por facilitar el acceso del estudio del ELE a los africanos, un proceso que creará nuevas oportunidades para los ciudadanos del continente en el mundo hispanohablante.

Andrea Sanz Yus

(c) Agencia EFE