Anuncios

Denuncias por compras irregulares: trasladan al Ministerio de Salud un área que provee de medicamentos a pacientes vulnerables

La mayoría de los medicamentos son oncológicos y para enfermedades graves de la sangre o genéticas
La mayoría de los medicamentos son oncológicos y para enfermedades graves de la sangre o genéticas

La Dirección Nacional de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (Dadse) se transfirió a la órbita del Ministerio de Salud. Se trata de la oficina encargada de proveer medicamentos, prótesis y otros insumos médicos a personas sin cobertura y en situación de alta vulnerabilidad social, en donde se habían detectado irregularidades en la compra de fármacos con el cambio de gestión. En paralelo, pacientes y asociaciones que los nuclean señalan que hay tratamientos que están suspendidos.

Como publicó LA NACION el 8 pasado, una investigación interna del Ministerio de Capital Humano –bajo el cual quedó esta dirección que dependía de la excartera de Desarrollo Social– encontró “irregularidades graves” en la contratación y el pago de proveedores. Las compras se hacían a través de una cadena de correos electrónicos sin validar de cuentas de Gmail o Hotmail. Por algunos nombres, corresponderían a droguerías o laboratorios.

Son montos en cientos de millones de pesos, incluidas cotizaciones en dólares, que el Estado abonaba por un circuito exprés amparado en la urgencia. La investigación determinó, además, que 2300 perdidos de pacientes estaban sin respuesta desde la gestión anterior. Por las demoras detectadas, no era más ágil que la compra directa regular para asistir casos de emergencia.

Por los datos relevados no se puede precisar a quién se le estaba pagando o si el precio informado por correos electrónicos sin identificación clara correspondía a valores reales o había sobreprecios.

El área legal de Capital Humano hizo una denuncia penal, que recayó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°11, por defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad y violación e incumplimiento de los deberes de funcionario público que abarca desde 2016, cuando se implementó un procedimiento de compra exprés por urgencia, hasta el 10 de diciembre de 2023.

El desgarrador mensaje que posteó la novia de uno de los argentinos fallecidos en Playa del Carmen

Nuevo sistema

“El traspaso [al Ministerio de Salud] se realiza con el objetivo de hacer más ágil, transparente y eficiente su funcionamiento, en beneficio de los pacientes que requieren la medicación y que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y sanitaria, luego de la denuncia realizada por Capital Humano tras haberse encontrado irregularidades en los procedimientos de adquisición”, comunicaron desde el Ministerio de Salud. La transferencia de esta dependencia a la órbita de Mario Russo se oficializó hoy en el Boletín Oficial, aunque aún no designaron un funcionario a cargo. “Es una formalidad administrativa. El equipo ya está y viene trabajando”, contestaron a este medio desde esa cartera.

Informaron, además, que iniciarán “un nuevo sistema” para la adquisición de medicamentos “mediante un sistema de compras con reglas claras y con el objetivo de transparentar todas las adquisiciones, donde se pueda seguir la trazabilidad del medicamento dispensado”. Ante la consulta de LA NACION, sin embargo, no pudieron dar más precisiones ni especificar si será a través del sistema oficial ComprAR. “Será un espacio en la web con mayor grado de transparencia donde estén los oferentes y se pueda seguir la trazabilidad de los medicamentos y las compras”, dijeron.

En tanto, los pacientes y asociaciones que los nuclean señalan que hay tratamientos que están suspendidos. María de San Martin, directora de la Fundación Donde Quiero Estar, precisó a LA NACION que actualmente son 11 los pacientes que “están esperando respuesta con el tratamiento suspendido desde el inicio de la nueva gestión”. Agregó que aún no tuvieron contacto con las nuevas autoridades y están evaluando iniciar algún reclamo que incluso podría contar con el apoyo de algunos diputados.

“La Dadse nunca funcionó del todo bien, pero la medicación la entregaba, tarde o temprano la entregaba. La gente que presentó los trámites después del 10 de diciembre nunca más recibió medicación, lo mismo pasó con Incluir Salud”, apuntó.

Respuesta

Al día de hoy todavía no se restablecieron esos tratamientos, están suspendidos desde que empezó este gobierno. Hay un montón de gente que sigue sin recibir su medicación”, coincidió María Alejandra Iglesias, presidenta de la Asociación Civil Sostén y coordinadora de Unidos por el Cáncer e indicó: “Se tomaron los trámites, pero se cancelaron las entregas. Está muy bien que hagan auditorías, pero no se puede suspender la medicación”. Agregó, además, que tampoco tuvieron contacto con las nuevas autoridades y pidieron una reunión con el ministro de Salud y la de Capital Humano y aún no tuvieron respuesta.

A principio de mes se había filtrado el texto de un proyecto de resolución interna que suspendía el proceso de compra exprés e instruía al personal de la Dadse a seguir haciendo las compras de los remedios bajo las normas que funciona el resto del Estado que los puso en alerta.

La oficina nunca se cerró, no dejó de estar operativa. Se está trabajando para resolverlo”, dijeron desde la cartera sanitaria a LA NACION. Agregaron que se está “fortaleciendo la articulación con las provincias”. En el comunicado difundido mencionaban que estaban trabajando con el Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, para “atender caso por caso los pedidos de medicamentos que se encuentran en trámite y asegurar su entrega”.

Iglesias también mencionó: “Me parece bien que la Dadse pase al Ministerio de Salud, pero lo ideal sería que los medicamentos que se compraban por Dadse se agregue al listado de medicamentos del Banco Nacional de Drogas Especiales, que es el banco complementario al de los bancos de las provincias”. Con el circuito actual, los pacientes llegan a la Dadse cuando tienen la negativa a su pedido en el banco de drogas de su provincia y en el banco nacional.