Anuncios

China anuncia su objetivo de crecimiento económico más modesto en décadas

Trabajadores reponen las tazas de té del presidente chino Xi Jinping durante la sesión de apertura del Congreso Nacional del Pueblo (NPC) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín el 5 de marzo de 2024.
Trabajadores reponen las tazas de té del presidente chino Xi Jinping durante la sesión de apertura del Congreso Nacional del Pueblo (NPC) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín el 5 de marzo de 2024. - Créditos: @GREG BAKER

PEKÍN.- China fijó el martes un objetivo de crecimiento del 5% del PBI en 2024, uno de los más modestos en décadas pero difícil de alcanzar antes la lenta recuperación poscovid de la segunda economía mundial.

El gigante asiático también anunció un aumento del 7,2% hasta los 1,67 billones de yuanes (230.000 millones de dólares) de su presupuesto militar, que ya era el segundo más elevado del mundo detrás de Estados Unidos.

La meta económica para este año fue anunciada por el primer ministro Li Qiang en la inauguración de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), el parlamento chino, en Pekín.

El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro chino, Li Qiang, llegan a la sesión de apertura del Congreso Nacional del Pueblo (NPC) en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024.
El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro chino, Li Qiang, llegan a la sesión de apertura del Congreso Nacional del Pueblo (NPC) en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024. - Créditos: @Ng Han Guan

Este objetivo va en línea con la expansión del PBI del año pasado, de un 5,2%, pero se sitúa lejos del dinámico ritmo de crecimiento de la economía china en los años 1990 y 2000.

“No será fácil alcanzarlo”, reconoció Li Qiang. “Debemos, pues, mantener el rumbo de nuestra política, trabajar más duro y movilizar los esfuerzos concertados de todas las partes”, agregó.

En un contexto de crisis inmobiliaria, alto desempleo juvenil y ralentización económica mundial que afecta las exportaciones chinas, “es un objetivo ambicioso”, consideró Wang Tao, economista en jefe sobre China del banco UBS.

El mercado inmobiliario continúa su caída y todavía no ha tocado fondo, lo que supone una presión a la baja en la economía”, agregó la experta.

Esto tendrá “un impacto negativo en las finanzas y el gasto de los gobiernos locales, así como en la riqueza de los hogares y el consumo”, afirmó.

El primer ministro chino Li Qiang se muestra en pantallas mientras habla durante la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024.
El primer ministro chino Li Qiang se muestra en pantallas mientras habla durante la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024. - Créditos: @Ng Han Guan

Evitar un rescate

El año pasado, la gran cita política de China estuvo consagrada a la investidura para un inédito tercer mandato del presidente Xi Jinping, en el poder desde 2012.

Pero en la reunión parlamentaria de este año, la atención se centra en las dificultades de la segunda economía mundial después de tres años de encierro y restricciones por el covid. Los inversores reclaman a las autoridades acciones firmes para reimpulsar la economía, pero Pekín es reticente a aplicar un gran rescate financiero por temor a comprometer sus debilitadas arcas públicas.

En su informe de actividad publicado el martes, el gobierno prometió “continuar con el progreso y garantizar la estabilidad” de la economía en 2024.

También anunció la reducción de tasas aduaneras en las importaciones de algunos productos tecnológicos y prometió “abrir nuevas vías para el comercio exterior”.

Los delegados se retiran después de la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024.
Los delegados se retiran después de la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el martes 5 de marzo de 2024. - Créditos: @Andy Wong

“La clave es estabilizar el sector inmobiliario”, dijo Larry Hu, economista jefe para China del banco de inversión Macquarie Group. Pero “hace falta una política fiscal más expansionista” para estimular el crecimiento a través de reducciones de impuestos, afirmó.

Además, Li presentó un plan para impulsar el crecimiento con la emisión de bonos a largo plazo durante los próximos años, comenzando con un billón de yuanes (alrededor de 139.000 millones de dólares) este año. El dinero se destinará a poner en marcha “grandes estrategias nacionales” y a reforzar la seguridad “en áreas clave”.

Según Li, el gobierno planea un “nuevo modelo de desarrollo” para el mercado de la vivienda, incluyendo la construcción de casas subvencionadas por el gobierno en un intento de aliviar la prologada crisis inmobiliaria que ha supuesto un importante lastre para la economía. Esto parecía confirmar los reportes de que las autoridades tienen previsto emplear fondos públicos para comprar algunas de las legiones de departamentos desocupados y convertirlos en viviendas asequibles.

“Las bases para la recuperación económica sostenida aún no son estables, con una demanda efectiva insuficiente, exceso de capacidad en algunas industrias, débiles expectativas sociales y todavía muchos riesgos y peligros ocultos”, afirmó Li ante los delegados.

Apuesta por la seguridad

En cambio, las autoridades comunistas apostaron por reforzar la defensa y la seguridad, con un aumento del 7,2% del gasto militar en medio de tensiones geopolíticas en la región por Taiwán o las disputas territoriales en el mar de China Meridional.

El aumento es similar a la tasa del presupuesto del año pasado y vuelve a estar muy por encima de la previsión de crecimiento económico del Gobierno para este año. Los analistas consideran que entre el reimpulso económico y la seguridad, el poder chino se decanta por lo segundo.

Un buque de la Guardia Costera china y otro de la Guardia Costera filipina en la zona en disputa del mar de China Meridional.
Un buque de la Guardia Costera china y otro de la Guardia Costera filipina en la zona en disputa del mar de China Meridional. - Créditos: @GUARDIA COSTERA DE FILIPINAS

Desde que Xi se convirtió en presidente y comandante en jefe hace más de una década, el presupuesto de defensa se ha disparado hasta los 1,67 billones de yuanes (230.000 millones de dólares) este año desde los 720.000 millones de yuanes de 2013.

China también adoptó oficialmente un lenguaje más duro contra Taiwán al dar a conocer las cifras presupuestarias, eliminando la mención a la “reunificación pacífica” en un informe gubernamental presentado por el primer ministro Li Qiang.

En este contexto, el primer ministro chino afirmó oponerse “decididamente a las actividades separatistas dirigidas a la independencia de Taiwán”, una isla de gobierno autónomo que Pekín considera parte de su territorio.

Li Mingjiang, experto en defensa de la Rajaratnam School of International Studies (RSIS) de Singapur, afirmó que, a pesar de los problemas económicos de China, Taiwán es un factor importante en el gasto en defensa de Pekín. “China está demostrando que en la próxima década quiere hacer crecer su ejército hasta el punto de estar preparada para ganar una guerra si no tiene más remedio que librarla”, afirmó.

El año pasado, las autoridades endurecieron una ley que amplía la definición de espionaje y registraron varias oficinas de empresas extranjeras de consultoría, investigación y auditoría.

Un director conduce la banda militar mientras interpretan un himno nacional durante la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, el martes 5 de marzo de 2024.
Un director conduce la banda militar mientras interpretan un himno nacional durante la sesión inaugural del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, el martes 5 de marzo de 2024. - Créditos: @Andy Wong

Antes de la sesión parlamentaria, la APN aprobó una amplia revisión de la ley de secretos de Estado, una “clara señal de la importancia de la seguridad en la agenda gubernamental de este año”, dijo Diana Choyleva, economista jefa de Enodo Economics a la AFP.

Ho-fung Hun, profesor de economía política de Johns Hopkins University, prevé también un aumento de “las medidas de seguridad nacional en todos los frentes”.

“No ayudará a la economía, pero podría ayudar al partido-Estado soportar la tormenta de la crisis económica”, dijo a la AFP.

En las mismas calles de Pekín, un inmenso dispositivo de seguridad acogió a los miles de diputados que participan esta semana en las llamadas “Dos Sesiones”, la reunión de la APN y de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC).

Gran parte de las decisiones que deberán ser adoptadas en estas citas fueron tomadas semanas antes, en reuniones privadas del Partido Comunista.

No obstante, los temas en discusión y el tono de los discursos brindan una oportunidad de conocer lo que están pensando las autoridades chinas.

Agencias AFP, AP y Reuters