Anuncios

El atractivo de la democracia está disminuyendo en gran parte del mundo, incluida la Argentina, según el Centro de Investigación Pew

Miembros de movimientos sociales protestan en defensa de la democracia en Sao Paulo
Miembros de movimientos sociales protestan en defensa de la democracia en Sao Paulo - Créditos: @NELSON ALMEIDA

WASHINGTON.- La democracia representativa sigue siendo el sistema de gobierno favorito en todo el mundo, pero su atractivo está disminuyendo en gran parte del mundo, incluida la Argentina, uno de los países en donde más creció el apoyo a la autocracia, en un año en el que casi la mitad de la población mundial va a las urnas a elegir nuevos gobernantes, según una encuesta de 24 países democráticos realizada por el Centro de Investigación Pew publicada el miércoles.

Mientras que una mediana del 77% de los encuestados dijo que la democracia representativa era un “buen” sistema de gobierno, más que cualquier otra alternativa, una mediana del 59% consideró a los encuestadores que no estaban satisfechos con cómo estaba funcionando la democracia en su propio país.

“A la gente le gusta la democracia representativa. Pero aquí se ve de muchas maneras diferentes que la gente está realmente frustrada con el desempeño”, indicó Richard Wike, director gerente de investigación de Actitudes Globales de Pew. “Existe una desconexión real entre la gente sus representantes”.

Entre los encuestados de las 24 democracias que formaron parte de la encuesta, una media del 74% no cree que a los funcionarios electos les importe lo que piensa la gente como ellos y el 42% dice que en su país ningún partido político representa sus ideales.

La proporción del público que describe la democracia representativa como una muy buena forma de gobernar ha disminuido significativamente en 11 de los 22 países donde hay datos disponibles de 2017″, advierte el informe. Pero “a pesar de la frustración con el funcionamiento de la democracia, - aclara el texto-, una media de sólo el 20% cree que el gobierno de representantes electos es una mala forma de gobernar”.

La encuesta se publica mientras las democracias del mundo se preparan para un año titánico con elecciones programadas en más de 50 países que representan la mitad de la población mundial. Esto incluye las elecciones en la India, elecciones en la Unión Europea en junio, y los comicios presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

Estas votaciones se producen en un momento en que está aumentado el apoyo a formas de gobierno más autoritarias. La encuesta de Pew encontró que en ocho de los países encuestados, el apoyo a un “líder fuerte” que pueda tomar decisiones sin interferencia judicial o legislativa aumentó desde 2017.

Esos países incluyen a Brasil, Alemania, México, Kenia y la Argentina. En el país, una media del 29% cree que un sistema democrático donde los representantes elegidos por los ciudadanos deciden lo que se convierte en ley es una muy buena forma de gobierno, mientras que una media de 24% lo ve como algo un poco o muy malo. Una media del 38% lo ve como algo bueno.

Manifestantes participan en una marcha organizada por organismos ciudadanos que exigen que se respete a la autoridad electoral en las próximas elecciones generales, el domingo 18 de febrero de 2024, en la Ciudad de México.
Manifestantes participan en una marcha organizada por organismos ciudadanos que exigen que se respete a la autoridad electoral en las próximas elecciones generales, el domingo 18 de febrero de 2024, en la Ciudad de México. - Créditos: @Marco Ugarte

En la Argentina, el apoyo a la autocracia creció un 10% desde 2017 hasta 2023, ubicando al país en el quinto lugar entre los países en los que más creció la simpatía por este tipo de régimen.

Esto coincide con el hecho de que una media del 67% de los argentinos no se encuentra satisfecho con la democracia, contra una media de 31% que sí, lo que representa un cambio sustancial en comparación con 2013, cuando un 57% de los argentinos se sentía satisfecho con este sistema de gobierno.

Desde entonces, en los últimos 10 años la satisfacción por la democracia en la Argentina ha ido decayendo. No obstante, en el país la mayoría ve como algo muy malo o algo malo un sistema en el que los militares gobiernan.

El aspirante presidencial Javier Milei, de la coalición La Libertad Avanza, carga una motosierra durante un mitin de campaña en La Plata, Argentina, el martes 12 de septiembre de 2023.
El aspirante presidencial Javier Milei, de la coalición La Libertad Avanza, carga una motosierra durante un mitin de campaña en La Plata, Argentina, el martes 12 de septiembre de 2023. - Créditos: @Natacha Pisarenko

La encuesta encontró que el apoyo a un líder fuerte aumentó más en México, donde aumentó un 23% desde 2017. Al mismo tiempo, México fue uno de los tres países donde aumentó el apoyo a la democracia: Brasil y Polonia fueron los otros dos.

El apoyo a un líder fuerte que pueda tomar decisiones sin la interferencia del Parlamento y de la Justicia, es decir, sin división de poderes, decreció en Suecia, Israel, Italia y Hungría. En tanto, aumentó en India, que se destacó como el país con el mayor nivel de apoyo a esa forma de gobierno: una media del 67% de los encuestados lo calificó como un buen sistema, un aumento del 12% respecto a cuando Pew hizo esta misma consulta en 2017.

El popular primer ministro de la India, Narendra Modi, ha sido criticado por erosionar las tradiciones democráticas y seculares de ese país con su partido nacionalista hindú. Pero los residentes del país también informaron un alto nivel de satisfacción con la democracia en la encuesta, por lo que Wike explicó que los dos factores están entrelazados en la India.

“Estos modelos autoritarios tienen más apoyo allí”, dijo Wike. “Eso les da a las autoridades una base de apoyo público a la que pueden recurrir”.

El apoyo a un liderazgo más autoritario tendió a ser más fuerte entre aquellos con menores niveles de educación e ingresos, así como entre aquellos de derecha ideológica.

Arrojan pétalos para dar la bienvenida al primer ministro indio Narendra Modi, de chaleco, al arribar junto con el primer ministro de Assam, Himanta Bishwa Sarma, a un acto en Guwahati, India, 4 de febrero de 2024.
Arrojan pétalos para dar la bienvenida al primer ministro indio Narendra Modi, de chaleco, al arribar junto con el primer ministro de Assam, Himanta Bishwa Sarma, a un acto en Guwahati, India, 4 de febrero de 2024. - Créditos: @Anupam Nath

Los países más pobres registraron un mayor apoyo a los sistemas autocráticos, incluidos los gobiernos militares. Que los militares tuvieran el control del gobierno también fue respaldado por alrededor de un tercio de todos los residentes en ocho de los que Pew llamó países de “ingreso medio”, como México, India, Indonesia y Sudáfrica.

Sin embargo, en general, el gobierno militar es la forma de gobierno menos popular, con una media de sólo el 15% que lo apoya.

Estados Unidos es un caso atípico en múltiples categorías, incluido su apoyo a sistemas más autocráticos. Fue el país más rico encuestado, y si bien su apoyo a los sistemas autocráticos estaba muy por debajo del nivel mayoritario (sólo el 15% respalda el gobierno militar y el 26% respalda un sistema de líderes fuertes), era superior a la mitad de los demás países en la encuesta.

Manifestantes leales al presidente Donald Trump avanzan hacia el Capitolio federal en Washington el 6 de enero de 2021.
Manifestantes leales al presidente Donald Trump avanzan hacia el Capitolio federal en Washington el 6 de enero de 2021. - Créditos: @Julio Cortez

Esto se produce mientras el expresidente Donald Trump, el principal candidato a la nominación presidencial del Partido Republicano, ha seguido hablando cálidamente de líderes autoritarios, como Xi Jinping de China, Kim Jong Un de Corea del Norte y Vladimir Putin de Rusia.

Wike indicó que Estados Unidos también se destaca por su polarización sobre cuestiones sobre si una representación más diversa mejoraría las políticas del país. Una media del 50% en los países encuestados cree que las políticas mejorarían si se eligieran más mujeres, mientras que en Estados Unidos esa proporción fue solo del 42%.

En todos los países encuestados, una media del 46% creía que elegir a más adultos jóvenes para cargos públicos mejoraría las políticas, mientras que en Estados Unidos esa proporción fue del 38%, la segunda más baja registrada después de Japón. Estados Unidos también registró la mayor brecha ideológica sobre la cuestión: 7 de cada 10 liberales dijeron que los líderes más jóvenes mejorarían las condiciones y sólo 2 de cada 10 conservadores estuvieron de acuerdo.

El candidato presidencial republicano, el expresidente Donald Trump, abraza y besa la bandera estadounidense mientras habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora, CPAC 2024, en National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, el sábado 24 de febrero de 2024.
El candidato presidencial republicano, el expresidente Donald Trump, abraza y besa la bandera estadounidense mientras habla en la Conferencia de Acción Política Conservadora, CPAC 2024, en National Harbor, en Oxon Hill, Maryland, el sábado 24 de febrero de 2024. - Créditos: @Alex Brandon

Si bien la democracia representativa fue el sistema más popular, la democracia directa, en la que los propios ciudadanos votan sobre temas importantes, le siguió de cerca, con una media del 70% que dijo que sería una buena manera de gobernar su país. Pew también encontró un aumento en el apoyo a un sistema dirigido por expertos en lugar de funcionarios electos, con una media del 58% respaldando ese modelo.

Pew encuestó a 30.861 personas en 24 países entre febrero y mayo de 2023. El margen de error varió según el país.

Agencia AP