Anuncios

Un ataque al consulado de Irán en Siria atribuido a Israel deja al menos 7 muertos, entre ellos un alto comandante de la Guardia Revolucionaria

Edificio destruido
Edificio destruido

Al menos 7 personas murieron en un ataque atribuido a Israel contra el edificio del consulado de Irán en Damasco este lunes.

Entre los muertos está el general de brigada Mohamed Reza Zahedi, uno de los comandantes de más alto rango de la Guardia Revolucionaria, según informó esta organización perteneciente a las fuerzas armadas iraníes.

El ataque destruyó el edificio de varias plantas situado junto a la embajada de Irán en el distrito de Mezzeh de la capital de Siria.

Los ministros de Asuntos Exteriores de Irán y Siria condenaron el ataque y señalaron a Israel, cuyo ejército declinó hacer comentarios.

Según el Ministerio de Exteriores de Siria, aviones israelíes atacaron el edificio del consulado procedentes de los Altos del Golán alrededor de las 17:00 hora local (14:00 GMT) del lunes.

Mapa
Mapa

Fotos y vídeos del lugar muestran humo y polvo emanando de los restos del edificio derrumbado y la actividad de los servicios de emergencia.

La embajada iraní en el edificio contiguo no parece haber sufrido daños significativos.

Zahedi, el vínculo entre Irán y Hezbolá

La televisión estatal iraní confirmó la muerte de Mohamed Reza Zahedi, a quien identificó como un alto comandante de la Fuerza Quds, el brazo de operaciones en el extranjero de la Guardia Revolucionaria.

Zahedi, de 63 años, era el comandante en jefe de la Fuerza Quds en Siria y Líbano.

El general de brigada Mohamed Reza Zahedi
El general de brigada Mohamed Reza Zahedi.

Según expertos, era el principal interlocutor entre Israel y Hezbolá, la organización político-militar libanesa considerada terrorista por la Unión Europea, EE.UU. y parte de la comunidad internacional.

En su larga carrera en la Guardia Revolucionaria, Zahedi ocupó previamente la comandancia de la Fuerza Aérea y las Fuerzas Terrestres y fue responsable de la seguridad en la capital, Teherán.

Era el comandante de la fuerza Quds para Líbano desde 2008, puesto que ya había ocupado en un primer término entre 1998 y 2002.

Según expertos, Zahedi jugaba un papel crucial en la asistencia militar que la Fuerza Quds brinda a Hezbolá en Líbano, supervisando el envío de armas.

También era responsable de la asistencia militar que el brazo exterior de las fuerzas armadas de Irán presta al régimen de Bashar al Asad en Siria.

Y lideraba la Unidad 18000 de la IRGC-QF, que opera en Siria en colaboración con el ejército local para el contrabando de armas y equipos.

El ayudante de Zahedi, Mohamed Hadi Haji-Rahimi, también murió en el ataque, según la agencia semioficial iraní Tasnim.

"Violación de normas internacionales"

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en el Reino Unido y una red de fuentes sobre el terreno en Siria, cuantificó en 8 los muertos por el ataque: un líder de alto rango de la Fuerza Quds, dos asesores iraníes y cinco miembros de la Guardia Revolucionaria.

Una portavoz de la Casa Blanca en Estados Unidos indicó que el presidente Joe Biden estaba al tanto de los informes y que su "equipo lo está investigando".

Operarios retiran un vehículo dañado tras el ataque al consulado iraní en Damasco.
Operarios retiran un vehículo dañado tras el ataque al consulado iraní en Damasco.

El Ministerio de Defensa sirio afirmó que las defensas aéreas derribaron algunos de los misiles lanzados desde el aire, pero otros evadieron el sistema y "destruyeron todo el edificio, matando e hiriendo a todos los que estaban dentro".

Agregó que se están realizando trabajos para recuperar los cuerpos y rescatar a los heridos de debajo de los escombros, sin especificar el número o identidades de las víctimas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Faisal Mekdad, condenó enérgicamente lo ocurrido, que dijo era un “atroz ataque terrorista", y afirmó que ha matado a "varias personas inocentes".

En una conversación telefónica con Mekdad, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, lo calificó como "una violación de todas las obligaciones y convenios internacionales" y "culpó de las consecuencias de esta acción al régimen sionista", según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Teherán.

También "destacó la necesidad de una respuesta seria por parte de la comunidad internacional".

Este ataque se produjo tras los bombardeos atribuidos a Israel contra Damasco y la ciudad norteña de Alepo la semana pasada, que según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos mataron a 53 personas, entre ellas 38 soldados sirios y siete miembros de Hezbolá.

Israel ha reconocido la autoría de cientos de ataques en los últimos años contra objetivos en Siria que vincula a Irán y a grupos aliados insurgentes armados, financiados y entrenados por la Guardia Revolucionaria.

El ejército israelí ha intensificado sus ataques desde el inicio de la guerra en la Franja de Gaza en octubre, como respuesta a los ataques transfronterizos con cohetes, morteros y drones contra el norte del país de combatientes de Hezbolá respaldados por Irán en Líbano y Siria.

línea
línea

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.