Anuncios

André Marín y su penosa llegada a Televisa: sin avisarle a Fox Sports, su actual empleador

André Marín. (Captura Youtube/Fox Sports MX)
André Marín. (Captura Youtube/Fox Sports MX)

André Marín ha sido anunciado como nuevo analista de TUDN )Televisa Univisión Deportes Network) para 2024. La empresa hizo la confirmación oficial a través de sus redes sociales, con énfasis en los Juegos Olímpicos de París, cita para la que también han firmado a David Faitelson, excompañero de Marín en los años dorados de TV Azteca. Sin embargo, la noticia no cayó nada bien en Fox Sports, la actual empresa de Marín, que expresó su sorpresa ante el modo en el que se ha oficializado esta contratación.

“Entendemos que André ha optado por dar un paso al costado y emprender nuevos retos, y Fox Sports no significará un obstáculo para que cumpla sus objetivos profesionales. Sin embargo, el contrato de André con Fox Sports sigue vigente, por lo que lamentamos profundamente las formas en que nos hemos enterado de sus decisiones”, expresó la compañía en un comunicado. En sintonía, dijeron que no tuvieron conocimiento de los acercamientos entre Marín y TUDN para sellar su contratación.

Fox Sports recordó también que durante 2022 apoyaron a Marín cada vez que necesitó faltar al trabajo. El comentarista hizo público que padeció diversos problemas de salud que pusieron en riesgo su vida. “Fox Sports le ha acompañado en todo momento y le ha facilitado el tiempo que ha necesitado para retomar fuerzas, motivo por el cual Fox Sports ha sido flexible para permitirle ausencias cuando lo ha solicitado”, abundaron.

El tema causó fuerte revuelo durante el año pasado, pues la condición de Marín se veía deteriorada incluso desde la lejanía de la pantalla. Marín en general padeció diversos problemas de salud durante 2022, que lo llevaron a tomarse una pausa laboral. “Fue un año que empezó con problemas de estómago: explotó, literalmente, el estómago por estrés. Me internaron y estuve en terapia intensiva. Luego, en marzo, me operaron de la espalda; me operaron mal. Y terminamos el año con lo que ya todo mundo sabe: con problemas de neumonía, intubado, en terapia intensiva, 45 días, bajando muchísimo de peso”, recordó en febrero de este año, cuando hizo su regreso permanente a televisión.

Marín ya había protagonizado momentos polémicos en el pasado en relación con empresas televisivas. José Ramón Fernández acusó en 2008 de traición a André Marín, pues supuestamente presionó a directivos de TV Azteca para quedarse con el puesto de Fernández, cuando este salió en 2007. "Fue uno de los hombres que más buscó que yo saliera. No sé por qué. Acudía con las autoridades de la empresa y tendía sus redes: hablaba mal de uno, hablaba mal de otro. No tiene capacidad, no tiene liderazgo, no tiene liderazgo", dijo Fernández a El Universal en aquel año.

En dicha entrevista, José Ramón también contó que él conoció a Marín desde que tenía 14 años y lo ayudó a entrar a los medios de comunicación. Según su versión, en 1998 Martín quiso irse a Televisa, pero finalmente su movimiento no prosperó. "Le pidieron que hiciera un escándalo y no se atrevió a hacerlo", recapituló Fernández. Durante años, ambos mantuvieron distancia, pero en 2017 se reencontraron en un evento de Univisión en el que se dieron un abrazo.

Ahora Marín enfrenta esta situación que será sumamente incómoda pues antes de incorporarse a Televisa deberá cumplir con su contrato y seguir apareciendo en Fox Sports a sabiendas de que tiene fecha de salida y que negoció a espaldas de ellos. Nunca antes se había presentado una situación así en los programas deportivos. El caso de Faitelson se dio de manera diferente, pues aunque ya había rumores, no se hizo oficial nada durante su estancia en ESPN sino hasta que anunció su despedida. En el pasado, otros grandes movimientos también se han dado de manera sorpresiva, formal, mejor dicho, y no con estas condiciones que ponen a Marín en el ojo del huracán de nuevo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Medias de abejita, la tendencia en TikTok con un regalo sorpresa que hace llorar a cualquiera