Anuncios

Analizan uso de aeronaves en incendios de Valle de Bravo y Jilotzingo

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 25 (EL UNIVERSAL).- El uso de helicópteros Relámpago con agua para combatir los incendios de Jilotzingo y de Valle de Bravo es analizado por autoridades federales y mexiquenses, informaron autoridades de la coordinación de Protección Civil del Estado de México.

Esto luego de que anoche por las condiciones meteorológicas, los brigadistas tuvieran que suspender los trabajos de combate al fuego principalmente en Valle de Bravo.

Ayer se registraron fuertes vientos en la región y provocaron que se avivara el incendio en la zona boscosa de San Juan Atexcapan lo que obligó a que por la tarde noche brigadistas salieran de la zona del siniestro debido al riesgo de quedar envueltos entre las llamas, así lo reportaron autoridades de la coordinación estatal de Protección Civil.

La velocidad del viento fue de más de 60 kilómetros por hora, lo que implicaba poner en riesgo a los brigadistas como sucedió en la tragedia de Donato Guerra donde fallecieron tres combatientes, uno perteneciente al programa Probosque y dos más voluntarios. Fuentes estatales informaron que actualmente tres víctimas más de este suceso se encuentran hospitalizadas, dos de ellas en el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM).

La orografía y la altitud de los dos incendios boscosos activos en Valle de Bravo y Jilotzingo hacen necesario el uso de helicópteros con agua, pero al mismo tiempo las intensas ráfagas de viento lo dificultan, por lo que esta mañana se deberá definir la estrategia de combate del fuego en ambos municipios mexiquenses.

Pobladores de Mazatla y la alcaldesa de Jilotzingo, Ana María Casas González reiteraron el llamado desesperado de auxilio por parte de helicópteros con agua ya que anoche el incendio de San José de las Manzanas alcanzó unos 700 metros de la zona de restaurantes de venta de trucha.

"Es espantoso ver el fuego cerca de nosotros", señalaron pobladores de San José de Las Manzanas, mientras esta mañana se alistaban para realizar brechas para contener el incendio que hoy cumple siete días en Jilotzingo.