Anuncios

Tras los allanamientos, la presidenta peruana rechaza las acusaciones de enriquecimiento ilícito por el caso de los Rolex

El allanamiento a la vivienda de la presidenta peruana, Dina Boluarte, en Lima. (Juan Carlos CISNEROS / AFP)
El allanamiento a la vivienda de la presidenta peruana, Dina Boluarte, en Lima. (Juan Carlos CISNEROS / AFP) - Créditos: @JUAN CARLOS CISNEROS

LIMA.– En una situación inédita en Perú, la policía allanó este sábado la vivienda de la presidenta Dina Boluarte y su despacho en el Palacio de Gobierno, en el marco de una investigación sobre presunto enriquecimiento ilícito por varios relojes Rolex al parecer no declarados.

Se trata de la primera vez que un presidente peruano en ejercicio es objeto de allanamientos judiciales, en una causa que podría derivar, llegado el caso, en un juicio político por “incapacidad moral”, una figura constitucional que ya les costó el puesto a varios mandatarios del país.

Boluarte denunció un “ataque y acoso sistemático” en medio de las investigaciones por presunto enriquecimiento ilícito, a la vez que reafirmó que terminará su mandato en 2026. “La medida de la madrugada es arbitraria, desproporcional y abusiva”, señaló la presidenta en un mensaje a la nación. “No soy corrupta ni ladrona”, añadió.

La policía monta guardia afuera de la casa de Dina Boluarte en Lima
La policía monta guardia afuera de la casa de Dina Boluarte en Lima - Créditos: @ap

En la madrugada de este sábado, un grupo de policías y fiscales irrumpió en la casa de Boluarte, en el este de Lima, tras derribar la puerta con una barra de hierro. Después, los agentes llegaron al Palacio de Gobierno y registraron el despacho de la mandataria.

“Se allanó el domicilio privado de la presidenta. Terminada la diligencia vinieron al Palacio de Gobierno con los mismos propósitos”, informó el primer ministro peruano, Gustavo Adrianzén.

Las autoridades realizaron los registros en busca de los relojes de lujo cuya procedencia la presidenta no aclaró. Aunque la Fiscalía no reveló el resultado de los allanamientos, la defensa de Boluarte aseguró que los policías encontraron unos diez relojes en su habitación dentro de la sede del gobierno.

“No se los llevaron, se constató y tomaron fotos. Eran aproximadamente diez, dentro de ese número había algunos relojes bonitos, pero no puedo decir cuántos eran marca Rolex”, señaló el abogado Mateo Castañeda. Medios peruanos informaron que tras el registro de más de cuatro horas los agentes se llevaron del domicilio un maletín negro como los que se utilizan para transportar notebooks.

Boluarte, que asumió la presidencia en diciembre de 2022, comenzó a ser investigada el 18 de marzo por presunto enriquecimiento ilícito y omisión de consignar declaraciones en documentos públicos. Los allanamientos se ordenaron en respuesta a que Boluarte no acudió a las citaciones esta semana para explicar la procedencia de los relojes. Expertos en joyería citados por la prensa peruana estiman en unos 500.000 dólares el precio de los relojes.

Adrianzén criticó severamente los operativos. “Consideramos absolutamente desproporcional, injustificada y, cuando menos, ilegal e inconstitucional la acción que se realizó”, afirmó. “Estamos seguros de que en el decurso de la investigación se aclarará de manera definitiva que no existe ningún tipo de responsabilidad [de Boluarte] por los presuntos delitos que se están investigando”, añadió.

En caso de que la Fiscalía la acuse de enriquecimiento ilícito, Boluarte solo respondería en un eventual juicio después de julio de 2026, cuando termina su mandato, según fija la Constitución peruana. El escándalo, sin embargo, puede derivar en un pedido de vacancia (destitución) de la presidenta desde el Congreso, al alegar “incapacidad moral”.

La policía abandona la casa de Dina Boluarte tras el allanamiento ordenado por la Fiscalía por el caso de los Rolex
La policía abandona la casa de Dina Boluarte tras el allanamiento ordenado por la Fiscalía por el caso de los Rolex - Créditos: @Agencia AFP

Para que ello ocurra, las bancadas de derecha que controlan el Parlamento unicameral y son el principal sostén de la mandataria deberán apoyar a las minoritarias bancadas de izquierda en una alianza, en teoría, difícil de concretar.

El escándalo por los Rolex estalló después de un reportaje del programa periodístico La encerrona a mediados de este mes. El medio reveló que Boluarte había usado varios relojes de la marca de lujo en actividades oficiales desde que asumió como vicepresidenta del gobierno del expresidente Pedro Castillo y ministra de Desarrollo e Inclusión Social en 2021.

El período analizado por el programa va hasta diciembre de 2022, mes en que asumió la presidencia. Boluarte se había referido a un Rolex “de antaño” y dijo que lo había obtenido con el “esfuerzo” de su trabajo. “Entré al Palacio de Gobierno con las manos limpias y saldré con las manos limpias”, declaró la mandataria ayer.

A raíz del escándalo, la Contraloría de la República anunció que revisaría nuevamente las declaraciones de bienes que Boluarte presentó los dos últimos años en busca de algún eventual desbalance patrimonial.

La Fiscalía ya investiga a Boluarte por los presuntos delitos de “genocidio, homicidio calificado y lesiones graves”, en un caso abierto el año pasado por la muerte de más de 50 ciudadanos “durante las movilizaciones sociales entre diciembre de 2022 y enero de 2023″, al comienzo de su presidencia.

Con una popularidad de apenas 10% en las encuestas, la presidenta carece de bancada propia en el Congreso. Boluarte era vicepresidenta hasta que asumió la presidencia el 7 de diciembre de 2022, luego de que el Congreso destituyera a Castillo por su intento de disolver el Parlamento y gobernar por decreto.

Agencias AFP, AP y DPA