Anuncios

7000 usuarios por minuto: la odisea de las familias para inscribirse en el programa de vouchers educativos del Gobierno

En el Gobierno estiman que el universo a alcanzar sería de unos dos millones de chicos que asisten a más de 6000 escuelas en todo el país
En el Gobierno estiman que el universo a alcanzar sería de unos dos millones de chicos que asisten a más de 6000 escuelas en todo el país - Créditos: @Marta Fernández Jara - Europa P

Llegó el día del comienzo del tan anunciado programa de vouchers educativos del gobierno de Javier Milei y como era de esperar, a las pocas horas de que se habilitara la plataforma para inscribirse para recibir el reintegro de hasta el 50% de lo que se paga por las cuotas de colegios privados de todo el país, que ya tengan una subvención mayor al 75%, la página colapsó.

No era para menos. Unos 7000 personas por minuto estaban intentando ingresar al mismo tiempo. Aunque los números de quienes lograron finalizar exitosamente el trámite durante la primera jornada se iban a tener a última hora, ya a media tarde la cifra sorprendía a las mismas autoridades educativas: Justamente, según se anunció desde el Ministerio de Capital Humano, el universo a alcanzar sería de unos dos millones de chicos que asisten a más de 6000 escuelas en todo el país y cuyos padres tengan un ingreso familiar menor a siete veces del Salario Mínimo Vital y Móvil. Esto es, 1.400.000 pesos aproximadamente.

Hasta las 16.30 de hoy, en el sitio www.argentina.gob.ar/educacion hubo unos 65.400 adultos responsables que ingresaron a la plataforma y cargaron sus datos. De esos, unos 22.200 usuarios lograron completar la encuesta. Y en total unos 12.000 padres, madres o adultos responsables habían logrado finalizar el 100% de la inscripción.

No fue fácil. Más bien fue una odisea que para quienes lo lograron significó estar varias horas pendientes de la computadora, probando una y otra vez hasta lograr ingresar. Porque, como consecuencia de la alta demanda, en distintos momentos, la página mostraba la leyenda “503, de Error”, y había que empezar la carga de nuevo.

Se espera que en los próximos días, la demanda siga alta, sobre todo porque habrá tiempo hasta fin de mes para poder anotarse. Hay que recordar que el programa es una ayuda económica que lanzó el gobierno nacional destinada a familias de clase media y media baja, para que no tengan que cambiar a sus hijos de escuela a causa del aumento que reciben las cuotas todos los meses. Inicialmente, se estableció que la ayuda sea por tres meses. Según se explicó, el beneficio se cobraría en mayo, junio y julio. El plazo de tres meses se fijó porque el Gobierno confía que, para ese momento, el punto más agudo de la inflación haya comenzado a ceder, según se explicó. Sin embargo, de no ser así, el sistema se podría extender por un plazo de otros tres meses. Pero no será un programa permanente, sino paliativo, para afrontar la crisis, se señaló.

Sin stock hace 15 días: alertas por WhatsApp y otras estrategias para conseguir repelentes en plena epidemia de dengue

Pasos

Quienes logren completar el extenso formulario que propone la inscripción al programa tienen que tener en cuenta que se les solicitará el número de DNI y el número de CUIL de los alumnos o estudiantes que se inscriban, que también se pedirá el nombre y dirección de la institución educativa a la que asisten y que el CBU esté actualizado en Mi ANSES.

Un dato que no es menor, y que hoy había generado cierta confusión, es que el trámite se realiza desde la página del gobierno, www.argentina.gob.ar y si se utiliza el acceso https://voucherseducativos.educacion.gob.ar/ es más sencillo el ingreso. Allí, el adulto responsable (solo puede solicitarlo uno de los dos padres) debe registrar un usuario antes de iniciar. Hay que aclarar que este trámite no se puede hacer desde la aplicación móvil MiArgentina, sino solamente desde la página web. Y que el usuario no es el mismo. Se debe crear uno nuevo.

Otra de las condiciones que se establecieron para acceder al beneficio es que la cuota del colegio no supere los $54.396. Desde la Secretaría de Educación se explicó que eso implica a todas las instituciones que tengan más de un 75% de subvención. Los beneficiarios recibirán el 50% del valor del arancel de jornada simple, sin incluir actividades extraprogramáticas, en función de la cuota base (marzo 2024) para mayo, junio y julio. El voucher tendrá un tope de $27.198 por hijo. Esto significa que, si una escuela que recibe un aporte estatal del 75% o más supera ese valor de cuota máximo, de todas los padres podrán anotarse para recibir el voucher, que contemplará solo los valores de las actividades programáticas, sin superar el tope máximo.

Las familias que quieran acceder al beneficio deberán completar un formulario disponible en argentina.gob.ar, antes del 30 de abril, donde deberán incluir el CBU para que se acredite el dinero e informar los datos del establecimiento educativo.

Completar el formulario no será sencillo y deberá realizarse tantas veces como hijos se deban inscribir. No se solicitará que aporten o adjunten una constancia de alumno regular, porque esa información la deberá aportar la propia escuela ante la Secretaría de Educación de la Nación. No es un dato menor, ya que muchos padres por estos días están solicitando a los colegios de sus hijos que se les confeccionen esos certificados, como ocurría en el trámite ante la Anses para cobrar la ayuda escolar, durante el mes de marzo.

Requisitos

Entre los requisitos que se mencionan para acceder al voucher, se detalla: ser argentinos nativos o naturalizados o extranjeros con residencia legal de al menos dos años en el país y contar con DNI. La suma de los ingresos de su grupo familiar no debe ser superior a siete Salarios Mínimos, Vitales y Móviles. El trámite debe hacerse hasta el 30 de abril.

Y por último, se requiere completar la encuesta solicitada al momento de realizar la inscripción en la plataforma. “Hola, desde la Secretaría de Educación nos gustaría conocer más acerca de tu grupo familiar, por eso antes de solicitar el voucher educativo te pedimos que respondas algunas preguntas”, se lee en la página. Es obligatorio contestarla aunque se aclara: “Tus respuestas no son vinculantes al resultado de la asignación del voucher”. En el relevamiento se pregunta cuestiones generales como cuál es el máximo nivel educativo alcanzado por el padre o la madre, cuál es la principal fuente de ingresos del grupo familiar y si alguno recibe un plan social, si cobró la Ayuda Escolar Anual o si recibe la Asignación Universal por Hijo. Pero también hace algunas consideraciones valorativas que podrían generar polémica.

La encuesta va más allá e indaga cuestiones de carácter privado, como si en los últimos doce meses tuvo que buscar fuentes de financiamiento adicional para cubrir los gastos educativos. En otro punto, se le pide que describa las razones por las que eligió esa institución para su hijo. “Considerando su situación actual, mencione los principales por los cuales eligió un colegio de gestión privada para la educación de su hijo”. Y también pregunta: “¿Frente a la imposibilidad de pagar la escuela de sus hijos, qué opciones consideraría?”.

Entre otro tramo, se indaga si quien solicita el voucher se “reconoce afrodescendiente o si tiene ascendencia africana, si se reconoce descendiente o pertenece a algún pueblo originario o si es descendiente o perteneciente al pueblo gitano o ROM”.

Al ingresar al sitio hay que presionar el botón que dice “Registrar menor/es a cargo”. Una vez que se registra como nuevo usuario, se deberá completar la información solicitada en los formularios que aparecen en cuatro pestañas, incluyendo la encuesta. Si en algún punto, la página colapsa y arroja la leyenda de “Error”, habrá que armarse de paciencia y volver a cargar toda la información hasta lograrlo. No será sencillo y los más perseverantes lo conseguirán: de hecho, de los más de seis millones de intentos que se realizaron hoy (a razón de 7000 usuarios por minuto) apenas 12.000 lograron completar el trámite.