Congresistas de Florida piden que Biden otorgue protecciones migratorias a nicaragüenses

·4  min de lectura

Un grupo bipartidista de miembros del Congreso de la Florida pidió el viernes a la administración de Biden que “redesigne y extienda” el Estatus de Protección Temporal, o TPS, una protección humanitaria que protege a las personas de la deportación, a los nicaragüenses elegibles que ya residen en los Estados Unidos.

“Le instamos encarecidamente... a proteger a decenas de miles de hombres, mujeres y niños nicaragüenses que correrían un gran riesgo para su seguridad si regresan a Nicaragua en este momento”, dijo una carta de los representantes al presidente Joe Biden y al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Citaron la represión violenta de la oposición política del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en los últimos años y las precarias circunstancias sociales, políticas y económicas de Nicaragua.

“El efecto combinado de la opresión sociopolítica del régimen de Ortega, la respuesta fallida a la pandemia de COVID y los huracanes consecutivos a principios de 2020 paralizaron las oportunidades económicas de la ya segunda nación más pobre del hemisferio occidental”, dice la carta.

El desarrollo se produce días después de que el Departamento de Seguridad Nacional extendiera el TPS de Venezuela otros 18 meses para alrededor de unas 343,000 personas que ya eran elegibles.

El representante Charlie Crist, que se postula para gobernador de la Florida, encabezó la carta. Recientemente visitó Miami para abogar por la redesignación y extensión del TPS para venezolanos y nicaragüenses, reuniéndose con activistas de ambas naciones.

Las representantes del sur de la Florida Frederica Wilson, Sheila Cherfilus-McCormick, Debbie Wasserman Schultz y Maria Elvira Salazar firmaron la carta. Lo mismo hicieron los congresistas del área de Orlando Darren Soto y Stephanie Murphy, así como la legisladora de Tampa Kathy Castor. El mismo grupo había firmado una carta reciente, encabezada por Soto, en la que pedía a Biden y Mayorkas que redesignaran a Venezuela, lo que habría hecho que más personas de la nación sudamericana fueran elegibles para el TPS, y eso no ocurrió.

Estados Unidos ofreció TPS por primera vez a los nicaragüenses después de que el huracán Mitch devastó el país en 1998 y mató a más de 10,000 personas en Centroamérica. En diciembre de 2017, la administración Trump tomó medidas para poner fin al Estatus de Protección Temporal para Nicaragua después de considerar que la protección ya no estaba justificada.

“Las condiciones sociales y económicas afectadas por el huracán Mitch se han estabilizado y las personas pueden realizar sus actividades diarias sin impedimentos directamente relacionados con los daños causados por la tormenta”, decía el aviso de terminación para Nicaragua en ese momento.

Beneficiarios de TPS demandaron al gobierno federal por la decisión. Un tribunal de distrito federal impidió que terminara con las protecciones de TPS para ciudadanos nicaragüenses, sudaneses, salvadoreños y haitianos. Un tribunal de apelaciones dictaminó, pero no implementó, una revocación de la orden judicial, según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Aunque se encuentra en un limbo legal, eso significa que el TPS para los nicaragüenses continuará “siempre y cuando una orden judicial preliminar… siga vigente”, dice la agencia. Sin embargo, advierte que “el DHS puede rescindir la validez de la documentación relacionada con el TPS” si la orden del tribunal entrarara en vigor.

La administración Trump también puso fin al programa TPS de Haití en 2017, una política que también fue impugnada en los tribunales. El gobierno de Biden redesignó a la nación caribeña dos veces el año pasado, primero en mayo y luego en agosto tras el asesinato en julio del expresidente Jovenel Moïse.

Un análisis de documentos públicos del Grupo de Trabajo de Defensa del TPS reveló que, a partir de noviembre de 2018, alrededor de 4,500 nicaragüenses eran beneficiarios del estatus. De ellos, el 45.3% vivía en la Florida, el porcentaje más alto de cualquier estado. Al menos 60,000 nicaragüenses adicionales que ya se encuentran en Estados Unidos se beneficiarían de una redesignación, según la carta de los legisladores federales de la Florida.

“Dada la creciente crisis política, económica y de derechos humanos, le instamos enfáticamente a que redesigne y extienda la designación original de TPS de 1998 y que proteja a decenas de miles de hombres, mujeres y niños nicaragüenses cuya seguridad correría un gran riesgo si no lo hicieran. regresar a Nicaragua en este momento”, concluyó la carta.

FL Delegation Nicaragua TPS Letter by Miami Herald on Scribd

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.