Anuncios

Comité de competencia de la NFL propone penalizar la jugada "hip-drop" y cambiar los despejes

ARCHIVO - Foto del 13 de enero del 2024, patada inicial en un juego de comodín de la postemporada en Houston. (AP Foto/Matt Patterson, Archivo)

El comité de competencia de la NFL propuso una regla para penalizar las llamadas tacleadas “hip-drop” o bloqueos sobre la cintura, así como un cambio radical a las patadas de despeje para añadir más regresos de patada sin comprometer la integridad física de los jugadores.

Las propuestas serán presentadas a los dueños en la próxima reunión de la liga de este mes. Se necesitan 24 de 32 votos para cualquier aprobación.

El comité no propuso ningún cambio a las reglas para limitar el uso de la jugada conocida como “tush push”, la jugada para ayudar al quarterback a escabullirse y que han implementado exitosamente los Eagles de Filadelfia en temporadas recientes. Tampoco propusieron ningún cambio a las reglas para un ‘touchback’ a las defensivas si el equipo ofensivo tiene un balón suelto en la zona de anotación.

También hay una serie de cambios a las reglas que los equipos propusieron y que la liga dio a conocer la semana pasada, incluyendo la de pedir una repetición por penalizaciones en el campo, modificar la regla de la patada corta y que los equipos puedan pedir una tercera repetición si alguna de las dos anteriores fue exitosa, en lugar de que las dos sean exitosas.

El cambio más importante del comité con respecto a las patadas busca que los despejes sean más emocionantes y reducir las colisiones a alta velocidad que han hecho que la jugada sea peligrosa.

El comité propuso una penalización de 15 yardas por una falta en bloqueos sobre la cintura, que es cuando cualquier defensivo atrapa al corredor con ambas manos o lo rodea con los dos brazos y luego gira y deja caer la cadera para atrapar al corredor entre las dos rodillas.

El ejecutivo Jef Miller aseguró que está jugada incrementa el riesgo de lesiones 25 veces más que en una tacleada normal.

Pero la Asociación de Jugadores está en contra de este cambio, asegurando que es difícil de hacerse cumplir.