Anuncios

Columnista que acusó a Trump de haberla agredido sexualmente es interrogada en juicio de NY

La columnista E. Jean Carroll llega al tribunal en la ciudad de Nueva York, el 17 de enero de 2024. (Foto AP/Eduardo Munoz Alvarez)

NUEVA YORK (AP) — Aunque el expresidente Donald Trump ya no estaba presente en el tribunal el jueves, una columnista que lo acusó de haberla agredido sexualmente concluyó su testimonio negando enfáticamente que se hubiera beneficiado de la publicidad que se desató luego de se dieron a conocer sus acusaciones.

Un abogado de Trump que intentó mostrar al jurado que E. Jean Carroll había conseguido la fama, y sino al menos el dinero, que quería tras publicar una autobiografía en la que acusó a Trump de haberla violado en el probador de una tienda departamental en la década de 1990.

A lo que Carroll respondió: “No, mi estatus se redujo. Estoy participando en este juicio para recuperar mi reputación y estatus”.

El testimonio se produjo en el tercer día de un juicio en un tribunal federal de Manhattan que determinará si hay alguna indemnización que Trump deba por los comentarios que hizo sobre Carroll cuando era presidente. Un jurado ya encontró que Trump era culpable de haber abusado sexualmente de Carroll en 1996 y de difamarla en una ronda separada de negaciones que hizo tras su presidencia.

En su último día en el banquillo de los testigos, Carroll dijo que sus acusaciones contra Trump —que se hicieron públicas en 2019 en un artículo publicado en la revista New York Magazine— habían causado un grado inesperado de infamia, junto con amenazas de muerte, en su contra.

Una abogada de Trump, Alina Habba, refutó que los seguidores en redes sociales de Carroll habían aumentado “exponencialmente” desde que se dieron a conocer las acusaciones, añadiendo que había ganado oportunidades profesionales y un estatus social entre las celebridades de izquierda.

“Me han invitado a dos fiestas”, respondió Carroll con sequedad y añadió: “Sí, soy más conocida y soy odiada por muchas más personas”.

Trump, que había asistido a los dos primeros días del juicio, se encontraba en Florida el jueves para asistir al funeral de su suegra.