Anuncios

Clausura parcial y multa económica a Getafe por los insultos racistas a Marcos Acuña

El argentino Marcos Acuña, durante el partido ante Getafe en el que fue objeto de cánticos racistas
El argentino Marcos Acuña, durante el partido ante Getafe en el que fue objeto de cánticos racistas - Créditos: @X ex twitter

La Federación Española de Fútbol condenó a Getafe, de la primera división, a jugar sus tres próximos partidos con su estadio parcialmente cerrado, y a una multa de 27 mil euros. Fue después de los insultos racistas al futbolista argentino Marcos Acuña, de Sevilla, y a su entrenador, Quique Sánchez Flores. Al ex jugador de Ferro y Racing le gritaron “mono”, mientras que al DT lo calificaron de “gitano” .

“Se impone al Getafe CF una sanción de clausura parcial del recinto deportivo por un período de tres partidos y una sanción pecuniaria de 27.000 euros”, dice el comunicado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sobre los insultos racistas del último fin de semana, cuando por la fecha 30 de LALIGA jugaron andaluces y madrileños en el Coliseum Alfonso Pérez. A la vez, la RFEF consideró que hubo “infracciones muy graves”. Además, las autoridades le pidieron al club de la Comunidad de Madrid que “identificara las estructuras de las tribunas, a fin de individualizar la zona del estadio que será cerrada”. De acuerdo con el informe del árbitro, los insultos hacia el jugador argentino habrían provenido de la zona central de las tribunas, justo detrás de donde se ubica el segundo árbitro asistente .

“A tal efecto, en los tres próximos encuentros a disputar por el Getafe CF en sus instalaciones deportivas, se deberá cerrar el acceso al público en dicha zona, que quedará debidamente acotada, no pudiéndose reubicar a los espectadores que, en su caso, pudieran venir ocupando las mismas con carácter habitual”, detalló el comité de disciplina de la RFEF. La zona clausurada tendrá que mostrar además un “mensaje visible de condena a los actos y conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el fútbol y apoyo al juego limpio” .

Así, Getafe jugará con la capacidad de su estadio reducida durante los partidos ante Real Sociedad, Athletic Club de Bilbao y Atlético de Madrid. El recinto deportivo puede albergar a 16.500 espectadores como máximo. Antes de la decisión de la RFEF, LALIGA había mandado una denuncia a la federación en la que se detallaban los cánticos. Los hechos se sucedieron en el minuto 23 del segundo tiempo: “Algún hincha local se dirigió al jugador visitante diciéndole ‘Acuña, mono’ y ‘Acuña, vienes del mono´” . El director del partido denunció otro incidente, un minutos después. El hecho involucraba a Sánchez Flores, el entrenador del conjunto andaluz. Según consta en la denuncia, alguien le dijo “gitano”.

El Getafe hizo su descargo una vez conocida la decisión de la RFEF. Calificó a la medida como “desproporcionada”. Y criticó a las autoridades “por carecer de responsabilidad disciplinaria”. Además, el club madriñeño recordó que “cumplió con todas las obligaciones que le son exigibles”. La entidad agrega: “La sanción no es equitativa en comparación a otros antecedentes previos y no está ajustada a Derecho, por lo que se interpondrán los recursos correspondientes contra la referida resolución en defensa de los legítimos intereses de esta entidad”.

Getafe continúa: “En todo momento, actuó dando cumplimiento a sus obligaciones legales activando el protocolo de actuación en estos casos, que fue anunciado por megafonía y que funcionó correctamente, no volviéndose a producir los presuntos insultos en ninguna ocasión más en el encuentro, tal y como recoge el acta arbitral”. Además, Getafe explicitó su “condena a cualquier tipo de acto, manifestación o cántico que incite a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte”. “Animamos a toda aquella persona que detecte o sea testigo de este tipo de conductas censurables y que no tienen cabida en ningún aspecto de nuestra vida , no dude en denunciarlas y ponerlas en conocimiento de las autoridades correspondientes”.

“Si hay un cántico, el partido tiene que pararse”

Djené Dakonam, defensor del Getafe, sentó postura sobre el insulto que recibió Acuña desde una platea del Coliseum y dejó claro que si en su estadio hay “un cántico despectivo, se tiene que parar el partido”, como sucedió. “El árbitro nos ha dicho que había un cántico, pero yo no escuché nada. Si hay un cántico aquí, el partido tiene que pararse porque esto no puede ser ”, amplió a la señal DAZN.

Ya en su vestuario, el árbitro explicó: “Se produjeron insultos racistas sobre el jugador con la camiseta 19 del equipo visitante, con palabras como ‘Acuña, mono’ y ‘Acuña, vienes del mono’, desde aficionados situados en la zona central del campo detrás de la posición de mi árbitro asistente número 2″. Eso fue, justamente, lo que el réferi asentó en su informe, que dio pie a la sanción recibida este miércoles por el Getafe .

Tras el partido, Sergio Ramos lamentó que estas situaciones se sigan produciendo. “Venimos reclamando respeto dentro del mundo del fútbol, que la gente no venga aquí, a un estadio de fútbol, a liberarse y a decir tonterías, a insultar a los jugadores. El línea escuchó un insulto a Acuña y se lo hizo saber al árbitro”, manifestó. “Yo creo que hay que acabar con este tipo de gente, señalarla, que la gente lo vea y que se le prohíba la entrada a los estadios para ir limpiando la imagen del fútbol, que debe de ser un deporte maravilloso para unir, no para separar ”, finalizó el defensor central.

Con información de la agencia DPA.