Científico se disculpa por “nueva foto de estrella” que resulta ser una rebanada de chorizo

·2  min de lectura

Un científico de renombre mundial se vio obligado a pedir disculpas después de que compartiera lo que, según él, era una impresionante foto de una estrella, y que resultó ser una rebanada de chorizo.

Étienne Klein, célebre físico francés, compartió una imagen de lo que, según él, era Próxima Centauri, la estrella más cercana a la Tierra. Dijo que el telescopio espacial James Webb, del cual se han revelado en las últimas semanas varias imágenes impresionantes, había capturado la imagen de la estrella.

“Este nivel de detalle...”, escribió. “Un nuevo mundo se revela día tras día”.

A primera vista, la imagen parecía legítima, pues muestra los colores rojo intenso y blanco arremolinado de una estrella. Sin embargo, si se observaba con más detenimiento, la imagen era algo más realista: una rebanada de chorizo sobre un fondo negro.

Una hora después de compartir el tuit, el Dr. Klein aclaró que fue una broma. Bromeó diciendo que, cuando la gente tiene hambre, se deja llevar por sus prejuicios cognitivos, y habría que tener consciencia de eso.

“Según la cosmología contemporánea, ningún objeto de la charcutería española existe en otro lugar que no sea la Tierra”, continuó.

Luego, horas después del post original, dijo que tenía que responder a los comentarios que parecían sugerir que él mismo se había equivocado. Comentó que la imagen había sido una “forma de diversión” y volvió a recordar a sus seguidores que debían desconfiar tanto de los argumentos de autoridad como del carácter convincente de tales imágenes.

Aun así, muchos de los seguidores del Dr. Klein parecían creer que había sido irresponsable al intentar engañar a la gente. Uno señaló que era importante poder confiar en los científicos, precisamente para evitar ser manipulados por historias falsas, y que mucha gente habrá visto su post original, pero no las aclaraciones posteriores.

Al parecer, varios otros usuarios de Twitter ya habían hecho el mismo chiste, antes de que el Dr. Klein lo publicara, y otros usuarios reprendieron al científico por no dar crédito a la broma original.

Unos días después, el Dr. Klein seguía disculpándose por lo que había hecho. Decía que quería pedir disculpas a todos los que se habían escandalizado por el engaño, y confesaba que su broma no era original.

Volvió a insistir en que, al publicar la foto, solo pretendía que la gente tuviera cuidado con las imágenes espectaculares que carecen de contexto.

El Dr. Klein también tuiteó una copia de la lejana galaxia Cartwheel, que esta vez subrayó que era real.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.