Castillo pide una máxima sanción para el policía que allanó la sede presidencial

·2  min de lectura

Lima, 25 ago (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, solicitó este jueves el pase a retiro del coronel de la Policía Harvey Colchado como sanción por haber participado en un allanamiento al Palacio de Gobierno para detener a su cuñada Yenifer Paredes, según una solicitud presentada por su abogado Eduardo Pachas a la Policía Nacional.

El oficio dirigido al Inspector General de la Policía pide un proceso sancionador contra Colchado, jefe del equipo especial de la Policía designado para apoyar las investigaciones de la Fiscalía de la Nación para casos de corrupción en las altas esferas de poder, según confirmó Pachas en declaraciones a los medios.

Precisamente, el nombramiento de Colchado en ese equipo especial provocó el despido del exministro del Interior Mariano González, quien acusó a Castillo de pretender obstaculizar la búsqueda de los implicados en la investigación sobre una presunta organización criminal en el Ejecutivo peruano.

Pachas también presentó una queja contra el fiscal Hans Aguirre, que realizó el allanamiento en el Palacio de Gobierno, y el juez Raúl Justiniano Romero, que ordenó esa medida, por presuntamente vulnerar la inmunidad presidencial al ingresar en la residencia y las habitaciones del mandatario en búsqueda de Yenifer Paredes, a quien la pareja presidencial crió como una hija.

El abogado de Castillo subrayó que en el Palacio de Gobierno hay material y documentos clasificados como secreto y seguridad del Estado, que no pueden estar expuestos a un allanamiento como el ejecutado.

Castillo está investigado por la Fiscalía de la Nación como presunto líder de una organización criminal, dedicada a adjudicar obras de infraestructura a cambio de dinero. Su cuñada Yenifer Paredes es una de las supuestas coordinadoras de esa organización y se entregó a la Justicia un día después del allanamiento en el Palacio de Gobierno.

Según la Fiscalía, Paredes estaba en la sede del Ejecutivo cuando los policías llegaron a cumplir con su detención, pero no lograron ubicarla en ese lugar, pues Castillo retrasó el operativo al exigir que sus abogados estén presentes, dado que el mandatario se encontraba en un viaje de trabajo fuera de Lima.

(c) Agencia EFE