Canadá busca a dos sospechosos de un ataque con 10 muertos

·2  min de lectura
CANADÁ-APUÑALAMIENTOS (AP)
CANADÁ-APUÑALAMIENTOS (AP)

La policía canadiense buscaba el lunes en la amplia provincia de Saskatchewan a dos sospechosos que se cree mataron a puñaladas a 10 personas en una comunidad indígena y una población cercana, en uno de los peores asesinatos masivos en la historia del país.

Los sospechosos también hirieron a 15 personas en una serie de ataques con arma blanca, que llevó a la Nación Cree James Smith a declarar el estado de emergencia y conmocionó a los habitantes del cercano pueblo de Weldon.

“Nadie en este pueblo va a volver a dormir. Definitivamente estarán aterrados de abrir la puerta”, dijo Ruby Works, allegada de una de las víctimas y residente en Weldon.

La policía dijo que un vehículo en el que supuestamente viajaban los dos sospechosos había sido avistado en Regina, unos 335 kilómetros (208 millas) al sur de donde ocurrieron los ataques.

Evan Bray, jefe de policía de Regina, dijo el domingo por la noche que aún creían que los sospechosos estaban en la ciudad.

“Si usted está en el área de Regina, tome precauciones y sopese no salir del lugar en que se encuentra. No salga de un lugar seguro. No se acerque a personas sospechosas. No dé aventones. Reporte a personas sospechosas, emergencias o información al teléfono 911. No dé a conocer dónde se encuentra la policía”, señaló la Policía Montada en un tuit.

La policía identificó a los sospechosos como Damien Sanderson, de 31 años, y Myles Sanderson, de 30 años.

“Lo que ha ocurrido hoy en nuestra provincia es horrendo”, declaró Rhonda Blackmore, comisaria adjunta de la Real Policía Montada (RCMP, por sus siglas en inglés) en Saskatchewan. Se habían encontrado víctimas en 13 escenas de crimen, señaló.

Algunas de las víctimas parecían haber sido objetivos deliberados, mientras que otras fueron otras agredidas al azar, añadió.

Blackmore no pudo concretar un motivo, aunque el jefe de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas emitió un comunicado aludiendo a una posible relación con las drogas.

“Esta es la destrucción que enfrentamos cuando las drogas ilegales dañinas invaden nuestras comunidades, y exigimos que todas las autoridades sigan el ejemplo de los Jefes de los Consejos y sus miembros para crear comunidades más seguras y más sanas para nuestra gente”, dijo el jefe Bobby Cameron, de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas.