No tenía ni para el bus y hoy factura millones. Así triunfó empresaria dominicana en Miami

·5  min de lectura

Gigi Núñez se vio un día en una parada de autobús en Miami sin dinero para pagar el pasaje hasta Kendall. Trabajaba 10 horas diarias e iba al hospital antes de empezar su jornada a ver a su bebé prematuro, que estuvo tres meses en una unidad de cuidados intensivos.

La empresaria dominicana pasó de ganar menos de $40,000 a facturar más de siete cifras con su compañía de limpieza de escombros y desechos en lugares afectados por desastres, Money Team Group LLC, en la que comparte la dirección con su esposo, Angelo Torres.

También tiene inversiones en bienes raíces y una compañía de préstamos para situaciones de urgencia como una enfermedad, en República Dominicana, donde no es fácil obtener este tipo de ayuda rápido.

“No me gusta hablar de millones pero cerramos el año pasado superbien”, dice, indicando que en el 2020, cuando muchos negocios estaban estancados por la pandemia, su compañía de limpieza pudo dar trabajo a 550 personas.

Atrás quedaron los tiempos en que tumbaban paredes y soñaban con cambiar sus vidas. Antes de lanzarse como empresario, Angelo, nacido en Colombia, había tenido los peores trabajos, los que le tocan a un inmigrante indocumentado. Gigi también pasó por malos momentos, como a los 18 años cuando cayó en una profunda depresión que la llevó a pesar 270 libras.

“La comida fue mi comfort, solo comía McDonalds y pizzas”, cuenta Núñez, que se inspiró para el cambio en un video que le mostraron de su bebé, que nació pesando una libra y media y hacía esfuerzos por moverse en la cunita y luchaba por su vida.

La empresaria dominicana radicada en Miami Gigi Núñez comparte su historia de éxito. Después de estudiar medicina cuatro años dio un giro a su vida y creó una compañía de limpiar escombros y basura en lugares afectados por desastres naturales. Hoy factura millones y quiere ayudar a otras mujeres a lanzar su negocio.
La empresaria dominicana radicada en Miami Gigi Núñez comparte su historia de éxito. Después de estudiar medicina cuatro años dio un giro a su vida y creó una compañía de limpiar escombros y basura en lugares afectados por desastres naturales. Hoy factura millones y quiere ayudar a otras mujeres a lanzar su negocio.

Ayuda a mujeres emprendedoras

En la actualidad su hijo, de cinco años, es un niño fuerte y Núñez está en forma después de superar el miedo a la anestesia, hacerse la cirugía bariátrica y sobre todo mantener un estilo de vida saludable para cuidar de sus empresas y de su familia.

“La mejor forma de animar a una persona es con el ejemplo”, comenta Núñez, que creó la plataforma Mom emprendora exitosa para ayudar a las mujeres y madres a iniciarse y crecer en el mundo empresarial.

Su objetivo es ofrecer talleres online, encuentros en persona y al mismo tiempo celebrar los logros de otras mujeres, como un evento que tuvo lugar en el hotel SLS Lux Brickell en el que compartieron sus experiencias profesionales la consultora de imagen y coach de transformación María Jacobo, autora del libro Vestidas de gloria, y la vicepresidenta/ productora ejecutiva de Primer Impacto, de TelevisaUnivision, Yuri Cordero, que lanzó esa noche su libro La virtud del proceso.

Hondureña triunfa en industria estable y con buen salario para la mujer en Miami

“Las mujeres lo tenemos más difícil”, reconoció Núñez a el Nuevo Herald sobre los roles que se espera que cumplan: profesional, mamá y ama de casa.

“Me preguntaban: ¿quién te cuida el niño? Y mi respuesta era: pregúntale a mi esposo quién le cuida el niño”, añadió.

“Lo más difícil es que alguien crea en ti cuando no tienes nada”, apunta Núñez. “No escuches las voces negativas a tu alrededor”.

A las emprendedoras les cuesta mucho encontrar el financiamiento, y ese es uno de los objetivos que se propone Mom emprendora exitosa para guiarlas en el proceso.

Consejos para comenzar un negocio en EEUU

Núñez tuvo que ir soltando miedos y obstáculos para convertirse en la empresaria que es hoy. Después de estudiar cuatro años de la carrera de Medicina, la dejó porque no era su vocación. La había elegido tratando de complacer a su papá, que estudió tres carreras y tiene en alta estima la educación.

“Sentí que era la vergüenza de mi familia, pero ahora te digo que fue la mejor decisión que tomé”, dice, reconociendo que probablemente hubiera sido una buena doctora porque “soy muy competitiva, pero no hubiera sido feliz”.

Pionera de Facebook, dejó Silicon Valley por Miami y construyó una compañía millonaria

Núñez considera que tiene una visión simple de la vida: “Estamos aquí de paso y cada minuto que te pasas amargado, con rencores, es tiempo que pierdes”.

Al mismo tiempo está agradecida por el apoyo de su familia, y en especial de su padre. “Tengo 35 años y me siento como de 20, habló todos los días con mi papá y le tengo el mismo respeto que cuando tenía 12 años”, reconoce.

Autora del e-book, Decálogo de la mom emprendedora, la empresaria enfatiza que es importante quitarse el miedo a fracasar.

Parte para ello de su experiencia: “Cuando tocas fondo, tienes dos opciones, o te sumerges hasta morir o decides apoyarte en tus miserias para ser grande”, escribe en el libro, que explica los puntos de manera detallada.

“La claridad del propósito es el eje del éxito”, reza su segundo consejo, y ella recuerda que hace poco encontró la lista de metas que escribió cuando inició su empresa de limpieza especializada y seis meses después ya las había cumplido.

Aunque la fundó en Miami fue en Ohio donde primero le abrieron las puertas en grande. Un tornado destruyó la ciudad de Dayton y hacia allá fueron a trabajar. Dos años permanecieron en esa tierra en la que encontraron una gran solidaridad. Las personas habían perdido sus casas, estaban viviendo en hoteles, y sin embargo, venían a preocuparse por nosotros, dijo Núñez.

Después comenzaron a llegarles los referidos y trabajaron en Kansas City, Kentucky, Carolina del Norte y en México, en una planta de Nestlé donde ocurrió una explosión.

Uno de los puntos fundamentales del éxito como empresarios es “respetar el trabajo del otro”, recalca la empresaria.

Estas ‘jefas latinas’ saben de carnes. Su negocio en Miami crece con ayuda de PepsiCo

“El contador debe ser el primer empleado que contrates”, continúa el decálogo de Núñez, quien también enfatiza que es importante no cambiar el estilo de vida cuando comienzas a ganar dinero.

“Nada más facturar una cifra importante, muchas personas toman decisiones serias sobre su estilo de vida. Bienvenido sea el progreso, pero con orden y medida”, dice la empresaria, que considera que es fundamental invertir en la compañía y hacer partícipe del éxito a los empleados con estímulo monetario.

Hacer negocios en pareja es otro aspecto sobre el que puede opinar. “Todas las grandes ideas que hemos tenido han surgido sentados en la cama conversando. Si uno tiene una idea, el otro lo sigue”, dice.

Gigi Núñez aconseja escribir las metas del negocio, contratar a un contador desde el principio e invertir una parte del dinero ganado en la compañía, sin cambiar el estilo de vida a la opulencia.
Gigi Núñez aconseja escribir las metas del negocio, contratar a un contador desde el principio e invertir una parte del dinero ganado en la compañía, sin cambiar el estilo de vida a la opulencia.

La empresaria reconoce que a ratos se preguntaba si hubiera conseguido lo mismo sola.

“Quizás sí, pero así ha sido más divertido. Los dos tenemos la misma visión, la misma meta, los mismos valores. Eso se alinea y el éxito viene solo”, concluye.

Para contactar a Gigi Núñez: www.iamgiginunez.com y @gigi_nunez en Instagram.

Si conoce a una persona cuya historia de superación personal y profesional pudiera ser reflejada en esta serie de perfiles de el Nuevo Herald, se puede comunicar a smoreno@elnuevoherald.com o gguerra@miamiherald.com.