Mujeres desnudas salpicadas con leche, la polémica campaña que no le pega a Coca-Cola

Blog de Noticias

Coca-Cola es seguramente la compañía que más éxitos publicitarios ha cosechado, gracias a la originalidad de sus anuncios y a que cuidan todos los detalles. Esto les ha permitido apropiarse brillantemente del territorio de la felicidad, consiguiendo un vínculo con los espectadores al alcance de muy pocas marcas en el mundo.

[TE PUEDE INTERESAR: Los anuncios más escandalosos del 2014]


Por todo esto resulta difícil de creer el lío en el que se han metido con su última campaña, que está siendo acusada de sexista. Y con razón. ¿Quién podría imaginar que la multinacional iba a recurrir a mujeres desnudas bañadas en leche para ilustrar sus gráficas?

La campaña corresponde a su nueva línea de productos, una leche premium llamada Fairlife con la que esperan revolucionar el mercado de los lácteos. En las piezas se ve a varias modelos sin ropa, cubiertas únicamente por el blanco líquido que forma la imagen de un vestido al chocar contra su cuerpo.

Si estas imágenes no son de por sí controvertidas, la marca lo remata con unos eslóganes claramente pensados para generar polémica. Por ejemplo, “Bebe lo que ella lleva puesto”.

Curiosamente estas escenas no son originales de Coca-Cola, sino que están extraídas de un calendario sobre pin ups realizado por el fotógrafo Jaroslav Wieczorkiewicz en 2013. Es decir, que no sólo les están criticando por sexistas sino también por haber reutilizado material.

Está claro que esta polémica no ha pillado por sorpresa a Coca-Cola, ya que no es precisamente una compañía que improvise sus campañas sin pensar en cómo serán recibidas. Lo que sorprende es que recurran a esta técnica tan manida, más habitual de marcas con pocos recursos que se dan a conocer a golpe de escándalo.






Un 2014 plagado de acciones fieles a su estilo

El enfoque elegido por Coca-Cola para promocionar Fairlife contrasta con las muchas acciones que han llevado a cabo este año y que sí responden a lo que nos tienen habituados.


Cabinas de teléfono que funcionan con tapones para que trabajadores expatriados puedan hablar con sus familias, máquinas expendedoras invisibles para San Valentín o arcoiris artificiales, son algunos ejemplos de las sorpresas que han presentado en 2014.


Historia original: Yahoo España