Biden mantiene límite para recibir 15.000 refugiados en EEUU, en lugar de subirlo: funcionario

Steve Holland y Mica Rosenberg
·2  min de lectura
Foto de archivo de una mujer con su hijo durmiendo en el piso tras cruzar el Rio Grande desde México a EEUU en La Joya, Texas

Por Steve Holland y Mica Rosenberg

WASHINGTON, 16 abr (Reuters) - El presidente Joe Biden firmó el viernes una orden que mantiene el límite de refugiados que recibirá Estados Unidos en un nivel históricamente bajo de 15.000, dijo un funcionario del Gobierno, con lo que desecha un plan que consideraba elevarlo a 62.500.

La decisión fue un golpe para los defensores de los refugiados que querían que Biden revirtiera rápidamente las políticas de su predecesor republicano, Donald Trump, que había establecido el tope de 15.000 como una forma de limitar la inmigración.

Hace dos meses, Biden había considerado la posibilidad de aumentar el tope a 62.500 y, a primera hora del viernes, un grupo de legisladores demócratas insistió en sus llamados para que actúe.

La decisión de Biden de retrasar la revisión del límite de refugiados parece estar vinculada a la preocupación por la percepción que provocaría admitir más en medio de la creciente presión migratoria en la frontera con México, y a no querer parecer "demasiado abierto" o "blando", dijo a Reuters otro funcionario con conocimiento del asunto.

En virtud de una determinación presidencial de emergencia firmada por Biden, Estados Unidos ofrecerá el estatus de refugiado a una grupo más diverso de lo que había permitido Trump, dijo el funcionario de alto rango, quien habló bajo condición de anonimato.

La fuente sostuvo que Estados Unidos usaría los 15.000 cupos bajo la orden de Biden y que los funcionarios estaban preparados para consultar con el Congreso en caso de que hubiera necesidad de aumentar el número de admisiones para hacer frente a emergencias imprevistas.

Los defensores de los refugiados se mostraron decepcionados por la noticia, diciendo que era injustificada dado que hay 35.000 refugiados que ya han sido examinados por seguridad y autorizados a entrar en Estados Unidos y que hay 100.000 en diversas fases de tramitación.

El Comité Internacional de Rescate calificó la decisión en un comunicado como "un retroceso preocupante e injustificado" de la promesa anterior de Biden, y dijo que al ritmo actual de admisiones el gobierno está en camino de reasentar el menor número de refugiados de cualquier presidente en la historia de Estados Unidos.

"Este es un momento de necesidad global sin precedentes, y Estados Unidos está lejos de volver a su papel histórico de refugio para los perseguidos y más vulnerables del mundo", dijo David Miliband, presidente y director ejecutivo de la organización con sede en Nueva York.

Según el nuevo plan de Biden, las 15.000 plazas se asignarían de la siguiente manera: 7.000 para África, 1.000 para Asia Oriental, 1.500 para Europa y Asia Central, 3.000 para América Latina y el Caribe, 1.500 de Oriente Medio y Asia Meridional, y 1.000 para una reserva no asignada.

(Reporte adicional Ted Hesson; Editado en español por Javier López de Lérida)