La abuela viral por gestar a su nieta ha dado a luz

M. J. Arias
·3  min de lectura

Briar Juliette Lockwood llegó al mundo el pasado 2 de noviembre en Estados Unidos. Pesó al nacer 3,2 kilos y su estado es bueno. La historia de su nacimiento sería como la de cualquier otro bebé de no ser porque a ella la gestó su abuela materna, como informa la cadena CNN. Su madre, Breanna Lockwood, ha estado durante meses documentando el embarazo para concienciar sobre la dificultad de algunas parejas que quieren ser padres y no pueden.

A sus 29 años, Breanna soñaba con convertirse en madre. Lo había intentado por todos los medios. Pero, tras dos abortos espontáneos, cuatro transferencias embrionarias y un embarazo ectópico, su deseo parecía inalcanzable. Hasta que su madre y la ciencia se cruzaron en su camino dándole una oportunidad.

Julie Loving se ofreció a ayudar a su hija y su pareja y en junio de este año su historia se viralizó. Tenía 51 años e iba a gestar a su propia nieta. Un caso poco usual que acaparó la atención de los medios de todo el mundo. “Mi madre es corredora de maratones y triatleta. Parece que fuera mi hermana. Está en buena forma y tiene mejor salud que cuando me dio a luz a los 20 años”, decía entonces su hija de ella.

La edad máxima establecida para someterse a un proceso de IVF es de 45 años. Una edad que Loving superaba con creces. Sin embargo, las pruebas médicas decían que su condición era buena, que podía hacerse con seguridad para ambas, tanto para ella como para el bebé.

“Normalmente una portadora gestacional debe tener menos de 40 años, pero en la medicina hay que mirar cada caso de manera personalizada”, dijo entonces el doctor Brian Kaplan, del Centro de Fertilidad de Illinois (Estados Unidos), en una entrevista a la NBC.

El embarazo se produjo y las semanas se sucedieron. Durante estos meses de espera, Breanna ha ido documentando el embarazo de su madre a través de un perfil de Instagram que se ha convertido en una suerte de diario fotográfico de todo el proceso (@ivf.surrogacy.diary).

Fue por es mismo canal por el que comunicó al mundo el nacimiento de la pequeña Briar. “Mi madre fue una estrella de rock absoluta a través de un parto difícil”, escribió en uno de los posts.

Ahora, con su hija en brazos, celebrando cada día y compartiendo fotos de ella como antes hacía de la barriga creciente de la orgullos abuela, esta madre primeriza asegura que entiende aún más lo que su propia madre ha hecho por ella.

“Los sacrificios que hizo para traer esta pequeña porción de cielo a nuestro mundo me quitan el aliento. Sosteniendo a mi hija en mis brazos, mi corazón está a punto de estallar. La sensación de cómo haría absolutamente cualquier cosa que sea necesaria por esta niña se irradia a través de mí cuando la miro y reflexiono sobre lo que mi madre hizo por mí”, ha publicado.

EN VÍDEO | La técnica sorprendente de un bebé que trata de mantenerse a flote en una piscina bajo la atenta mirada de su instructora de natación