Balacera en la Ciudad de México revela expansión criminal de los hijos de “El Chapo”

·4  min de lectura

El recién pasado martes, se registró un enfrentamiento entre una banda de la delincuencia organizada vinculada al Cártel de Sinaloa y elementos de la SSCCDMX (Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México). La balacera ocurrió en el kilómetro 28,5 de la carretera federal México-Cuernavaca, en la localidad de San Miguel Topilejo, en la alcaldía Tlalpan.

De acuerdo con autoridades de la CDMX (Ciudad de México), tras el encuentro armado, se logró la detención de 14 personas, presuntamente vinculadas a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien también es conocido bajo los motes de “El Ratón” o “El Gato Negro”.

En el operativo, según el secretario de Seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch, se desplegaron 150 policías de la SSCCDMX, elementos de la Guardia Nacional y del Ejército; así como helicópteros y camiones blindados. Según Harfuch, se dispuso todo un operativo para desarticular a esta célula de “Los Chapitos”, la escisión del Cártel de Sinaloa que lideran Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio y Joaquín Guzmán López.

En una conferencia de prensa, el secretario Harfuch agregó que los oficiales de policía recibieron agresiones con armas de fuego mientras circulaban por la carretera México-Cuernavaca. “Al finalizar el enfrentamiento, se reportó un saldo de cuatro oficiales heridos, uno de ellos de gravedad”, agregó el funcionario público.

Y matizó: “Se aseguraron 10 armas largas, entre ellas, un fusil Barrett calibre .50 milímetros; una ametralladora 762x51, 12 granadas calibre .40 milímetros; más de 70 cargadores, cartuchos útiles, chalecos antibalas, así como droga y tres armas cortas”.

Los reportes policiacos también revelaron que, durante el operativo policial, se liberó a cuatro personas que estaban retenidas en dicha casa de seguridad. Uno de los sujetos estuvo privado de su libertad durante 20 días, por lo que las autoridades no descartaron que pueda tratarse de un integrante de un grupo rival del crimen organizado.

La herencia de “El Chapo” en la CDMX

En un mensaje a medios de comunicación celebrado el pasado martes, el secretario Harfuch informó que, de acuerdo a las entrevistas que sostuvieron con los presuntos delincuentes capturados, “estos no son de la CDMX, algunos de ellos son del estado de Sinaloa, lo que quiere decir que vienen de ese grupo”, dijo refiriéndose al cártel liderado en mayor medida por Ismael Zambada García, alias “El Mayo”; y los hijos de ”El Chapo” Guzmán.

Los presuntos miembros del Cártel de Sinaloa portaban algunas placas –al estilo de los agentes policiales de México– con las imágenes de “El Chapo” Guzmán y la de un ratón, que hace referencia al apodo de Ovidio Guzmán López. Los mismos distintivos tenían grabadas las letras “C.D.S.” (Cártel de Sinaloa) y “J.G.L.” (Joaquín Guzmán Loera).

Recientemente, en un comunicado de prensa, la SSCCDMX reveló que, al menos cuatro miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa, fueron capturados durante el operativo. “Cada uno está sujeto a una acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas”, acotaron.

En septiembre de 2020, la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) –entonces liderada por Santiago Nieto Castillo– reveló el mapa del narcotráfico en México, en donde claramente se podía apreciar la presencia, en mayor medida, del Cártel de Sinaloa y el CJNG (Cártel Jalisco Nueva Generación).

En el gráfico revelado por la UIF destacaban seis colores en el territorio que comprende la CDMX. Se trataba de la cantidad de cárteles presentes en la capital azteca, entre ellos, el Cártel del Golfo, La Unión Tepito, Guerreros Unidos, La Familia; así como el Cártel de Sinaloa y CJNG. Durante la presentación de este informe, Nieto Castillo reveló que la agrupación liderada por “Los Chapitos” se disputan el control de 15 entidades con el CJNG, entre ellas, la Ciudad de México y el Estado de México.

En meses recientes, el Cártel de Sinaloa se ha reconfigurado en tres grandes bloques que operan de manera independiente, pero en beneficio de la organización; el primero de ellos está liderado por Ismael Zambada García, “El Mayo”, y Rafael Caro Quintero; el segundo por “Los Chapitos”; y el tercero por Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, y su hijo Aureliano Guzmán Araujo, también conocido como “El Guanito”.

Según fuentes al interior del Cártel de Sinaloa, “Los Chapitos” podrían estar siguiendo los pasos que hicieron que su padre, “El Chapo” Guzmán”, cayera en desgracia. A diferencia de “El Mayo” Zambada, los vástagos de Guzmán Loera estarían haciendo alarde de su presencia en otros estados, sus lujos e, inclusive, su gran arsenal; estas acciones estarían en contra de los viejos principios de la organización del Pacífico.

Cabe mencionar que, en diciembre de 2021, el Departamento de Justicia de EE.UU. aumentó la recompensa hasta por cinco millones de dólares a quien proporcione información que conduzca a la captura de Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, así como de Ovidio y Joaquín Guzmán López.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.