Autoridades portuguesas investigan posibles abusos sexuales en la Iglesia

·2  min de lectura

La justicia portuguesa abrió 10 investigaciones sobre posibles agresiones sexuales en la Iglesia a raíz de testimonios de presuntas víctimas recogidos por una comisión independiente, informó el ministerio público.

Los 17 testimonios entregados al ministerio público por esta comisión condujeron a “la apertura de 10 investigaciones” de las cuales “tres fueron archivadas” porque los hechos están “prescritos” o bien por “falta de elementos de prueba”, explicó a la AFP un portavoz del ministerio público, sin precisar fechas de apertura de las investigaciones.

La comisión independiente, que inició sus trabajos en enero, está encargada de investigar las agresiones sexuales en la Iglesia portuguesa. Ya recogió 352 testimonios de presuntas víctimas, según un último balance a principios de julio. En realidad, “el número de víctimas es mayor”, porque los testimonios a menudo hacen referencia a varias víctimas, precisó el jueves por la noche el psiquiatra infantil Pedro Stretch, que dirige esta comisión.

IGLESIA ESTÁ DISPUESTA A PEDIR PERDÓN POR LOS ABUSOS SEXUALES

Don Manuel Clemente, el más alto prelado de la Iglesia portuguesa, declaró en abril pasado que la Iglesia estaba dispuesta a “reconocer los errores del pasado”. Así como a “pedir perdón” a las víctimas de violencias sexuales.

No obstante, el cardenal patriarca de Lisboa refutó estas últimas acusaciones alegando “numerosos errores” en el “relato de este doloroso caso denunciado en 1999”. Recordó que el párroco fue expulsado de su iglesia.

“Lamento todo el sufrimiento que esta situación pueda causar a esta víctima en particular, pero también a todas las demás”, subrayó, pidiendo que nadie tenga “miedo de denunciar” estas situaciones de violencia sexual.

El patriarcado de Lisboa reafirmó el miércoles su “total disponibilidad” para cooperar con las autoridades. Esto tras las revelaciones en los medios de comunicación de un nuevo caso en el que la Iglesia habría optado por mantener en funciones a un sacerdote sospechoso de agresiones sexuales. Los trabajos de la comisión portuguesa, que deben concluir a finales de año, darán lugar a un informe que se remitirá a continuación a la Conferencia Episcopal portuguesa.

Recientemente la Corte Superior de la provincia de Terranova y Labrador, al este de Canadá, autorizó la venta de 42 inmuebles pertenecientes a la arquidiócesis de San Juan de Terranova. Esto con el objetivo de indemnizar con las ganancias a un centenar de víctimas de agresiones físicas y sexuales del orfanato católico Mount Cashel.

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Papa Francisco pide perdón histórico por abusos de la Iglesia contra indígenas de Canadá

En solo un mes, más de 40 clínicas de EUA han dejado de realizar abortos: informe

Penitenciaría del Estado del Este, uno de los sitios más ‘embrujados’ del mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.