Aumenta a 39 % la contención del incendio cerca de Yosemite en California

·2  min de lectura

Washington, 28 jul (EFE).- Los bomberos han extendido la contención del incendio Oak, que arde cerca del Parque Nacional Yosemite en California, al 39 % de su perímetro cuando las llamas han devastado ya 7.752 hectáreas de bosques y pastizales en las laderas de la Sierra Nevada.

El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) informó que el incendio sigue activo pero que el comportamiento de las llamas "fue moderado anoche, con la mayor parte de la actividad en el flanco noreste del incendio".

"Con temperaturas más altas y humedad más baja, los bomberos pueden observar hoy un incremento de las llamas", añadió la agencia.

El incendio Oak, que ha movilizado 3.758 bomberos en el condado Mariposa, se inició el 22 de julio y se aproximó rápidamente en sus primeros días al Parque Nacional Yosemite, amenazando las arboledas de secuoyas gigantes de esa reserva.

Hasta ahora se ha confirmado la destrucción de 116 estructuras residenciales y comerciales a causa de las llamas.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) advirtió que "el calor veraniego sigue afectando regiones en todo Estados Unidos y produce condiciones peligrosas en el Noroeste, la región Sur Central y partes de la costa Atlántica hasta las Carolinas".

El mapa del NWS muestra advertencias de calores excesivos en el centro de Oregon, el sur de Washington y el norte de California.

Más de 870 bomberos asignados al incendio Moose, al suroeste de North Fork en ambos lados del Río Salmon en el condado de Lemhi en Idaho, han logrado contener el 15 % del perímetro cuando las llamas han quemado más de 16.180 hectáreas, según el Servicio Forestal de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Incendios (NIFC) indicó esta mañana que más de 70 incendios de grandes dimensiones actualmente activos han arrasado 1,22 millones de hectáreas de pastizales y bosques en 12 estados, y se ha informado de un nuevo incendio grande en Idaho y otro en Colorado.

"Las prolongadas temperaturas altas cercanas a récords y los materiales combustibles extremadamente secos siguen aumentando el potencial de incendios forestales", añadió la agencia con sede en Boise (Idaho).

El NIFC advirtió que se esperan "condiciones excepcionalmente cálidas y secas en el norte de California, la costa Noroeste sobre el Pacífico y hacia el interior en el norte de las montañas Rocallosas y a lo ancho del norte de la Gran Cuenca".

Según el NIFC, en lo que va del año y hasta el martes los incendios forestales en Estados Unidos habían consumido 2,3 millones de hectáreas, casi el doble de la superficie arrasada el año pasado y tres veces el área quemada en 2020.

En la última década sólo en dos años hubo incendios que quemaron más de dos millones de hectáreas hasta el 26 de julio, con 2,1 millones de hectáreas arrasadas en 2017 y 2,3 millones en 2015. EFE

jab/msc

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.