Arrestan a un hombre por el asesinato de Lillia Valutyte

·3  min de lectura

La policía que investiga el asesinato de Lillia Valutyte, de nueve años, ocurrido en Lincolnshire, Inglaterra, arrestó a un hombre bajo sospecha de asesinato.

La niña, de nacionalidad lituana, murió presuntamente apuñalada en Fountain Lane, Boston, alrededor de las 6:20 pm del jueves.

Después de una solicitud de información, incluida la publicación de imágenes de circuito cerrado, la policía de Lincolnshire arrestó a un hombre de 22 años en el centro de Boston a las 2:45 pm del sábado.

El superintendente jefe Martyn Parker destacó que el arresto se logró después de “una combinación de inteligencia e información proporcionada por varios miembros del público”.

“No estamos buscando a nadie más en relación con este incidente”, dijo.

Un forense cerca de la escena del crimen en Boston (PA Wire)
Un forense cerca de la escena del crimen en Boston (PA Wire)

Agregó: “Todavía alentamos a cualquiera que tenga información a que se comunique con nosotros. Puede hacerlo a través del portal de incidentes mayores.

“Continuará habiendo una importante presencia policial en la ciudad mientras avanza nuestra investigación”.

Aparentemente, Lillia estaba jugando con su hermana menor en la calle, a pocos metros de una oficina donde trabajaba su madre.

Las niñas tenían un aro y un cochecito de juguete fue dejado en el lugar, según residentes locales.

Una persona que vive en el área le dijo a The Telegraph que Lillia estaba jugando en la calle con su hermana menor cuando sucedió el crimen.

“Estoy seguro de que su madre no habría estado muy lejos ya que siempre las vigilaba. Era una chica muy tranquila, y no puedo entenderlo.

“No vi lo que sucedió, pero nos dijeron que [la policía] estaba buscando imágenes de un hombre huyendo”.

Donna Burton, de 57 años, peluquera, que trabaja en un salón con vista a la escena del incidente, vio a Lilia jugando a las escondidas con su hermana pequeña a las 5:50 pm del jueves, unos 30 minutos antes de que la mataran.

“Simplemente estaban jugando, una se estaba escondiendo, jugando a las escondidas, la mayor, y ella apareció, la pequeña la estaba buscando, y estaban realmente felices. Es muy triste”.

Marko Iosif, de nueve años, estaba en la misma clase que Lillia y le dijo a Sky News que ella “siempre era muy entusiasta y estaba siempre feliz”.

Añadió que siempre cuidaba de otras personas.

El padre de Marko, Alin, comentó que la muerte de la joven Lillia era “aterradora”.

Las personas dejaron flores como homenaje cerca del lugar del asesinato (PA)
Las personas dejaron flores como homenaje cerca del lugar del asesinato (PA)

Los padres tenían “miedo de dejar a los niños en la calle ahora”, mencionó.

Un amigo de la familia de Lillia, Jurate Matulioniene, contó que a la niña le encantaba bailar.

“Lillia era un ángel hermoso, era bastante tranquila y le encantaba bailar. La familia solía venir a todos nuestros eventos comunitarios y siempre se quedaban hasta tarde para ayudar a limpiar”, relató.

“Hablé con la madre y le pedí los detalles de su cuenta porque queremos hacer una recaudación de fondos, pero ella no aceptó”.

Paulina Wager, de 34 años, trabajadora de la fábrica que también vive arriba de las tiendas, declaró a The Times que Lillia y su hermana “nunca se quedaban solas”, y agregó que la mamá y el papá siempre estaban cerca de ellas.

Docenas de flores y otros tributos han sido dejados en la esquina de Fountain Lane y Fountain Place para honrar a la niña, mientras que otros se han reunido en una iglesia local para encender velas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.