Amenazaron con secuestrar a la hija de la doctora que le practicó el aborto a la niña de 10 años en Indiana

·3  min de lectura

La doctora de Indiana que practicó un aborto a una niña de 10 años víctima de una violación en Ohio se enfrentó anteriormente a amenazas de que extremistas secuestrarían a su hija, y fue nombrada públicamente por un grupo antiabortista vinculado a Amy Coney Barrett antes de que esta se convirtiera en jueza de la Corte Suprema.

La Dra. Caitlin Bernard testificó el año pasado que dejó de practicar abortos durante el primer trimestre de embarazo en una clínica en South Bend, Indiana, luego de que el FBI alertara a Planned Parenthood sobre la amenaza a su familia.

La Dra. Bernard fue una de los seis médicos nombrados en el sitio web de un grupo extremo contra el aborto Right to Life Michiana en una sección titulada “Amenaza de aborto local”, según The Guardian.

Coney Barrett, quien ayudó a anular Roe vs. Wade en junio, firmó una propaganda de 2006 publicada por el grupo cuando era profesora en Notre Dame, con sede en South Bend.

La propaganda decía que todos los firmantes “se oponen al aborto a libre demanda y defienden el derecho a la vida desde la fecundación hasta la muerte natural”.

La propaganda fue publicada en el periódico The South Bend Tribune por Right to Life del condado de St. Joseph, que se fusionó con Right to Life Michiana.

Durante sus audiencias de confirmación ante la Corte Suprema de EE.UU., Coney Barrett dice que firmó la propaganda al salir de la iglesia y que no recordaba haberlo hecho.

La Dra. Caitlin Bernard, proveedora de servicios de salud reproductiva, habla durante una manifestación por el derecho al aborto el 25 de junio de 2022, en el parlamento de Indiana en Indianápolis (AP)
La Dra. Caitlin Bernard, proveedora de servicios de salud reproductiva, habla durante una manifestación por el derecho al aborto el 25 de junio de 2022, en el parlamento de Indiana en Indianápolis (AP)

Afirmó que la había firmado como ciudadana privada y que era “coherente con los puntos de vista de mi iglesia”.

La Dra. Bernard testificó sobre la amenaza contra su familia durante Whole Woman’s Health vs. Rokita en un tribunal federal de distrito en Indianápolis en junio de 2021.

“Sentí que sería mejor para mí limitar mis viajes y exposición durante ese tiempo”, dijo en la corte.

“Me preocupaba que pudiera haber personas que pudieran reconocerme durante ese viaje, además de que es una clínica muy pequeña sin privacidad para las personas que entran y salen, por lo que la gente podría verme directamente”.

La Dra. Bernard atendió a la niña de 10 años, que estaba embarazada de seis semanas, tres días después de que la Corte Suprema dictara su decisión de anular Roe vs. Wade.

Un hombre de 27 años de Columbus, Ohio, fue acusado de violar a la niña, a pesar de las afirmaciones de algunos medios republicanos y conservadores de que la historia fue inventada.

El fiscal general de Indiana, Todd Rokita, un republicano, ha dicho que investigaría las acciones de la Dra. Bernard, aunque no ha dicho por qué motivos.

“Los informes sobre amenazas contra la familia de la Dra. Bernard en 2020, tristemente, son ciertos”, dijo Kendra Barkoff Lamy, portavoz de la Dra. Bernard, en un comunicado.

“Estas amenazas personales y peligrosas obviamente son devastadoras para ella, una médica certificada por la junta que ha dedicado su vida al mejoramiento de las mujeres y brinda atención reproductiva crucial, incluidos los abortos”.

“Lamentablemente, la Dra. Bernard no es la única, y esto les sucede a médicos como ella que practican abortos en todo el país”.

“El hecho de que la Dra. Bernard siga brindando atención reproductiva crítica, incluso después de haber recibido estas amenazas, demuestra la profundidad de su compasión y compromiso como médica”.

“Está agradecida por el apoyo que ha recibido, pero pide respeto por la privacidad de su familia”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.